Describen el impacto humano en la Península Antártica a partir de la presencia de contaminantes emergentes | madrimasd

Investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) advierten de las posibles consecuencias medioambientales.

Origen: Describen el impacto humano en la Península Antártica a partir de la presencia de contaminantes emergentes | madrimasd

“La biodiversidad escondida” – Universidad Rey Juan Carlos

La semana pasada nos reunimos en Aranjuez científicos de diversos campos relacionados con la botánica de las plantas sin flores (criptogámica) que también acoge tradicionalmente a los hongos y los líquenes aunque no sean plantas.

Fue una reunión llena de descubrimientos interesantes ya que por fin se están utilizando técnicas y enfoques punteros para el estudio de organismos que han pasado desapercibidos pero que tienen grandes cosas por enseñarnos. La biodiversidad escondida puede ser la biotecnología o la farmacología del futuro.

Gracias a los organizadores de la URJC y a todos los participantes que hicieron una reunión tan productiva y enriquecedora.

Origen: “La biodiversidad escondida” – Universidad Rey Juan Carlos

Jia Jiang: Lo que aprendí de 100 días de rechazo

Si estás un poco decaído y lo que necesitas es reírte un rato, échale un vistazo a esta charla TED.

Jia Jiang: Lo que aprendí de 100 días de rechazo
https://go.ted.com/CyTH

Enviado desde la aplicación oficial TED para Android.
Google Play: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.ted.android

¡Aviso Noche de San Juan! Tú puedes contribuir a limpiar los mares

Desde Ecotoxsan queremos contribuir a la difusión del siguiente mensaje para evitar la contaminación de nuestro entorno. Los plásticos alteran nuestros ecosistemas, acabando con recursos pesqueros y llegando hasta nuestros estómagos con el pescado y el marisco ¡Todos somos parte del problema y de la solución!

Plásticos mar

Os recordamos que en la noche de San Juan habrá mareas vivas a partir de las 04:30 de la mañana. Los servicios de limpieza no tendrán margen de maniobra ¿Qué significa esto? Que todo lo que no recojamos nosotros, se lo va a llevar el mar.
Pásticos mar!Os pedimos la máxima difusión! Desde aquí también animo a Ayuntamientos y otras autoridades a aprovechar estas celebraciones multitudinarias para lanzar campañas intensivas de concienciación a la población. Simplemente una foto de estas pegada a un contenedor de basura acompañada de una petición despertaría la conciencia de muchos jóvenes ¿Es eso tan caro? Ahorraríamos en servicios de limpieza y en daños ecológicos que no se pueden “limpiar”.

Puedes leer qué consecuencias tienen estos plásticos en nuestras anteriores entradas:


Así que desde aquí os pedimos que compartáis la información, que recojáis y os llevéis VUESTRAS BASURAS  #cuidaelmar

Drew Dudley: Líderes cotidianos

Me gustaría dedicarles este vídeo a todos mis alumnos, y muy especialmente a los que se han embarcado en este proyecto del Blog Ecotoxsan. Vosotros sois líderes cotidianos porque, queráis o no, tenéis influencia en los que os rodean. Pueden ser vuestros amigos o una niña en Almería o Colombia que lee vuestros artículos aquellos sobre los que influis. Cualquier persona es importante. Así que sentiros orgullosos, pero también responsables, de las ideas, conocimientos y valores que transmitís.

Échale un vistazo a esta asombrosa Charla TED:

Drew Dudley: Líderes cotidianos
http://go.ted.com/hj9hLw

Enviado desde la aplicación oficial TED para Android.
Google Play: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.ted.android

Investigadores españoles describen el impacto humano en la Península Antártica a partir de la presencia de contaminantes emergentes

