¿Qué relación tuvo Filomena con los picos de contaminación en Madrid?

Estamos viviendo una época en la que, por acumulación -y saturación- de noticias (entre la pandemia, terremotos, cambios políticos, y ahora una nevada para muchos, sin precedentes) acabamos por pensar que todas las catástrofes nos están llegando a la vez. No todas estas “catástrofes” están relacionadas entre sí, pero hay dos que sí que mantienen una correlación: Filomena y la boina de contaminación que observamos en Madrid la pasada semana.

La borrasca Filomena se pasó por la península a principios de enero, trayendo lluvias fuertes en Canarias, sur de Andalucía y Ceuta, y para dejar por el interior peninsular capas de nieve casi inauditas. Cuando se marchó, despejando los cielos el domingo 10 de enero, dio paso a una histórica -también- ola de frío que se alargó hasta el domingo 17, y, de recuerdo, una horrible boina de contaminación en Madrid observable desde kilómetros.

Filomena se formó en el interior del este de EEUU entre los días 1 y 2 de enero en dirección noroeste, para luego viajar hacia el suroeste arrastrada por una rama meridional del chorro polar debilitándola un poco (quién lo diría). Llegó a las Azores el día 5 de enero, y ahí fue cuando la AEMET comenzó a avisar a la población de que a partir del día 6 y 7 (en Canarias) y el día 7 en la Península, Filomena se pasaría a saludar. Mientras dejaba en Canarias sus correspondientes chaparrones, fue recuperando fuerzas al entrar en aguas más cálidas, adquiriendo en algunos momentos características similares a las de los ciclones tropicales.

¿Te parece poco? pues aún nos falta una variante para la tormenta perfecta. Si nos remontamos a Navidad, 25 de diciembre, se había establecido un flujo de aire polar muy frío sobre la península, con valores de hasta -16ºC en algunos puntos. Y entonces, entró Filomena. Ella, con su aire cálido y húmedo sobrevoló el aire muy frío que tenía por debajo (recordad que el aire cálido queda por encima del frío a causa de la diferencia de densidad), provocando que las precipitaciones desde Andalucía hacia el norte fueran en forma de nieve. El resto, como se suele decir, es historia.

La borrasca FIlomena, centrada en el sur peninsular el día 9 a las 12 UTC, muy activa en ese momento. AEMET.

Las capas de nieve de 30-50 cm de espesor esparcidas por la península, junto con el establecimiento de un anticiclón centrado en la Península provocó la excepcional ola de frío que vino tras Filomena (del 11 hasta el 17 de enero), dejándonos a valores de hasta -26.5º (Teruel).1 Esta ola de frío, consecuencia de Filomena y del anticiclón del que hablamos, es la desencadenante principal de la boina de contaminación y de los picos de contaminantes que observamos hace un par de fines de semana, que hicieron que el Ayuntamiento de Madrid activara el protocolo anticontaminación. La ausencia de viento, y la capa de frío “permanente” de las aceras (que podemos imaginar el contraste con la temperatura habitual de las mismas en medio de Madrid), provocaron un fenómeno conocido como inversión térmica. En una situación normal, la troposfera (la capa de atmósfera que nos pilla) se mantiene inestable, esto es, el aire pegado al suelo está caliente por la radiación del sol, y las capas de arriba están frías, por lo que el aire caliente (por densidades, como comentábamos antes) sube constantemente, renovando el aire cercano al suelo, que se sigue calentando, y así. Inestabilidad.

La inversión térmica consiste en todo lo contrario, estabilidad. El aire pegado al suelo (a la capa de nieve) está frio y no se desplaza en altitud, por lo que al no haber desplazamiento, el aire se queda “atrapado”2. Y con él, los contaminantes. En este caso, se superaron los 180 microgramos/m3 de dióxido de nitrógeno (NO2), durante dos horas en dos estaciones de la Red de Vigilancia y Calidad de Aire el límite establecido para este contaminante (en Ramón y Cajal y Plaza castilla, a las 23:00 del sábado 16) 3.

