La gametogénesis in vitro. Creación de gametos revirtiendo otras células del organismo.

Un problema de actualidad y de gran importancia, es la infertilidad en parejas que están en edad reproductiva. Por ello es importante seguir llevando a cabo avances tecnológicos y científicos sobre las células madre y la reproducción.

Hace casi cuarenta años que nació el primer bebé gracias a la fecundación in vitro (IVF), desarrollada por Patrick Steptoe y Robert Edwards (García, 2017). En la actualidad, gracias a los diversos estudios que se han llevado a cabo, se podrían utilizar células somáticas (no reproductoras) del organismo.

Recientemente, en 2016, científicos japoneses lograron el nacimiento de un ratón a partir de células de la piel de sus progenitores mediante una nueva técnica llamada gametogénesis in vitro (IVG). Dicha técnica permite que las células adultas, como por ejemplo las de la piel, puedan ser reprogramadas hasta el punto de comportarse como células madre embrionarias y pasar a ser células madre pluripotentes inducidas, es decir, células adultas genéticamente reprogramadas para pasar a un estado similar a células madre embrionarias (Kelly Murray, 2017). Esta técnica es novedosa y experimental, y aún no se puede llevar a cabo en los humanos, pero eso no significa que en un futuro no pueda realizarse. Podría ser una solución para aquellas personas en las que la fecundación in vitro no es viable o incluso parejas del mismo sexo o mujeres solteras, llegarían a formar su propia familia, facilitando a su vez la eliminación de defectos genéticos de los gametos. Además, con este avance se dejarían a un lado los problemas que supone la hiperestimulación ovárica empleada en las técnicas de fecundación in vitro.

A pesar de las ventajas que presenta esta tecnología de reproducción asistida, también genera y seguirá generando mucha polémica, y planteando cuestiones éticas tales como la falta de naturalidad, la falta de variabilidad genética que habría entre los bebés, así como la creación “a medida” de los mismos (Suter, 2015). Otro problema que se plantea es qué hacer con los gametos sobrantes al crearse en cantidades excesivas (García, 2017).

Quizás algún día la gametogénesis in vitro pueda realizarse en los seres humanos, pero de momento hasta que sigan avanzado las investigaciones debemos seguir haciéndonos preguntas sobre sus consecuencias y beneficios, para ser capaces de hacer un buen uso de ella estableciendo ciertos límites y de este modo saber afrontar lo mejor posible los nuevos avances.

En la gametogenésis in vitro, los óvulos y espermatozoides se desarrollan en un plato de cultivo en el laboratorio.

 

Referencias:

García, G. (2017). ¿Obtener óvulos o espermatozoides a partir de un pelo?. Muy interesante. Disponible en: http://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/obtener-ovulos-o-espermatozoides-a-partir-de-un-pelo-601487152650 [Último acceso: 28 Mar. 2017].

Murray, K. (2017). ¿Un bebé creado a partir de células de la piel?. CNN. Disponible en: http://cnnespanol.cnn.com/2017/02/13/un-bebe-creado-a-partir-de-celulas-de-la-piel/#more-378891 [Último acceso: 28 Mar. 2017]

Sonia M. Suter. (2015). “In vitro gametogenesis: just another way to have a baby?” Revista: Journal of Law and the Biosciences. Vol. 3 – Issue 1 – p. 87-119.

Autor: Mónica Gómez Vadillo

Estudiante de Biología en la Universidad Rey Juan Carlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s