Odonatos. Perdona ¿Odo.. qué?

Hoy me apetece hablaros un poco sobre los Odonatos. ¡¿Odo… que?! Os estaréis preguntando. Tranquilos, esa misma pregunta me han hecho todas las personas que me han preguntado a cerca de mi Trabajo Fin de Grado (TFG) o prácticas externas. Al parecer casi nadie sabe qué son los Odonatos y por eso mismo os vengo a hacer un breve resumen.

Seguro que si sabéis lo que es una libélula, ¿verdad? Pues bien, los Odonatos son las libélulas y los caballitos de diablo. Estos insectos pertenecen al orden Odonata. Ahora viene la segunda gran pregunta que me hacen la mayoría ¿Qué es un caballito del diablo? Pues seguramente los hayáis visto muchas veces, pero os habréis pensado que eran libélulas.

Los Odonatos, un orden de insectos, se dividen en dos subórdenes: Zygoptera (caballitos del diablo) y Anisoptera (libélulas).  No obstante existe un tercer suborden relicto Anisozygoptera, actualmente con dos especies en Asia (Dijkstra et al., 2013). Ppresentan una riqueza global relativamente alta, la mayor se da diversidad en los trópicos. En cambio, en la Región Paleártica la riqueza de especies es baja (Kalkman et al., 2008).

Ambos subórdenes presentan ciertas diferencias en cuanto a su morfología, comportamiento y ecofisiología. Podemos diferencias a los caballitos del diablo y las libélulas mediante sus alas, y la forma de éstas cuando están en reposo. Las libélulas descansan con las alas extendidas, y la base del ala trasera tiene mayor amplitud que la base del ala anterior. En cambio, los caballitos del diablo descansan con las alas juntas y las bases de las alas traseras y anteriores son similares entre sí (Askew, 2004).

Además son insectos de agua dulce, por lo que están restringidos a las inmediaciones de hábitats lénticos (aguas continentales que no presentan flujo unidireccional persistente, por ejemplo: lagos, pantanos, etc.) o lóticos (aguas continentales con flujos persistentes en tiempo y dirección, como los ríos) (Hof et al., 2006). Son pocas las especies que toleran condiciones salobres (Kalkman et al., 2008). Las diferencias existentes entre ambos tipos de hábitat pueden influir en la distribución de las especies de odonatos. Por ejemplo, las especies de hábitat lénticos se caracterizan por tener una mayor capacidad de dispersión como respuesta a la menor persistencia espacial y temporal de estos hábitats (Grewe et al, 2012). Además, al tener mayor capacidad de dispersión tienden a presentar tamaños de rango de distribución geográfica más grandes. Por el contrario, las especies de hábitats lóticos no van a depender de una capacidad de dispersión elevada para persistir durante cambios en las condiciones climáticas, ya que en respuesta a las variaciones climáticas pueden moverse a lo largo de los ríos (Hof et al., 2008).

¿Queréis que siga escribiendo más sobre los odonatos? ¿Queréis saber más sobre su distribución geográfica, y que determina dicha distribución? ¿Sabéis que en el pasado estos organismos llegaron a medir hasta 71 cm, os lo cuento en otro artículo?

¡Dejad comentarios con vuestros intereses!

REFERENCIAS

Askew, R.R. (2004). The Dragonflies of Europe (revised edition). Herley Books, Colchester, United Kindgdom.

Dijkstra, K. D. B., Bechly, G., Bybee, S. M., Dow, R. A., Dumont, H. J., Fleck, G., … & May, M. L. (2013). The classification and diversity of dragonflies and damselflies (Odonata). In: Zhang, Z.-Q.(Ed.) Animal Biodiversity: An Outline of Higher-level Classification and Survey of Taxonomic Richness (Addenda 2013). Zootaxa, 3703: 36-45.

Grewe, Y., Hof, C., Dehling, D.M., Brandl, R. & Brändle, M. (2012). Recent range shifts of  European dragonflies provide support for an inverse relationship between habitat predictability and dispersal. Global Ecology and Biogeography, 22: 403–409.

Hof, C., M. Brändle & R. Brandl (2006). Lentic odonates have larger and more northern ranges than lotic species. Journal of Biogeography, 33: 63–70.

Hof, C., Brändle, M., & Brandl, R. (2008). Latitudinal variation of diversity in European freshwater animals is not concordant across habitat types. Global Ecology and Biogeography, 17: 539-546.

