Última esperanza para los rinocerontes

dd
Cría de 3 semanas de rinoceronte negro en la reserva privada de las Cataratas Victoria en Zimbabue. Fuente: Brent Stirton para National Geographic. Recuperado de: http://bit.ly/2rAAqa4

El rinoceronte es un mamífero cuyo nombre deriva del griego rhino (nariz) y kera (cuerno). Su cuerno se ha convertido en un codiciado tesoro en el mercado negro asiático debido al falso mito acerca de sus propiedades medicinales. La composición del cuerno es la misma que la de tus uñas o pelo: queratina, sustancia que carece de cualquiera de las propiedades que se le atribuyen.

Este mito ha provocado que, aunque el uso del cuerno haya sido prohibido en China y Yemen, los furtivos se ceben con las poblaciones de rinocerontes para vender los cuernos que se pagan más caros que el oro. Acaban con la vida de estos animales y sus crías, cortándoles el cuerno en cuestión de minutos. Abandonan el cadáver, que luego es encontrado por los guardas que los protegen. Una estampa desoladora que se repite día tras día.

Las imágenes de los animales recién descornados son demoledoras. (AVISO: ESTE CONTENIDO PUEDE HERIR LA SENSIBILIDAD DEL ESPECTADOR. Puedes ver las imágenes aquí: http://bit.ly/2sSmINi)

Hay 5 especies de rinocerontes: blanco, negro, de Java, indio y de Sumatra.

El rinoceronte blanco se ha recuperado en los últimos años pero algunas de sus subespecies se encuentran en grave peligro. La subespecie de rinoceronte blanco del norte cuenta con tan solo 3 especímenes vivos en la reserva keniata de Ol Pejeta (un macho y dos hembras), estando por lo tanto en peligro crítico de extinción. Sudán es el único macho existente. Es un rinoceronte de edad avanzada, 43 años, que equivale a unos 90 años humanos. Vive con dos hembras Najin y Fatu (hija de ambos). Sudán no produce suficiente esperma y le cuesta montar a las hembras por lo que la reproducción es complicada. Además, Najin no tiene suficiente fuerza en las patas para resistir la monta y Fatu sufre lesiones degenerativas en el útero. Todas estas dificultades han impedido la reproducción natural, por lo que se están investigando métodos de reproducción asistida para salvar a la subespecie de la extinción.

En contraposición, la subespecie del rinoceronte blanco del sur es la más abundante entre todos los rinocerontes conocidos.

El rinoceronte negro se encuentra en peligro crítico de extinción. Cuenta con 4 subespecies, una de las cuales, el rinoceronte negro de África occidental, se considera extinta desde 2011. El rinoceronte de Java también está en peligro crítico de extinción. Se conocen dos poblaciones en Indonesia y Vietnam en las cuales no ha habido nuevos nacimientos en los últimos años. El rinoceronte indio está en un estado vulnerable, con individuos en India y Nepal. Por último, el rinoceronte de Sumatra se encuentra en peligro crítico de extinción, con menos de 300 individuos en poblaciones muy fragmentadas en Indonesia y Malasia (iucnredlist.org).

ddd
Tres hombres armados protegen a los rinocerontes blancos en la reserva de Ol Pejeta. Fuente: Brent Stirton para National Geographic. Recuperado de: http://bit.ly/2sf5FIK

Los animales son protegidos por personal armado, que se enfrenta cuerpo a cuerpo contra los furtivos. Estos defensores ponen en peligro su vida para salvar a la especie. Otras medidas tomadas son la reubicación y descornación. En el primer caso, los animales son trasladados a lugares de difícil acceso, para dificultar el paso de los furtivos. Esto requiere la sedación del animal, lo que supone un altísimo riesgo pues hay alta probabilidad de que muera dado su gran tamaño. La descornación también implica la sedación del animal, por lo que este riesgo también está presente. Además, los cuernos recrecen con el tiempo, por lo que esta operación ha de realizarse varias veces a lo largo de la vida del animal. También se ha intentado envenenar el cuerno para inutilizarlo. Este nuevo método no tuvo el éxito esperado ya que Spencer, el primer rinoceronte en recibir el tratamiento, no sobrevivió a la anestesia debido a problemas cardiacos no detectados. Algunas reservas ya están utilizando este método que es inocuo para el animal y, gracias a una tinta indeleble, marca los cuernos de color rosa, haciendo saber a los furtivos que sus cuernos son peligrosos para el consumo humano.

