Los delfines del índico-pacífico pueden usar esponjas como herramientas de protección

En este increíble hilo de Twitter, Alex nos cuenta cómo estos delfines son capaces de utilizar esponjas para proteger sus hocicos de las rozaduras y cortes de las rocas y así poder cazar peces en el fondo marino. Además, esta conducta se transmite culturalmente de madres a hijas.

Si quieres saber más, lee el hilo completo aquí:

¿Conservar sapos para crear fármacos?

Seguro que alguna vez te han dicho que la piel de los sapos es venenosa, pero, ¿a que no sabías que se cree que esas toxinas pueden ser compuestos útiles para luchar contra la gripe, el cáncer o el VIH?. Una vez más los anfibios nos demuestran que son un grupo de animales fascinantes y que la solución de muchos problemas en la vida reside en la propia naturaleza.

Es sabido que varias especies de anuros pertenecientes a la familia Bufonidaetienen la capacidad de sintetizar compuestos con alto valor farmacológico. Antiguamente se empleaban las secreciones de su piel, sus huesos y tejidos para tratar infecciones, mordeduras, inflamación o dolor. Hoy en día, donde cada vez más microorganismos desarrollan resistencia a algún antibiótico, resulta imprescindible profundizar en este campo.

Investigadores del Smithsonian y colaboradores de la Universidad de Panamá, la Universidad de Vanderbilt en Tennessee y la Universidad de Acharya Nagarjuna en Guntur, han creado de manera conjunta una recopilación en la revista médica “Journal of Ethnopharmacology” sobre las sustancias químicas que producen los anfibios de la familia Bufonidaey hacen énfasis en su potencial farmacológico, aún no explorado.

Incluida en dicha familia de anuros, encontramos a la elegante rana dorada (Atelopus zeteki), símbolo nacional de Panamá y conocida por producir toxinas con altas propiedades terapeúticas. Su situación actual, según la UICN, es “en estado crítico” y se piensa que pueden no existir ejemplares vivos en libertad. Las principales causas que la amenazan son la destrucción de su hábitat, su captura del medio natural para comerciar con ella como mascota exótica y su vulnerabilidad al hongo quitridio (Batrachochytrium dendrobatidis).

Ante la alarmante condición de la especie, científicos panameños invierten su tiempo y esfuerzo a criarla en cautividad para poder prolongar sus estudios acerca de dichas toxinas, prevenir su extinción y fomentar su recuperación.

Se piensa que la función de la mayoría de los compuestos que sintetizan los anfibios reside en protegerse contra los depredadores y que dependen de la dieta o incluso de los microorganismos simbióticos que posean. Resulta interesante que los científicos implicados en el estudio descubrieran que algunas de las toxinas presentes en alguna especie de anfibio no eran posibles de aislar en ejemplares criados en cautividad. Indican que, con probabilidad, los animales serán capaces de sintetizar una gama más amplia de compuestos en su hábitat natural.

Como consecuencia, encontramos una vez más razones de peso para fomentar y favorecer la conservación in-situ de especies amenazas. De esta manera también pueden beneficiarse otras especies que habiten la misma distribución geográfica y se alterará en menor medida la fisiología y el comportamiento de la especie de interés.

Los anfibios han demostrado ser unos indicadores excelentes de la salud de los ecosistemas, sus interacciones con otras especies son clave (predador-presa entre otras), nos echan una mano controlando plagas tanto en su fase larvaria como adulta y, por si fuera poco, pueden ser decisivos para encontrar la cura de enfermedades que hoy en día nos suponen un quebradero de cabeza. Siendo su declive global causado en gran parte a la actividad humana, debería ser nuestro deber moral y ético fomentar su conservación. No obstante, no deberíamos olvidar que el mayor valor de cada especie reside en su valor intrínseco, tienen valor por sí mismas. Recuperemos la admiración y el respeto por su existencia.

Más información en: http://noticiasdelaciencia.com/not/23540/el-potencial-farmacologico-de-las-secreciones-de-la-familia-de-sapos-bufonidae/

Si les doy carne y fiambre a mis hijos ¿les provocaré un cáncer?

Revisando mis artículos antiguos, creo que merece la pena recordar este. La alimentación inadecuada y la falta de ejercicio de nuestros niños siguen ganando puntos como problema de salud pública ¿Tú lo tienes en cuenta?