Kalkman, V.J., Clausnitzer. V., Dijkstra, K.D.B., Orr A.G., Paulson D.R., Tol J. (2008). Global  diversity of dragonflies (Odonata) in freshwater. Hydrobiologia, 595: 351–363.

El nuevo Plan de Adaptación al Cambio Climático: la salida verde a la crisis | The conversation

La subida de las temperaturas conlleva importantes riesgos para sectores clave de nuestra economía que dependen estrechamente del clima, pero también para otros muchos campos esenciales para nuestro bienestar como la salud humana, la biodiversidad o la vivienda.

Hay una gama de posibles futuros y no todos tienen porque ser negativos. El más optimista es el de una agenda internacional verde. La opinión pública en muchas democracias está empezando a darle una mayor prioridad al cambio climático y a la conservación ambiental.

No obstante, las emisiones de carbono no paran de crecer. El mundo está muy lejos de cumplir los objetivos del Acuerdo de París.

Imagen de las 10 claves del acuerdo de París.
El Plan de Adaptación al Cambio Climático

El pasado 22 de septiembre, el Consejo de Ministros de España aprobó el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático (PNACC) 2021-2030, una herramienta fundamental hacia la reconstrucción verde. Su principal objetivo es construir un país menos vulnerable, más seguro y resiliente a los impactos y riesgos del cambio climático, capaz de anticipar, de responder y de adaptarse a un contexto de clima cambiante.

Puedes leer la noticia en: El nuevo Plan de Adaptación al Cambio Climático: la salida verde a la crisis | The conversation

Una nueva variante del coronavirus detectada en junio en España ya es una de las más frecuentes en Europa | madridmasd

Una nueva variante genética del coronavirus SARS-CoV-2, detectada por primera vez en España y los Países Bajos en el inicio del verano, se ha extendido ampliamente por Europa en los últimos meses, según una investigación preliminar publicada este jueves.

Por el momento no hay ninguna prueba de que el virus ahora sea más virulento o transmisible, según explica uno de los autores del estudio, el biólogo Iñaki Comas, del Instituto de Biomedicina de Valencia (CSIC).

Puedes leer la noticia en el siguiente enlace: Una nueva variante del coronavirus detectada en junio en España ya es una de las más frecuentes en Europa | madridmasd

La NASA confirma que hay agua en la Luna | madrimasd

Nuevas observaciones apuntan a que la luna tiene grandes reservas de hielo que podrán ser claves para las misiones tripuladas.

El telescopio de la NASA montado a bordo del Boeing 747 ha captado luz infrarroja en una longitud de onda que solo puede emitir el agua. No hay ningún otro material en la Luna que pudiera dar esa misma señal, explican los responsables del trabajo, que se publica en Nature Astronomy.

Aquí puedes leer la noticia completa: La NASA confirma que hay agua en la Luna | madrimasd

Así muere el bosque más grande del planeta | madrimasd / Los biomas-La Taiga

Algunos científicos argumentaban que una de las consecuencias “positivas” del calentamiento global era que los bosques colonizarían las partes más frías del planeta. Sin embargo, un estudio muestra ahora cómo la contaminación está opacando la atmósfera de las regiones árticas, impidiendo el paso de los rayos del Sol y frenando la fotosíntesis. Esto ha dado como resultado que miles de kilómetros cuadrados de bosque boreal ya hayan muerto. Además el cielo oscurecido impide que crezcan los refuerzos.

Podeis leer la noticia en: Así muere el bosque más grande del planeta | madrimasd

¿QUE SON LOS BIOMAS?

Los biomas o ecorregiones son tipos de vegetación que aparecen en climas particulares y que tienen asociada una fauna característica adaptada a esas condiciones ambientales (Lomolino et al., 2006). Se agrupan por su similitud climática/geológica, ecológica, paisajista y por poseer organismos con adaptaciones similares. Las especies de un mismo bioma en sitios muy alejados (continentes) no tienen por qué ser las mismas, ni siquiera emparentadas. Los biomas no coinciden con las Regiones.

Hay 12 tipos de biomas según Lomolino et al. (2006): (1)El desierto polar, (2) La tundra + tundra alpina, (3) La taiga, (4) El bosque templado o caduco, (5) Pluviselva templada, (6) Las estepas y praderas, (7) El bosque mediterráneo (esclerófilo), (8) El bosque subtropical perennifolio, (9) El desierto, (10) La sabana,(11) El bosque tropical estacional (bosque seco) y (12) La pluviselva tropical  o bosque tropical.