También son llevados a reservas o santuarios protegidos, geolocalizados… Se intenta dar trabajo a la población local protegiendo a estos animales, constituyendo una forma efectiva de reducir la caza furtiva. Además, se dificulta conocer con exactitud la localización de las poblaciones, ya que esta información puede serle útil a los furtivos para llevar a cabo sus atrocidades.

Los caprichos humanos no deberían suponer el declive de una especie hasta llevarla a la extinción. Debemos proteger la fauna y flora de nuestro planeta pues es única e irrepetible. Si quieres ayudar a salvar a los rinocerontes blancos del norte, puedes hacerlo aquí: http://www.olpejetaconservancy.org/most-eligible-bachelor/

 

Bibliografía:

Infobae (2016). Rinoceronte blanco: desesperado trabajo por evitar su extinción. Recuperado el 29 de septiembre de 2017 de: http://bit.ly/2s2fx5k

Infobae (2017). El último ejemplar macho del rinoceronte blanco en el mundo está viejo y no puede procrear. Recuperado el 29 de septiembre de 2017 de: http://bit.ly/2tpmvFD

National geographic (2012). La guerra del rinoceronte: combatiendo la caza furtiva. National geographic. Recuperado el 29 de septiembre de 2017 de: http://bit.ly/2si6cua

ABC (2013). Una reserva sudafricana «envenena» los cuernos de sus rinocerontes para combatir el furtivismo. ABC natural. Recuperado el 29 de septiembre de 2017 de: http://bit.ly/2tYqR3A

El mundo (2017). Reproducción asistida para salvar al rinoceronte blanco del norte. El mundo digital. Recuperado el 29 de septiembre de 2017 de: http://bit.ly/2monJKt

Información sobre las poblaciones de rinocerontes obtenida de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza. Recuperado el 29 de septiembre de 2017 de: http://www.iucnredlist.org/

 

 

 

Material radiactivo en suelos y aves marinas del Mar Báltico

radiactividad

Contador de Geiger para medir la radiactividad en material marino

Fuente: https://goo.gl/hR99Yy

¿De dónde surge la radiactividad? La radiactividad se puede definir como un fenómeno físico por el que los elementos radiactivos emiten radiación. Tiene la propiedad de crear impresiones en placas fotográficas, ionizar gases, producir fluorescencia, atravesar cuerpos opacos a la luz ordinaria, etc. La radiación se puede encontrar en diversos ambientes, uno de ellos puede ser el mar y toda la biodiversidad que se encuentra en él. Para que la radiactividad pueda fluir por diferentes aguas, necesitamos que las rocas que contengan material radiactivo, se erosionen y así, estos sedimentos puedan ser transportados por el cauce del río hasta su desembocadura. Este tipo de radiactividad no es la más importante, ya que la mayor parte de la concentración de material radiactivo en la naturaleza es resultado de la actividad humana, como por ejemplo las industrias nucleares, los combustibles fósiles, la producción y el uso de fertilizantes con fosfatos, los usos del uranio con fines militares, etc.

En los últimos años, se han llevado a cabo estudios para detectar cuanta concentración de material radiactivo puede encontrarse en la biodiversidad y ambientes marinos. Uno de estos ensayos se llevó a cabo en el Mar Báltico, no siendo este ni un océano ni un lago, sino una gran cuenca de agua salobre, que únicamente está conectado a los océanos del mundo por el estrecho danés, por lo que el agua de este mar apenas tiene movilidad y como consecuencia de ello, el material radiactivo puede permanecer durante mucho tiempo en estas aguas.

En primer lugar, se llevó a cabo el estudio de la acumulación de los isótopos de uranio-234 y uranio-238 en los diferentes órganos y tejidos de las aves marinas del sur del Mar Báltico. Con dicho experimento, se pudo demostrar que la radiación producida en estos animales se encuentra distribuida de forma irregular en órganos y tejidos. La mayor concentración se acumula en el hígado, los restos de las vísceras y las plumas, mientras que la menor concentración se localiza en la piel y los músculos. Por otro lado, entre el 63-67 % del uranio encontrado en las plumas, pareció estar aparentemente absorbido, lo que sugirió que dicha absorción puede ser una importante transferencia del uranio del aire al agua (Borylo et al., 2010).