¿Es Filomena entonces la culpable de todo esto?… bueno, y los contaminantes emitidos, ¿no? Es cierto que los vehículos circulaban peor esa semana por el complicado estado de las carreteras (unos de los principales responsables de la emisión de NO2 a la atmósfera). Esto es cierto en parte, porque la circulación, a finales de esa semana, se situó en niveles bastantes cercanos a lo habitual: más de 600.000 vehículos transitaron por la M-30 ese viernes (lo normal, 800.000). Muchos periódicos han establecido una relación con un incremento en el uso de las calefacciones 4, pero, según un estudio 5 -muy interesante- sobre las fuentes de emisión de contaminantes en Madrid, la contribución para el conjunto del municipio está dominada por fuentes locales, principalmente el tráfico rodado (53,3% de las contribuciones totales, y al 74,4% de las fuentes locales, es decir, las emitidas dentro del propio municipio de Madrid). El sector residencial/comercial/institucional (al que pertenecería la climatización) tienen un aporte del 5,9% sobre las fuentes totales, seguido por el Aeropuerto Adolfo Suarez MadridBarajas con un 2,7% (además tiene efectos puntuales, y no estuvo operativo con el temporal), y finalmente la industria, con una aportación mínima globalmente (0,3%).

La boina de contaminación de Madrid suena hasta anecdótico, algo típico de Madrid, como sus atascos, dirían algunas personas. Sin embargo, esto no es poca broma. La contaminación del aire es una de las mayores causas de mortalidad y morbilidad en el mundo, y Madrid encabeza la lista de ciudades europeas con mayor carga de NO2 (39,4 microgramos/m3 de media, y con un rango de 12,3 de mínima y 82,4 de máxima). Lo peor es que también encabeza la lista en cuanto a mortalidad a causa del NO2, junto con Paris, Barcelona, Milán, Bruselas y Amberes. Aunque la tendencia en Europa es decreciente en cuanto a las emisiones de contaminantes, seguimos teniendo niveles peligrosos para nuestra salud.6

Categorización de ciudades europeas por carga de PM2,5 y carga de NO2. 6


Bibliografía:

  1. Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Borrasca Filomena (2021). Gobierno de España. Última consulta, 27 de enero de 2021. https://www.aemet.es/es/conocermas/borrascas/2020-2021/estudios_e_impactos/filomena
  2. Martínz, F. y Díaz, Y. Contaminación Atmosférica. (2004) Ediciones de la Universidad de Castilla-La Mancha. Capítulo 2, Química de la Troposfera.
  3. Sistema de Vigilancia de la Calidad del Aire del Ayuntamiento de Madrid. (2021). Última consulta, 27 de enero de 2021,
  4. R. Domingo, M. (2021). El otro efecto adverso de Filomena en Madrid: activado el plan anticontaminación que limita a 70 km/h la M-30. ABC. Recuperado de https://www.abc.es/espana/madrid/abci-madrid-activa-protocolo-anticontaminacion-y-limita-70-kilometros-hora-velocidad-y-accesos-202101170118_noticia.html?ref=https:%2F%2Fwww.google.com%2F (Última consulta, 27 de enero de 2021)
  5. Fundación para el Fomento de la Innovación Industrial (2017). Estudio para la cuantificación de la contribución de fuentes a los niveles de calidad del aire en el municipio de Madrid. Universidad Politécnica de Madrid.
  6. Khomenko, S., et al. (2021). Premature mortality due to air pollution in European cities: a health impact assessment. The Lancet Planetary Health. doi: 10.1016/s2542-5196(20)30272-2

¿Qué efectos tienen las vacunas de RNA anti-COVID sobre las enfermedades autoinmunes, la fertilidad y el riesgo de aborto?

Recientemente me ha llegado un vídeo de una bióloga con una serie de explicaciones técnicas de cómo las vacunas de RNA anti-COVID podrían causar graves enfermedades autoinmunes, especialmente sobre los órganos reproductivos y la placenta del embrión. Según parece, las responsables de estos nefastos efectos para la biología son unas proteínas denominadas sincitinas. El vídeo se titula “El ARN mensajero y las sincitinas, proteínas retrovirales humanas.” Voy a omitir el enlace para evitar darle publicidad, pero podéis buscarlo en Internet si queréis verlo.