Distribución de los 12 tipos de bioma.

Es importante destacar que los biomas son las mayores unidades en las que puede clasificarse la vegetación global (y su fauna asociada). Además, distintas regiones del planeta con climas similares contienen los mismos biomas, pero no necesariamente los mismos taxones.

Dentro de cada bioma, podemos distinguir multitud de ecosistemas, que dependen de factores locales (altitud, exposición solar, suelos, cursos de agua,…)

LA TAIGA

Los bosques boreales, también conocidos como “La Taiga”, solo se encuentran en el Hemisferio Norte. En Norteamérica alcanza unos 1500 km de latitud y en Eurasia 2000 km (en Rusia). La palabra taiga significa “bosque pantanoso” en ruso.  Ocupa el 32% de la superficie forestal mundial y el 8% de la superficie terrestre, por lo que es el bioma más extenso (Sánchez, 2019).

Distribución de los bosques boreales.

Contribuyen de manera muy significativa a determinar el clima global de la tierra y el porcentaje de CO2 de la atmósfera y, como el resto de los bosques, tienen un valor incalculable para la biodiversidad. Además, constituyen el mayor depósito de carbono en forma orgánica viva en el planeta, almacenado principalmente en el suelo y la hojarasca (López-Colón & García, 2011).

Limites

La taiga límita con la tundra al norte, es la línea de bosque. Mientras que el limite sur se puede dar por un lado con los bosques templados caducifolios y por otro, con las estepas y praderas frías (en función de si estamos al E o al O de los continentes). Este último límite se localiza en los 50-60º de latitud (Sánchez, 2019).

Limites latitudinales del bosque boreal

El paso de tundra a taiga no es una línea perfecto, si no que encontramos el gradiente de tundra-taiga. Lo que ocurre es que desde las zonas de tundra vamos encontrando progresivamente zonas con pocos árboles (los cuales tendrán problemas de crecimiento: estarán retorcidos, con ramas muertas por la congelación) de pequeño tamaño, y poco a poco según nos movamos al sur habrá más densidad de árboles hasta llegar a las taigas (donde la densidad de árboles es muy alta). El espacio que hay entremedias de la tundra y la taiga se puede llamar de varias formas, una de ellas es la de tundras forestales.

Clima

Los inviernos son largos y severos, presentando 6 meses con temperaturas por debajo de los 0 °C y los veranos son cortos presentando desde 50 hasta 100 días sin heladas, períodos en donde la temperatura está entre los 10 y 19°C. Se caracteriza por un clima frio y humedo (Sánchez, 2019).

  • Precipitación anual media: 250-500 (800) mm principalmente en verano
  • Tª mínima de invierno: -10/-30 ºC (hasta -70°C)
  • Media del mes más cálido: > 10°C (máximas > 30°C)
  • Tª superior a 5ºC durante 4-5 meses al año

Vegetación

En general, hay grandes extensiones de bosques de coníferas ocasionalmente mezcladas con especies caducifolias, y salpicados de lagos y turberas. Son las áreas boscosas continuas más extensas del planeta. Son pobres en especies (dominan 5-10 especies de coníferas) y hay flora “joven” que recolonizó el norte desde el sur tras las glaciaciones.

Las diferentes Conífera en diferentes regiones son las de Escandinavia (Pinus sylvestris y Picea abies) y el Norte de Siberia (Larix, Pinus (varias especies, incluida el P. sylvestris)). Si nos vamos a la región Neártica, en Norteamérica (Picea, Larix, Abies, Pinus, Chamaecyparis, Tsuga). Estas coníferas se combinan con especies caducifolias. Las principales caducifolias son: Populus, Betula, Salix, Alnus y Fraxinus. Esto da lugar a bosques mixtos de hoja caduca. Los abedules suelen ser dominantes, dado que son capaces de estar en zonas encharcadas donde las coníferas se desarrollan muy mal.