Investigación en Salud Ambiental y Ecotoxicología

ibérico

He seguido con cierta sorpresa cómo han evolucionado las noticias en los medios de comunicación esta última semana sobre la inclusión de “la carne roja y la carne procesada en la lista de cancerígenos” (abajo explico el porqué de las comillas). Y me gustaría, una vez más, intentar traducir la información técnica al lenguaje del día a día, con toda la complejidad que tiene, eso no se lo puedo quitar. La nota de prensa de la OMS del primer día me pareció clara, los periodistas la transmitieron bien y los especialistas que fueron entrevistados en los medios también hicieron las aclaraciones oportunas. Sin embargo, he oído con estupor las declaraciones de nuestro Presidente del Gobierno poniendo en cuestión la autoridad científica y médica de la OMS para dar este tipo de informaciones. Como académica y científica, puedo confirmaros que la OMS es la máxima autoridad y merece la máxima confianza, como lo demuestran…

Ver la entrada original 1.314 palabras más

La inhibición de las actividades biosintéticas de NO durante la rehidratación del liquen Ramalina farinacea provoca incrementos en la peroxidación lipídica

El equipo de investigación Lichen Symbiogenesis Team, coordinado por la prestigiosa catedrática de botánica de la Universidad de Valencia Eva Barreno, acaba de publicar el primer trabajo que aborda las posibles rutas de síntesis de NO endógeno en líquenes. El trabajo ha sido liderado por la profesora Myriam Catalá de la Universidad Rey Juan Carlos y la doctoranda Joana R. Expósito de la misma institución, y en él han participado diversos investigadores de ambas universidades.

MDA B·
Peroxidación lipídica en un corte de talo de liquen

Los líquenes son asociaciones simbióticas entre un hongo, organismos fotosintéticos y bacterias. Toleran repetidos ciclos deshidratación / rehidratación y, asombrosamente, están adaptados a la anhidrobiosis, es decir, la deshidratación total. El monóxido de nitrógeno endógeno (NO) es clave para la tolerancia al estrés de los líquenes; durante la rehidratación, el NO limita los radicales libres y los daños por la peroxidación lipídica, pero no existen datos sobre los mecanismos de su síntesis. El objetivo de este trabajo que acaba de publicarse es caracterizar la síntesis de NO en el liquen Ramalina farinacea utilizando inhibidores de la enzima nitrato reductasa (NR) y la NO sintasa (NOS), tungstato y NG-nitro-L-arginina metil éster (L-NAME), respectivamente. El tungstato redujo los niveles de NO en los talos y causó un aumento de malondialdehído, producto secundario de la peroxidación de las membranas celulares, durante la rehidratación en las hifas del cortex y en los ficobiontes. Esto sugiere que en la producción de NO interviene una actividad enzimática NR similar a la de plantas. La actividad específica medida para la NR en R. farinacea fue de 91 µU / mg de proteína, un nivel comparable al del musgo Physcomitrella patens y la planta vascular modelo Arabidopsis thaliana. El tratamiento con L-NAME no redujo el nivel de NO producido durante la rehidratación. Por otro lado, la actividad citoquímica de la NADPH-diaforasa mostró la presencia de una actividad similar a la NOS en las microalgas asociada a vesículas citoplasmáticas. Estos datos proporcionan evidencia inicial de que la actividad NR está implicada en la síntesis de NO en el liquen modelo R. farinacea.

La referencia completa al artículo es:

Expósito, J.R.; Martín San Román, S.; Barreno, E.; Reig-Armiñana, J.; García-Breijo, F.J.; Catalá, M. Inhibition of NO Biosynthetic Activities during Rehydration of Ramalina farinacea Lichen Thalli Provokes Increases in Lipid Peroxidation. Plants 20198, 189. https://doi.org/10.3390/plants8070189

La exposición prenatal al cannabis afecta al cerebro en desarrollo (y no necesariamente para bien)

Si bien el cannabis puede suponer un tratamiento médico eficaz en algunas patologías, no es inocuo. La potencia de esta planta y la multitud de sustancias activas que contiene tienen efectos secundarios, como cualquier medicamento potente. El desarrollo del embrión en las primeras etapas es muy sensible a este tipo de sustancias, probablemente porque nuestro cuerpo utiliza análogos internos, los endocanabinoides, para coordinar el desarrollo del sistema nervioso. Así que, no, no parece conveniente sustituir ciertos medicamentos por cannabis durante el embarazo. Que una sustancia sea natural, no implica que sea la panacea. Las plantas siempre nos han dado los más potentes medicamentos, pero a cierto precio.

Tienes más información pinchando aquí. Está en inglés, por eso, si tienes dudas, escríbenos. Intentaremos resolverlas.