Investigador del equipo tomando muestras en la península Antártica

Este estudio ha sido coordinado por la Dra. Yolanda Valcárcel, Profesora de la Facultad de Ciencias de la Salud y Directora del Grupo de Investigación y Docencia en Toxicología Ambiental y Evaluación de Riesgos (TAyER) de la Universidad Rey Juan Carlos, y por el Dr. Luis Moreno del Instituto Geológico y Minero de España (IGME). El grupo de investigadores participantes ha contado con la participación, entre otros, de la Dra. Miren López de Alda del IDAEA-CSIC y de la Dra. Catalá del Area de Biodiversidad de la ESCET de la Universidad Rey Juan Carlos.
Las dos principales autoras de los artículos publicados, la Dra. Silvia González Alonso y la Dra. Sara Esteban García-Navas, son Doctoras en Epidemiología y Salud Pública por nuestra Universidad, con la máxima distinción. En los trabajos de campo participaron investigadores del Instituto Geológico y Minero de España, la Universidad Autónoma de Madrid y el Instituto Nacional del Agua de Argentina. Éstos se desarrollaron en diversas localizaciones del norte de la Península Antártica, con el objetivo de obtener muestras de aguas dulces para estudiar el impacto humano en esta región, habitualmente considerada al abrigo de la contaminación química. Se muestrearon arroyos, lagunas, drenajes glaciares y vertidos de aguas residuales en diez enclaves seleccionados como especialmente sensibles debido a la presencia de actividad turística, cada vez más incipiente en la Antártida, o el tránsito de investigadores.

 

Población de pingüinos en la península Antártica. Foto tomada por el equipo de investigación

Los resultados de estos trabajos han visto la luz en sendas revistas científicas de gran prestigio. En Environmental Research, (Q1; JCR) se ha publicado el trabajo “Presence of endocrine disruptors in freshwater in the northern Antarctic Peninsula Region”. En este artículo se informa de la presencia de un gran número de sustancias de origen antrópico con capacidad de alterar el sistema hormonal, en cantidades a veces similares a las encontradas en aguas continentales de otras partes del mundo. También se han encontrado retardantes de llama organofosforados y alquilfenoles. Entre los metales pesados destacan las concentraciones de aluminio, metal que interfiere en la acción de diversas hormonas y en los sistemas neurológico y reproductivo, aunque los metales pesados probablemente sean de origen natural. No obstante, las concentraciones detectadas son muy bajas como para producir fenómenos de toxicidad aguda o subaguda.
Por otra parte, en el último trabajo, recién publicado online en la prestigiosa revista Environmental Pollution (D1; JCR) bajo el título “Occurrence of pharmaceuticals, recreational and psychotropic drugs residues in surface water on the northern Antarctic Peninsula region” se muestra la presencia de medicamentos y otras substancias de uso recreativo. De los 46 medicamentos buscados se han encontrado 12, siendo el grupo de anti-inflamatorios y analgésicos (acetaminofeno, diclofenaco e ibuprofeno) los que mayor concentración presentan. Destacan los elevados índices de riesgo ambiental para los ecosistemas estimados en base a estas concentraciones. Entre las sustancias de uso recreativo los niveles de cafeína son los más elevados, seguido por la efedrina, que se usa habitualmente con fines médicos.

 

Paisaje antártico. Fotografía tomada por el equip de investigación

Investigadores españoles describen el impacto humano en la Península Antártica a partir de la presencia de contaminantes emergentes. Parece que estas sustancias llegan a la Antártida a través del vertido de aguas residuales, la incineración de residuos y la generación dispersa de residuos. Es importante resaltar que las especiales condiciones climáticas del continente antártico, con fríos extremos la mayor parte del año, podrían retardar o dificultar los procesos de degradación microbiana y fotodegradación de este tipo de contaminantes, haciendo que la persistencia de los mismos en el medio acuático se vea incrementada y con ello la exposición de la cadena trófica a los mismos. Además, poco se sabe todavía sobre los posibles efectos subletales y toxicidad subcrónica y crónica que este tipo de sustancias podrían tener para los organismos acuáticos de la Antártida. Resulta recomendable continuar investigando sobre la presencia de este tipo de sustancias en el medio antártico, establecer sistemas de vigilancia y muestreo continuado y trabajar en los protocolos de regulación y limitación o prohibición de uso de aquellas sustancias que sean detectadas en mayores concentraciones, o de las cuales se tenga mayor evidencia de toxicidad. También sería necesario profundizar en la sensibilidad toxicológica a estos contaminantes de las especies antárticas para determinar adecuadamente los riesgos. Otra vía de trabajo que debiera potenciarse es la dinámica de degradación de estas substancias en condiciones de frío extremo, tal como se encuentran la mayor parte del año en la Antártida.
Ambas publicaciones pueden ser consultadas en:
http://dx.doi.org/10.1016/j.envres.2016.01.034
http://dx.doi.org/10.1016/j.envpol.2017.05.060