En cuanto a las turberas, cubren hasta el 10% del terreno. En ellas encontramos muchas especies de muchos musgos (Sphagnum, etc.) cárices (Carex, Eriophorum), arbustos rastreros y herbáceas

Adaptaciones de la vegetación (Sanchez, 2019)

Necesitan adquirir resistencia al frío y al estrés hídrico (invernal), por lo que presentan las siguientes adaptaciones:

  • Forma cónica. Ramas descendentes para acumular menos nieve
  • Polinización anemófila. “Flores” agrupadas en conos
  • Hojas aciculares: con área foliar reducida, gruesas y cubiertas por ceras
  • Disminución punto de congelación (pérdida de agua y aumento de la concentración de solutos (azúcares)

Necesitan hacer un uso eficaz de los nutrientes, por lo que presentan adaptaciones como:

  • hoja perenne (hasta 7 años, excepto alerces, genero Larix, no son perennifolios)
  • menor requerimiento de nutrientes cada año
  • comienzo rápido de la fotosíntesis tras invierno

Fauna

Encontramos grandes herbívoros (alce, reno y ciervo), medianos (ardillas, castores, glotón americano), grandes carnívoros (oso y lobo), medianos (zorro, mustélidos, tejón, marta, comadreja, visón, etc.). En invierno acoge la fauna de tundra (búho nival, zorro ártico, oso polar, glotón) (Sánchez, 2019).

Al ser un ecosistema muy forestal hay una gran variedad de aves forestal, adaptadas a zonas cerradas (carpinteros, paseriformes, piquituerto, tetraonidae (faisanes, urogallo), cascanueces, etc.) con picos adaptados para abrir las piñas y comer las semillas.

Adaptaciones de la fauna (Sanchez 2019; Ibáñez, 2008).

La fauna se caracteriza por tener adaptaciones que permitan una resistencia al frío

  • Pelajes densos y gruesos de color invernal.
  • Grandes reservas de energía almacenada en forma de grasa
  • Procesos de hibernación y migraciones

REFERENCIAS

Ibáñez, J (2008). La Taiga. Madridmasd. Disponible en: https://www.madrimasd.org/blogs/universo/2008/09/15/100924 [Último acceso: 04 sep. 2020]

Lomolino, M.V., Riddle, B.R. y Brown, J.H. (2006). Biogeography. 3rd
edition. Sinauer Associates Inc., Massachusets, USA.

López-Colón, J., García, J. (2011). Los bosques boreales. Ecologistas en Acción. Disponible en: https://www.ecologistasenaccion.org/7015/los-bosques-boreales/ [Último acceso: 04 sep. 2020]

Sánchez, J. (2019) La taiga: 6 cuestiones fundamentales para entender su importancia. Ecosiglos. Disponible en: https://ecosiglos.com/taiga/ [Último acceso: 04 sep. 2020]

El primer cráneo casi intacto de un embrión de saurópodo en 3D revela rasgos faciales inesperados | madridmasd

Hace 25 años, un equipo de investigadores descubrieron en el yacimiento de Auca Mahuevo (Patagonia argentina) los primeros embriones de dinosaurio en una enorme zona de anidación de dinosaurios , que vivieron hace 80 millones de años.

Imagen de un saurópodo, genero diplodocus | asturnatura

Ahora, un trabajo publicado en el último número de Current Biology describe el primer cráneo embrionario casi intacto de un ejemplar de sauropodomorfo, un grupo de dinosaurios caracterizados por un cuello y cola de gran longitud y una pequeña cabeza. De entre ellos, el brontosaurio es el ejemplo más popular. La investigación sugiere que estos animales pudieron contar con rasgos faciales especializados en su etapa de cría que cambiaban cuando se convertían en adultos.

Para leer la noticia entera: El primer cráneo casi intacto de un embrión de saurópodo en 3D revela rasgos faciales inesperados| madridmasd

Un pequeño resumen sobre los dinosaurios

Los dinosaurios surgen en la Era Mesozoica (hace 240 m.a) divida en tres etapas o períodos: triásico, jurásico y cretácico. La palabra dinosaurio proviene de los términos en latín “deinos” y “saurus” que significan “terrible” y “reptil”. El término fue acuñado por primera vez en 1842 por el paleontólogo Richard Owens (National Geographic1).

Los dinosaurios pertenecen a la clase Sauropsida (un caldo de vertebrados amniotas al que pertenecen los reptiles y las aves). Aunque parezca mentira, los dinosaurios están más emparentados genéticamente con las aves que con los reptiles. De hecho el trabajo de Chris Organ publicado en Science “Molecular Phylogenetics of Mastodon and Tyrannosaurus rex” confirma que el Tyrannosaurus rex, comparten un ancestro común con pollos, avestruces y, en menor medida, caimanes (Bradt, 2008). Por tanto, las aves evolucionaron de los terópodos (suborden de dinosaurios).