Lo vi con atención porque me lo enviaba un antiguo alumno del grado de Biología y parecía bastante preocupado por la verosimilitud de una narración con tantos detalles técnicos, muchos reservados para iniciados en técnicas de biología celular y molecular.

En cuanto empecé a ver el vídeo me di cuenta de que esta persona, a pesar de estar familiarizada con cierto lenguaje técnico, cometía errores garrafales. Los profesores, de corregir un examen tras otro, tenemos cierta facilidad (o el colmillo retorcido), para detectar cuándo un lenguaje rimbombante esconde ignorancia. Sin embargo, día a día, me doy cuenta de que mis propios alumnos tienen dificultades para discriminar un uso correcto de la terminología, de un uso fraudulento. Probablemente porque los errores están en pequeños detalles de concepto que, aunque aparentemente minúsculos, cambian radicalmente las implicaciones lógicas.

Así que, en este artículo, voy a poner algunos ejemplos que evidencian que la persona que ha elaborado ese vídeo no aprobaría mi asignatura de Biología de primero de carrera, y probablemente tampoco una Biología de Bachillerato (Tabla 1).

Tabla 1: Algunos errores que indican que la información es un fraude pseudocientífico en el vídeo “El ARN mensajero y las sincitinas, proteínas retrovirales humanas.”

ErrorRazón
Primera diapositiva
Las moléculas de ARN son fragmentos de código genético en los que hay escritos mensajesLas moléculas de ARN son transcritos (un tipo de copia) de fragmentos de la secuencia genética con diversas funciones.

El código genético es el “lenguaje” (idioma) de la información genética, no debe confundirse con la “secuencia” genética que contiene la información en nuestras células.
(Esto se enseña en la ESO)
El transcriptoma humano es un sistema de señalizaciónEl trasncriptoma humano es el conjunto de moléculas de RNA y su función principal es la síntesis de proteínas, no la señalización.

Como sistemas de señalización biológica se entienden los segundos mensajeros intracelulares y los mediadores autocrinos, paracrinos y endocrinos, no el transcriptoma.
(Esto se enseña en Biología de Bachillerato)
“presunta enfermedad COVID”La COVID-19 es una enfermedad con una clínica, etiología y epidemiología constatada por cientos de miles de médicos y científicos y así reconocida por las instituciones sanitarias nacionales e internacionales. Tildarla de “presunta” demuestra desconocimiento de la realidad científica y médica.
(Esto lo saben los médicos de cualquier Centro de Salud u Hospital, así como los ciudadanos que escuchan a los sanitarios a los que confían su salud)
“proteína S de la espícula del virus SARS Cov 2”No tiene lógica poner en duda la enfermedad COVID-19 y darle credibilidad a la existencia del virus que la causa y le da nombre. Es incoherente, irracional.
Diapositiva 2
La proteína S de SARS es una proteína de fusiónEl SARS es otra enfermedad diferente causada por el coronavirus SARS-Cov-1, mucho más mortal que la COVID-19.
La proteína S de la espícula del virus SARS-Cov-2 no es una proteína de fusión, ya que es natural. Las proteínas de fusión son las que se generan en el laboratorio al juntar dos genes que en la naturaleza están separados.
“La teoría oficial es que…”No hay ninguna “teoría oficial”, sino evidencias empíricas contrastadas y públicas a partir de decenas de miles de animales y personas de que la vacuna previene la COVID-19, sus perjuicios y secuelas, manteniendo la salud.
“Este argumento ha convencido a mucha gente”Proponer que un argumento extraordinariamente técnico-científico de gran profundidad ha sido validado por “gente” en vez de “científicos expertos” es una manipulación sutil, casi subliminal, para decirle al espectador que la medicina “oficial” está liderada por gente común inexperta. Nos denigra a los científicos profesionales para generar credibilidad sobre la autora como “experta escéptica”.
Diapositiva 3
“Lo que no te cuentan es que nuestro genoma está compuesto por virus”Sería deshonesto contarte eso porque es mentira.