En segundo lugar, se llevó a cabo un estudio del agua del mar Báltico, ya que, tras la contaminación radiactiva en Chernóbil en 1986, dos de los isótopos radiactivos contaminantes fueron el cesio-137 y el estroncio-90. Debido al lento intercambio de agua entre el Mar Báltico y el Mar del Norte y la relativa rapidez de la sedimentación, los isótopos radiactivos tienen tiempos de permanencia bastantes largos en suelos y aguas; además, el cesio-137 es transferido mucho más rápido en los sedimentos que el estroncio-90 (Ikäheimonen et al., 2009).

Como consecuencia de esto, hoy en día, el Mar Báltico es uno de los lugares con más contaminación radiactiva y aunque esta zona no es peligrosa para la vida, se debería proponer algunas medidas para no arrojar más material radiactivo al mar. Entre todos podemos cambiar este ambiente, ya que es por el bien del planeta.

 

REFERENCIAS

Boryło, A., Skwarzec, B., & Fabisiak, J. (2010). Bioaccumulation of uranium 234U and 238U in marine birds. Journal of Radioanalytical and Nuclear Chemistry, 284(1), 165-172.

Ikäheimonen, T. K., Outola, I., Vartti, V., & Kotilainen, P. (2009). Radioactivity in the baltic sea: Inventories and temporal trends of 137Cs and 90Sr in water and sediments. Journal of Radioanalytical and Nuclear Chemistry, 282(2), 419

 

 

El virus que podrías tener y no saberlo

papiloma

 

 

 

 

 

El virus del papiloma humano 

Fuente: https://goo.gl/mjxVnJ

En los últimos tiempos, la mayoría de medios de comunicación nos han bombardeado con noticias sobre qué es y cómo actúa el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), pero tenemos muy poca información sobre qué es y cómo actúa el virus del papiloma humano (VPH). pero algunos tipos (existen alrededor de 100 tipos de este virus) pueden provocar verrugas genitales o cáncer del cuello uterino (Amaya & Roldán, 2011 ).

En la mayoría de casos, los VPH de tipo 6 y 11 causan las verrugas genitales, por lo que se pueden considerar como de bajo riesgo, ya que no provocan cáncer ni otros problemas graves de salud. Sin embargo, los de tipo 16 y 18   son los causantes de la mayoría de casos de cáncer, y se les denominan VPH de alto riesgo. Por tanto, a este virus se le asocia con el cáncer cervical, pero también puede inducir a cáncer de vulva, vagina, pene, ano, boca y garganta (Muñoz & Reina, 2012).

Hoy en día, el VPH no tiene cura, pero sí que hay ciertos métodos para evitar que   afecte a la salud. Las verrugas genitales pueden eliminarse fácilmente. Asimismo, las infecciones causadas por el VPH de alto riesgo pueden tratarse cómodamente antes de que se conviertan en cáncer, por lo que es de vital importancia hacerse las pruebas de Papanicolaou o VPH periódicamente.existen vacunas para protegerse de ciertos tipos de VPH (Muñoz & Reina, 2012).

Una de las vacunas que recientemente se ha comercializado, ha provocado diversos síntomas secundarios como parálisis y desmayos después de que las niñas fueran vacunadas. Varios científicos, entre ellos algunos que participaron , mostraron un claro desconcierto sobre la implementación temprana de la vacuna, ya que su seguimiento no había terminado y no se sabían los efectos a largo plazo. Actualmente, la vacuna tiene tres metas potenciales: la prevención de la infección, la prevención de la enfermedad y la prevención de la transmisión, aunque hoy en día, no se conocen perfectamente todas las fases secuenciales de este complicado proceso (Molina & Chicaíza-Becerra, 2015).

Actualmente, existen 3 vacunas contra el VPH: Gardasil, Gardasil 9 y Cervarix. Estas 3 protegen contra los tipos 16 y 18. Gardasil protege además contra los tipos 6 y 11, mientras que Gardasil 9 también protege contra otros 5 tipos más de VPH (Reina & Muñoz, 2014).

Por último, terminaremos con el debate de si la sociedad debería ponerse esta vacuna o, por el contrario, descartarla de nuestra ficha de vacunas. En primer lugar, deberíamos saber que las vacunas benefician tanto a las personas vacunadas como a las personas no vacunadas y susceptibles que viven en su entorno (inmunidad de grupo), aun en el caso de que haya habido una serie de efectos secundarios en algunas personas, esto no debe llevarnos a conclusiones erróneas, como no vacunar a nuestra sociedad, sino que cada persona debe ser consciente de si quiere tomar una decisión u otra, ya que cada uno es libre de tomar sus propias decisiones en cuanto hablamos de salud.