Árbol filogenético de Sauropsida | Ojodedarwin

Los dinosaurios se extinguieron hace unos 65 millones años. Existen dos teorías aceptadas sobre cómo se extinguieron. La más famosa tal vez sea la teoría sobre el impacto de un asteroide. El asteroide dejó un cráter de 180 km de ancho en la Península de Yucatán, México. El cráter recibe el nombre de Chicxulub. Se cree que la lluvia radiactiva causada por el impacto mató a los dinosaurios y formó un estrato de roca rico en iridio que data de hace 65 m.a (National Geographic2). La segunda teoría es la de una erupción volcánica que ocultó la luz solar durante mucho tiempo y liberó muchos gases de efecto invernadero. Además se cree que esta erupción causó la expansion del iridio por todo el planeta (el núcleo terrestre es rico en iridio).

Imagen del cráter Chicxulub.

Referencias:

Bradt, S. (2008). Molecular analysis confirms T. Rex’s evolutionary link to birds. The Harvard Gazette. Disponible en: https://news.harvard.edu/gazette/story/2008/04/molecular-analysis-confirms-t-rexs-evolutionary-link-to-birds/ [Último acceso: 08 de sep. 2020]

National Geographic1. ¿Qué sabes de los dinosaurios? | Dinosaurios-National Geographic. Disponible en: https://www.nationalgeographic.com.es/ciencia/cuanto-sabes-sobre-dinosaurios_13131 [Último acceso: 08 de sep. 2020]

National Geographic2. La extinción de los dinosaurios | Dinosaurios-National Geographic. Disponible en: https://www.nationalgeographic.es/historia/la-extincion-de-los-dinosaurios

Organ, C. L., Schweitzer, M. H., Zheng, W., Freimark, L. M., Cantley, L. C., & Asara, J. M. (2008). Molecular phylogenetics of mastodon and Tyrannosaurus rex. Science320(5875), 499-499.

PD: Si os apetece algún artículo hablando sobre los dinosaurios o su filogenia, dejarlo en los comentarios!

¿Qué hay en el humo de los incendios forestales y por qué es tan malo para los pulmones? | The Conversation

Los componentes del humo de un incendio forestal dependen de: qué se esta quemando (pasto, matorrales o árboles),  la temperatura ( ¿está ardiendo o simplemente humeando? ) y la distancia entre la persona que respira el humo y el fuego que lo produce.

Además las partículas grandes, como las que la mayoría de la gente considera cenizas, no suelen viajar tan lejos del fuego, pero las partículas pequeñas o aerosoles pueden viajar a través de los continentes.

El humo de los incendios forestales contiene miles de compuestos individuales incluyendo: monóxido de carbono, compuestos orgánicos volátiles (COV), dióxido de carbono, hidrocarburos y óxidos de nitrógeno. 

Puedes leer la noticia entera en el siguiente enlace: https://cutt.ly/QfzChYV

Además puedes leer los siguientes artículos de Ecotoxsan relacionados con los incendios forestales;

COVID-19: Cómo influye la pandemia en la calidad y gestión del agua | The Conversation

COVID-19: Cómo influye la pandemia en la calidad y gestión del agua

The conversation

EL virus también esta presente en las aguas residuales de forma importante. No obstante, la concentraciones son bajas para poder contagiar. También se ha observado que existe una correlación positiva con la presencia e intensidad de la pandemia. Esto quiere decir que hay más concentración del virus en las aguas residuales en aquellas zonas donde la pandemia ha sido más fuerte.

De esta manera, los científicos están usando las aguas residuales como indicadores globales de la enfermedad e incluso para saber en qué zonas de una población hay más casos. También puede detectarse cuándo se inició un brote con aguas residuales congeladas.

Sin embargo esta pandemia y la “nueva normalidad” esta perjudicando al medio ambiente de diversas maneras, como por ejemplo con un aumento considerables de los residuos plásticos y también un aumento en la contaminación de las aguas. La desinfección con lejía y otros desinfectantes podría ser un problema para la la fauna y la flora de los cuerpos de agua. Aunque durante el confinamiento se ha observado una mejora considerable en los ríos, las aguas limpias de Venecia, etc, a este paso, estas mejorar no van a durar mucho.

La nueva normalidad no contempla de una forma clara una economía más verde, una mayor conservación de la naturaleza u otras medidas dirigidas a la mejor gestión ecosistémica del agua.