En el genoma de los seres vivos se encuentran secuencias de antiguos virus en pequeñas cantidades estimadas en menos del 10% de todo el material genético. En algunos casos estas secuencias han sido “domesticadas”, es decir, cambiadas para desempeñar algunas funciones importantes en la defensa contra nuevos virus.

No voy a seguir aburriéndote porque el resto del vídeo es similar. Se mencionan estudios científicos reales a los que se les da credibilidad para después sacar conclusiones aberrantes e ilógicas. Si la comunidad médico-científica, compuesta por cientos de miles de expertos que han elaborado esos estudios, no solo no está preocupada por los efectos adversos de la vacuna, sino que estaremos los primeros en la cola cuando nos toque vacunarnos ¿Por qué creer a una “bióloga” que no entiende lo que aprendió en la secundaria y la Universidad?

En fin, lo que yo os recomiendo es que, ante este tipo de informaciones preguntéis a vuestros profesores de la escuela, el instituto o la universidad. Y si no, a vuestros médicos o a las instituciones sanitarias oficiales. Aquellos que estamos vinculados a una entidad pública estamos obligados a ser honestos porque estamos sometidos continuamente a supervisión y evaluación dado que cobramos sueldos financiados con vuestros impuestos. Desconfiad de los “expertos independientes” porque suelen esconder intereses ocultos muy poco filantrópicos.

También podéis recurrir a ciertas iniciativas periodísticas que se han especializado en denunciar los bulos y explicar cuáles son los intereses poco éticos que hay detrás. Es el caso de Newtral o Maldita Ciencia. A continuación os dejo un enlace donde se explica un poco más de este bulo en concreto.

Origen: No hay evidencias de que la vacuna de Pfizer provoque infertilidad

¿Cómo reducir la exposición a sustancias químicas durante el embarazo y la lactancia? — Pozos de Pasión

Como ambientóloga y doctoranda en el campo de la epidemiología ambiental, no podía dejar escapar la oportunidad de aportar mi granito de arena a este proyecto tan apasionante, importante y necesario, especialmente en los tiempos que corren. Mis publicaciones se van a basar principalmente en compartir estudios científicos e información relevante sobre los factores ambientales […]

¿Cómo reducir la exposición a sustancias químicas durante el embarazo y la lactancia? — Pozos de Pasión

Reflexión sobre los retos de la Educación Ambiental — Pozos de Pasión

Con motivo del Día Internacional de la Educación Ambiental, y con el permiso de Sara y colaboradores de este blog, me gustaría compartir una reflexión bastante personal. Sabemos que la educación es la base de todo, los cimientos sobre los que se sustenta una sociedad. También somos conscientes de que la falta de educación y […]

Reflexión sobre los retos de la Educación Ambiental — Pozos de Pasión

¿Llamamos a nuestra basura marina “arrecife”?

Existen muchas definiciones sobre qué son los arrecifes artificiales. Según la Convención OSPAR (Convención para la Protección del Medio Ambiente Marino del Atlántico del Nordeste), los arrecifes artificiales son estructuras sumergidas colocadas deliberadamente sobre el suelo marino con el fin de imitar alguna de las características de un arrecife natural1. Históricamente, aunque el verdadero auge de su aparición surgió como resultado del hundimiento de barcos y aviones de la Segunda Guerra Mundial, los primeros informes sobre su instalación en los fondos del medio marino datan de finales del siglo XVIII, cuando en Japón los pescadores hundían intencionadamente estructuras de bambú para formar sitios de pesca.