¿Y vosotros que pensáis? ¿Deberíamos vacunar a nuestros hijos desde pequeños para prevenir el virus del papiloma humano?

 

REFERENCIAS

Amaya, C. B., & Roldán, S. L. (2011). El virus de papiloma humano, la epidemia de la nueva era. Duazary, 8(1-Supplement), 90.

Molina, M. G., & Chicaíza-Becerra, L. A. (2015). Riesgo, incertidumbre y política pública en vacunas. Cuadernos De Economía, 34(65), 229.

Muñoz, N., & Reina, J. C. (2012). La vacuna contra el virus del papiloma humano: Una gran arma para la prevención primaria del cáncer de cuello uterino.

Reina, J. C., & Muñoz, N. (2014). Vacuna contra el virus del papiloma humano. Colombia Medica, 45(3), 94-96.

El ocaso del “yo”

En los últimos años ha surgido una tendencia a considerar a los organismos pluricelulares como una comunidad formada por el organismo pluricelular y los microorganismos que habitan en él.  Es lo que se denomina hologenómica, alrededor de la cual se ha desarrollado una teoría evolutiva que explicaremos a continuación.

Antes de nada, vamos a aclarar la terminología utilizada en este campo de estudio:

  • Holobionte es aquel complejo formado por el organismo principal (hospedador) y los microorganismos que viven en él (huéspedes).
  • El conjunto de microorganismos que habitan el cuerpo del hospedador se denomina microbiota.
  • El genoma de la microbiota se denomina microbioma. Es interesante destacar que la suma de los genes microbianos es mayor al número de genes del hospedador.
  • El holobionte posee el genoma del hospedador y el de los huéspedes (microbioma) y esta suma se denomina hologenoma.

En 1991, Lynn Margulis utilizó el término holobionte por primera vez en un capítulo de uno de sus libros. Este término deriva del griego holos (todo, entero) y bio (vida). Holobionte ha sido usado, generalmente, para hablar de la asociación entre animal, alga y bacteria que se da en los corales. Pero recientemente se ha extendido su uso para referirse a otros organismos y su microbiota.

La visión hologenómica de la evolución tiene sus inicios en 1994, en la conferencia dada por Richard Jefferson en Nueva York. En 2007, fue desarrollada por dos autores de forma independiente, Eugene Rosenberg y Ilana Zilber-Rosenberg. Ambos mantienen que el microbioma es más susceptible a sufrir cambios que el genoma del hospedador por lo que debe considerarse la microbiota como pieza fundamental en la evolución del individuo. Es por esto que hablamos del holobionte como unidad de selección y no solo del hospedador (Bordenstein y Theis, 2015).

Podéis ver dicha conferencia en el siguiente canal de YouTube: http://bit.ly/2jwkCD8

Por otro lado, sabemos que la composición de la microbiota va cambiando a lo largo de la vida del individuo por lo que algunos estudios sugieren que debe primar la contribución metabólica que provee la microbiota al hospedador antes que su composición. Esto se debe a que el aporte al metabolismo de los individuos se mantiene a lo largo de la evolución, constituyendo una unidad de selección (http://bit.ly/2h9j7dn).

Hay que tener en cuenta que los organismos incorporan parte de su microbiota del medio ambiente, pero otra es heredada de sus progenitores. Un conocido ejemplo se da en los seres humanos ya que, durante la estancia en el útero, la salida por el canal del parto y la lactancia, se produce un transvase de microorganismos de la madre hacia el bebé.

Esta nueva manera de entender a los organismos como comunidades y no como seres individuales obliga a replantearse los mecanismos evolutivos. Las distintas especies establecen una simbiosis que se mantiene a lo largo del tiempo, siendo los organismos más beneficiosos los que permanecen en el hospedador. Por lo tanto, se da una evolución paralela entre hospedador y huéspedes. Esto es lo que algunos autores denominan como filosimbiosis.

Los investigadores comprobaron que las especies más cercanas evolutivamente tenían una microbiota similar. Pero cuando cambiaban la microbiota de un organismo por la de otro similar, no obtenían buenos resultados por lo que concluyeron que la microbiota endógena seguía siendo la más funcional para el organismo.

La composición de la microbiota no depende exclusivamente de la dieta o del ambiente, sino que es seleccionada según las necesidades del organismo. La microbiota juega un papel fundamental en la reproducción y el bienestar del individuo (http://bit.ly/2y62DGa).