Podeis leer la noticia entera en el siguiente enlace: https://cutt.ly/GfjyUBP

Fuente de la imagen: https://cutt.ly/tfjukLf

Incendio en El Valle del Jerte y comarca de La Vera

El jueves 27 de agosto, en torno a las 20:30 se inició el fuego en Collado de las Yeguas, en la localidad de Jerte y en plena Reserva Natural de la Garganta de Los Infiernos (Murillo, 2020).  Hoy, 29 de agosto, el incendio sigue avanzando sin control y ha subido a nivel 2 de peligrosidad. El fuego afecta a los términos municipales de Cabezuela del Valle, Aldeanueva de la Vera y Garganta la Olla. Una vez pasada la primera noche, ya se pudieron incorporar los medios aéreos, tanto del Infoex como de las Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF) y de la UME (Redacción Nius, 2020).

Además, en la madrugada de este sábado se ha declarado un segundo incendio la localidad cacereña de Aldehuela en la comarca de Las Hurdes, ha llevado obligado ha evacuar a 120 personas (Redacción Hoy, 2020).

Imágenes donde se observa el humo del incendio el día 28 de agosto sobre las 20:30h desde Parrillas, Toledo | imagen por Mónica Gómez.

El Valle del Jerte

El Valle del Jerte es una comarca situada en Extremadura, en dirección nororiental y limitando con Ávila y Salamanca (norte), Plasencia (sur), Ambroz (oeste) y la Comarca de la Vera (este) (Chova, 2014).

Comarca El Valle del Jerte

Por este valle pasa el río Jerte, afluente del río Alagón, tributario a su vez del Tajo, aprovechando el accidente tectónico de la Falla de Plasencia. En este valle podemos encontrar el pico mzs alto de Extremadura, el Torreón del Calvitero, con 2.401 metros de altitud. Este pico se encuentra entre los montes de Tras la Sierra y la Sierra de Tormantos, sierras que superan los 1000 metros de altitud, en la parte más septentrional del Valle del Jerte.  Uno de los destinos clave que visitar en el Valle de Jerte es la Garganta de los Infiernos. En esta garganta esta la única Reserva Natural de la Red de Espacios Protegidos de Extremadura, declarada en 1.994. Esta reserva incluye casi todo el valle y la Sierra de Gredos (Chova, 2014).

Garganta de los Infiernos.

En cuanto a la flora que se puede observar en el Valle del Jerte encontramos encinas, alcornoques, bosques de roble melojo, brezo, retama, majuelo, escoba o cantueso, en las zonas mas bajas. Al aumentar en altitud, encontramos los bosques melosos que conviven con el fresno, quejido o madroño, la nueza blanca y la negra, helecho, madreselva, robledales e hiedra. Una vez superado los 1.000 metros empiezan a aparecer los matorrales y piornales, y un poco más arriba los pastizales hasta encontrar los musgos y líquenes en la cumbre de las montañas. En el Valle del Jerte también destaca alguna especie de tejo, ya que se encuentran en peligro de extinción (Chova, 2014).   Estos cambios de flora según aumenta la altitud es consecuencia de los “pisos bioclimáticos”.  Al aumentar la altitud, el clima (temperatura y precipitación) van cambiando y como consecuencia la flora en función de los requerimientos ecológicos de cada especie.  

Algo característico de este valle es la floración de los cerezos. Merece la pena verlo, es precioso. Yo aun me acuerdo de ver todo el suelo blanco, como si fuese nieve, cuando iba de pequeña con mis padres.  La floración de los cerezos se produce la última semana de marzo y la primera de abril, suele durar unos 10/15 días. Si os interesa verlo María Chova (2014) habla de posibles rutas para verlo.

Respecto a la fauna del Valle, existe una gran diversidad. Entre las aves destacan el halcón abejero, azor, gavilán, águila calzada, trepador azul, pico picapinos, pechiazul, collalba gris, acentor alpino, etc. Entre los mamíferos encontramos la cabra montesa, la ratilla nival, la nutria o el desmán de los Pirineos (Chova, 2014).