Hoy en día, los impactos ambientales de los arrecifes artificiales son muy contradictorios. Partiendo de una revisión bibliográfica la mayor parte está relacionada con los efectos positivos, directos e indirectos, que derivan de los arrecifes artificiales en el medio marino. En contraposición, los impactos negativos son bastante menospreciados en este tipo de “ecosistemas humanos”. En general, la modificación del perfil de fondo y de la tasa de sedimentación, el sellado y las alteraciones de las condiciones hidrográficas son impactos negativos intrínsecamente ligados a los arrecifes artificiales3, que tienen a su vez efectos sobre:

  1. La calidad de las aguas, derivada de la contaminación provocada por la resuspensión de los sedimentos y posibles derrames accidentales de lubricantes y/o combustibles en la fase de colocación de los arrecifes y por alteraciones en su calidad fisicoquímica, como la concentración de materia orgánica, nutrientes, oxígeno disuelto, nivel de turbidez etc. Sobre todo, en zonas confinadas y en sistemas de agua semicerrados, este impacto se manifestará de forma significativa donde la renovación del agua aquí es escasa. De hecho, puede llegar a producirse eutrofia en el sistema en conjunto. Estos efectos pueden considerarse más bien puntuales y reversibles, en muchos casos, pero inciden especialmente sobre aquellos organismos sésiles o con baja capacidad de movimiento. Otro tipo de contaminación a tener en cuenta deriva de los posibles aparatos eléctricos, aguas de lastre, restos de lodos, pinturas, disolventes… de embarcaciones, casquetes de aviones, antenas de radiotelecomunicaciones, etc, que puedan perjudicar gravemente el ecosistema si no son retirados a tiempo4.
  2. La calidad de los sedimentos, provocada por ejemplo por la posible liberación de contaminantes atrapados en las capas profundas del sedimento durante la fase de obra de los arrecifes que son deliberadamente construidos. 
  3. Las comunidades bentónicas y pelágicas. En lo que respecta a los impactos de carácter directo, las comunidades bentónicas que habiten sobre o bajo el sustrato quedarían sepultadas. No obstante, si son instalados deliberadamente, se suele realizar sobre fondos arenosos no vegetados previamente donde la biodiversidad es bastante escasa. Además, ambos tipos de organismos tanto los bentónicos como los pelágicos, pueden verse afectados por la incorporación de partículas a la columna de agua, provocada por labores de fondeo en términos de disminución de la tasa fotosintética o dificultad respiratoria por colapso en las branquias de dichas partículas, entre otros. Por otro lado, también hay que tener en cuenta las alteraciones indirectas hacia estos organismos, derivadas de la posible atracción de depredadores u otros organismos ajenos al sistema, que pueden no ser deseables para la supervivencia del ecosistema.
  Arrecife construido deliberadamente. Imagen obtenida de The Guardian

A pesar de sus impactos negativos previamente citados, su instalación deliberada o el simple aprovechamiento de estructuras previas es objeto de estudio actual. De entre los beneficios, el que más destaca es el incremento de los recursos pesqueros. De hecho, este es el objetivo básico de los arrecifes construidos intencionadamente pues principalmente su finalidad es el incremento de la producción y la conservación de las especies objetivo. Por otro lado, también proporcionan refugio, alimento, zonas de cría y de desove, incremento de la superficie de colonización de las comunidades epibentónicas etc2. Todo esto, provoca el mantenimiento y/o recuperación tanto de hábitats como de biodiversidad costera. Además, actúan de barrera frente al litoral al igual que los arrecifes “naturales”, fomentando así la defensa costera5.

Es cierto que actualmente los arrecifes artificiales son una posible solución a tener en cuenta, tanto con motivo de construcción como de aprovechamiento. Sin embargo, no debemos olvidar que aún el mar es tomado como un vertedero. Hasta hace pocas décadas, si una embarcación se hundía, no volvía nunca más a aparecer ni nadie ejercía algún tipo de protesta al respecto. Además, resulta notable la falta de regulación normativa relativa a estas estructuras. De hecho, sólo existen directrices o guías metodológicas para abordar el tema, sin contar con un respaldo jurídico y vinculante realmente específico para este nuevo tipo de arrecife que solo es un ejemplo del nuevo fondo marino del siglo XXI.