Entre los invertebrados, el ejemplo más conocido es el coral. Este organismo actúa como hospedador de algas zooxantelas y bacterias. Las algas simbiontes le aportan alimento y color al coral. Debido al cambio climático, algunas de estas algas simbiontes están muriendo, dejando a los corales sin sus llamativos colores (proceso denominado blanqueamiento). Por otro lado, las bacterias que habitan en estos corales los protegen contra infecciones por lo que su desaparición, deja al coral a merced de las enfermedades. Esta asociación tan compleja vive en un delicado equilibrio que el ser humano está poniendo en peligro (http://bit.ly/2f2aIE3).

Otro caso se dan en los insectos, donde la microbiota modula la segregación de feromonas, influyendo así en la reproducción.

En cuanto a las aplicaciones de estos conocimientos, sabemos que los antibióticos y otras sustancias pueden alterar nuestra microbiota y por lo tanto, interferir en nuestra salud. Es necesario determinar el papel que juegan estos microorganismos en la salud del individuo para poder esclarecer cómo afectan estas sustancias al holobionte.

La medicina se ve beneficiada con el estudio de la microbiota como un “órgano” más del cuerpo ya que muchas afecciones de las que se desconoce el origen podrían ser causadas por su desequilibrio. Por ejemplo, las enfermedades relacionadas con el tracto digestivo. Se ha demostrado que la obesidad y las patologías asociadas a ella están íntimamente relacionadas con nuestra microbiota intestinal y los trasplantes de esta contribuyen a su mejora (especialmente en la infección por Clostridium difficile) (http://tinyurl.com/z4rgplo).

Hasta ahora, la taxonomía separaba y clasificaba a los individuos sin tener en cuenta las relaciones establecidas entre ellos. Por ello, esta teoría obliga a revisar los conceptos tradicionalmente aceptados como el de individuo pues el paradigma ha cambiado. Quizá este sea el principio de una nueva ciencia de la clasificación.

Es difícil determinar el impacto de estos hallazgos pero desde mi punto de vista, apenas hemos empezado a rascar la superficie de lo que podría significar un giro de 360 grados a cómo entendemos los organismos y los ecosistemas.

BIBLIOGRAFÍA:

Richardson, Lauren A. (2017) Evolving as a holobiont. PLoS Bio 15(2): e2002168. https://doi.org/10.1371/journal.pbio.2002168 Recuperado el 25 de septiembre de 2017 de: aquí

Doolittle, Ford W.; Booth, Austin (2017) It’s the song, not the singer: an exploration of holobiosis and evolutionary theory. 32 (1), pp 5-24. Recuperado el 25 de septiembre de 2017 de: aquí

Cavada B., Francoise. (2008) Blanqueamiento en el Coral Holobionte. Research Gate. Recuperado el 25 de septiembre de 2017 de: aquí

Bordenstein S. R.; Theis K. R. (2015) Host Biology in Light of the Microbiome: Ten Principles of Holobionts and Hologenomes. PLoSBiol 13(8): e1002226. doi:10.1371/journal.pbio.1002226  Recuperado el 25 de septiembre de 2017 de: aquí

Sánchez-Cañizares, Carmen; Jorrín, Beatriz; S. Poole, Philipe; Tkacz, Andrzej (2017) Understanding the holobiont: the interdependence of plants and their microbiome. Current Opinion in Microbiology. 38, 188-196. DOI: https://doi.org/10.1016/j.mib.2017.07.001 Recuperado el 25 de septiembre de 2017 de: aquí

GMFH Editing Team (2013) Microbiota intestinal y evolución de las especies: entrevista con el Dr. Seth Bordenstein. Gut Microbiota News Watch. Recuperado el 25 de septiembre de 2017 de: aquí

Marotz, C. A., y Zarrinpar, A. (2016). Treating Obesity and Metabolic Syndrome with Fecal Microbiota Transplantation. The Yale Journal of Biology and Medicine, 89(3), 383–388. Recuperado el 25 de septiembre de 2017 de: aquí

Imagen destacada: aquí

Si está en la cocina, es una mujer: Cómo los algoritmos refuerzan los prejuicios | madrimasd

La “inteligencia” artificial tiene los mismos prejuicios que el programador que la diseña…

Las máquinas inteligentes consolidan los sesgos sexistas, racistas y clasistas que prometían resolver.

Origen: Si está en la cocina, es una mujer: Cómo los algoritmos refuerzan los prejuicios | madrimasd