REFERENCIAS

Chova, M. (2014). Valle del Jerte: la floración de los cerezos y más | Ciencia y biología. Disponible en: https://cienciaybiologia.com/valle-del-jerte-la-floracion-de-los-cerezos-y-mas/ [Último acceso: 29 Ago. 2020]

Murillo, A (2020). Avanza sin control el incendio que afecta al Jerte y La Vera | Hoy.es Disponible en: https://www.hoy.es/prov-caceres/infoex-trabaja-extincion-20200827221225-nt.html [Último acceso: 29 Ago. 2020]

Redacción Hoy. (2020). Un incendio declarado de madrugada obliga a evacuar a 120 personas de dos pedanías de Las Hurdess | Hoy.es. Disponible en:  https://www.hoy.es/prov-caceres/incendio-declarado-madrugada-20200829090107-nt.html [Último acceso: 29 Ago. 2020]

Redacción Nius. (2020). El incendio del Valle del Jerte sigue activo y en nivel dos de peligrosidad | Nuisdiario.es. Disponible en: https://www.niusdiario.es/sociedad/sucesos/incendio-valle-jerte-activo-nivel-2-peligrosidad_18_3002745032.html [Último acceso: 29 Ago. 2020]

Rana meridional (Hyla meridionalis)

Hace unas noches esta pequeña ranita meridional se dejó ver por el patio de mi casa. Este pequeño anfibio pertenece al orden de los Anuros, y a la familia Hylidae, siendo el nombre de la especie Hyla meridionalis.

Esta rana la podemos encontrar en el noroeste de África y en países de europeos como Portugal, España, Francia e Italia. También se cuenta en Madeira, Canarias, e islas Baleares (Menorca).  En España su distribución esta dividida en tres núcleos aislados:  suroeste de la Península, extremo noreste de España (región de Cataluña), y una población en el País Vasco.  También ha sido introducida en las ), islas Canarias, y en Menorca (Islas Baleares) (Sillero, 2014).

En cuanto al hábitat, en el sur peninsular, los adultos suelen estar en prados, juncales, zarzales y pinares próximos a charcas y lagunas. Según nos desplazamos más al norte, en zonas situadas por el centro y oeste peninsular, hábitat zonas arbustivas densas cercanas a charcas y ríos, con pocos árboles. En Cataluña tienen preferencia por charcas en áreas forestales. Es  una especie generalista en las charcas temporales, donde se reproduce, esto quiere decir que tiene un amplio gradiente de tipo de hábitats en cuanto a temporalidad y extensión. No obstante, también puede reproducirse en charcas permanentes, prados encharcados, regueros, arroyos de escasa corriente, y humedales costeros e interiores con abundante vegetación palustre (Sillero, 2014).

Mapa de distribución en la península Ibérica de Hyla meridionalis (puntos negros), Hyla arborea (puntos grises) y zonas de simpatría (puntos rojos) / Sillero 2014

Es una especie frecuente y sus poblaciones, a excepción de las del sureste ibérico y País Vasco, no parecen tener graves problemas de conservación. La principal amenaza de la especie es el continuo deterioro, fragmentación y desaparición de los hábitats reproductivos. Otras amenazas para la especie son la contaminación química del agua y el aislamiento poblacional (Tejedo & Reques,2002).

En cuanto a las categorías de amenaza establecidas para dicha especie por la UICN encontramos a nivel global, catalogada como especie de preocupación menor (LC) y en España catalogada como Casi amenazada (NT) (Sillero, 2014).

En cuanto a las medidas de conservación, en el Pais Vasco la especie es objetivo de un plan de reintroducción y seguimiento, esta medida esta teniendo resultados positivos. Otra medida en esta zona es la creación de una red de charcas de reproducción a la cual se han traslocado individuos entre los años 1998 y 2005(Sillero, 2014). También se recomienda adoptar medidas de protección en los limites de su distribución y conocer más a fondo su biología (requerimientos ecológicos, demografía, estructuración genética y susceptibilidad a contaminantes ambientales) (Tejedo & Reques,2002).

REFERENCIAS

Tejedo, M., Reques, R. (2002). Hyla meridionalis. Pp. 117-119. En: Atlas y Libro Rojo de los Anfibios y Reptiles de España. Pleguezuelos J. M., Márquez R., Lizana M., (Eds.). Dirección General de Conservación de la Naturaleza-Asociación Herpetológica Española, Madrid.

Sillero, N. (2014). Ranita meridional – Hyla meridionalis. En: Enciclopedia Virtual de los Vertebrados Españoles. Salvador, A., Martínez-Solano, I. (Eds.). Museo Nacional de Ciencias Naturales, Madrid. http://www.vertebradosibericos.org/