BIBLIOGRAFÍA:

1. Convención para la Protección del Medio Ambiente Marino del Atlántico del Nordeste. París, 22 de Septiembre de 1992.

2. Lima, J.S., Zalmon, I.R., Love, M. (2019). Overview and trends of ecological and socieconomic research on artificial reefs. Elsevier. Marine Environmental Research. 145:81-82

3. Ministerio de Medio Ambiente. Secretaría General Técnica. Guía metodológica para la instalación de arrecifes artificiales. Madrid: Centro de Publicaciones del Ministerio de Medio Ambiente, 2008. ISBN 978-84-8320-445-0

4. Guidelines for the Placement of Artificial Reefs. Londres. 2009.

5. Rosales, A., Ron, E., Castresana-Pérez, G. (2009). ¿Atracción o Producción en Hábitats Artificiales? Gulf and Caribbean Research. 62:31-33

Un insecticida neurotóxico favorece la infección fúngica en las larvas de Aedes aegypti al alterar la comunidad bacteriana | SpringerLink

Las bacterias simbióticas tienen un impacto significativo en la formación de mecanismos defensivos contra hongos patógenos e insecticidas. El microbioma del mosquito Aedes aegypti ha sido bien estudiado; sin embargo, no hay datos sobre la influencia de insecticidas y hongos patógenos en su estructura. El hongo Metarhizium robertsii y un insecticida neurotóxico (complejo de avermectinas) interactúan sinérgicamente, y se observa la colonización de las larvas con masas de hifas tras los tratamientos fúngicos y combinados (conidios + avermectinas). Se estudiaron los cambios en las comunidades bacterianas (16S rRNA) de las larvas de Ae. aegypti bajo la influencia de la infección fúngica, la toxicosis por avermectina y su combinación. Además, se estudiaron las interacciones entre el hongo y las bacterias cultivables predominantes in vitro e in vivo tras la coinfección de las larvas. Las avermectinas aumentaron la carga bacteriana total y la diversidad. El hongo disminuyó la diversidad y aumentó de forma insignificante la carga bacteriana. Es importante destacar que las avermectinas redujeron la abundancia relativa de Microbacterium (Actinobacteria), que mostró un fuerte efecto antagónico hacia el hongo en los ensayos in vitro e in vivo. El tratamiento con avermectina provocó un aumento de la abundancia de Chryseobacterium (Flavobacteria), que ejerció un efecto neutro sobre el desarrollo de la micosis. Además, el tratamiento con avermectina condujo a un aumento de algunas bacterias subdominantes (Pseudomonas) que interactuaron sinérgicamente con el hongo. Sugerimos que las avermectinas modifican la comunidad bacteriana para favorecer el desarrollo de la infección fúngica.

Traducido con DeepL

Origen: A Neurotoxic Insecticide Promotes Fungal Infection in Aedes aegypti Larvae by Altering the Bacterial Community | SpringerLink

Un antiviral fabricado en España es 100 veces más potente que el tratamiento actual | madrimasd

Un prestigioso estudio internacional prueba que un fármaco contra el cáncer bloquea la multiplicación del coronavirus en células humanas y en ratones con covid

Origen: Un antiviral fabricado en España es 100 veces más potente que el tratamiento actual | madrimasd

El veneno de las cobras escupidoras evolucionó hacia una función defensiva | madrimasd

 

Un equipo con investigadores del CSIC publica la primera evidencia de que el comportamiento defensivo de las cobras escupidoras ‘Naja’ influyó en la composición de su veneno.

Origen: El veneno de las cobras escupidoras evolucionó hacia una función defensiva | madrimasd

El aumento de la masa forestal se percibe como un factor negativo en las zonas rurales pese a los beneficios que aporta | madrimasd

La aparición de nuevas masas boscosas y el aumento de la cobertura vegetal son beneficiosos para mitigar el cambio climático ya que los bosques ayudan a retener CO2 y restaurar los ecosistemas

Origen: El aumento de la masa forestal se percibe como un factor negativo en las zonas rurales pese a los beneficios que aporta | madrimasd

La vacuna del CSIC más adelantada para la covid-19 muestra una eficacia del 100% en ratones | madrimasd

El proyecto de Mariano Esteban y Juan García Arriaza, del CNB-CSIC, que utiliza una variante del virus que sirvió para erradicar la viruela, se publica en ‘Journal of Virology’

Origen: La vacuna del CSIC más adelantada para la covid-19 muestra una eficacia del 100% en ratones | madrimasd