El cambio climático y la evolución del Papamoscas Acollarado

El papamoscas acollarado (Ficedula albicollis) tiene un tamaño de unos 12 cm pudiendo alcanzar los 24 cm de envergadura, y unos 18 gramos de peso. Los machos en la época reproductiva, son de color negro o marrón oscuro por la parte superior y blancos por la parte inferior. En su cabeza tienen un capirote abarcando el píleo, la parte superior de la nuca, la cara y las mejillas. En cambio, en su frente se puede observar una mancha blanca, la cual es crucial para atraer más a las hembras. Su reproducción suele realizarse en mayo-junio, suelen poner entre 5-7 huevos y la incubación dura 14 días. El papamoscas acollarado puede estar presente en Europa, en el Sudoeste de Asia y África. Su hábitat suelen ser claros bosques y pinares, los linderos de los bosques, los huertos, los parques y jardines. Se alimentan sobre todo de insectos voladores, gusanos y también pueden alimentarse de bayas, como se muestra en www.quedadanatural.net.

El papamoscas acollarado es una de las especies de aves que se ve más deteriorada por el cambio el climático, el cual afecta a cinco componentes del sistema del clima: atmósfera, hidrosfera, criosfera, superficie terrestre y biosfera; y a la manera de cómo interactúan entre sí. Las aves se ven perjudicadas por el estrés producido por el calor, por los cambios en la abundancia de las presas, por las interacciones entre especies, por la reducción de las migraciones y por los períodos de reproducción. De hecho, el cambio climático está afectando a la reproducción del papamoscas acollarado provocando variaciones evolutivas en el tamaño de la mancha blanca característica en su frente, favoreciendo a los individuos que tienen una mancha de menor tamaño.

Dos ornitólogos de la Universidad de Uppsala han estado estudiando 36 años a esta especie durante sus migraciones a la isla sueca de Gotland, uno de lugares de anidamiento del papamoscas acollarado, situada en el mar Báltico. Según sus primeros estudios, confirmaron la relación entre el tamaño de la mancha blanca característica de los machos con la reproducción de la especie. Cuanto mayor sea la mancha, más atrae a las hembras. No obstante, a partir de los años 90 la temperatura de la isla ha aumentado 1, 5 ºC su temperatura, debido al cambio climático, provocando cambios evolutivos en el tamaño de la mancha blanca en estas aves. Según Simon Evans el coautor del estudio, “los machos con la mancha frontal más pequeña sobreviven más”. Sus estudios, publicados en la revista Nature Ecology & Evolution, estiman que la reducción de esta macha blanca ronda el 11% de entre los 6.000 papamoscas estudiados (Criado, M. 2017). Como ya he dicho en los meses de mayo y junio es la época en la que estos pájaros inician los cortejos para el apareamiento. Estos meses comprenden las primaveras más cálidas de este siglo, y según los estudios, a los machos con manchas pequeñas es cuando les va mejor

El cambio climático está ejerciendo una presión selectiva sobre los machos con manchas pequeñas, favoreciendo su reproducción y supervivencia. Actualmente la mayoría de los papamoscas tienen manchas de gran tamaño, siendo obligados a reducir el tamaño para la supervivencia.

 

IMG_20170220_222258_resized_20170220_102337519.png

Papamoscas acollarado, mostrando su píleo tan característico.

 

Referencias:

Anónimo (2017)- Papamoscas acollarado [online]. Guía QN de las Aves de España. Disponible en:  http://quedadanatural.net/foro/guia-detalle.php?seo=437&g=aves  [Ultimo acceso 20 Feb. 2017]

Criado, M. (2017). El cambio climático está menguando los adornos sexuales de este pajarillo. [online] EL PAÍS. Disponible en:  http://elpais.com/elpais/2017/01/23/ciencia/1485154646_929004.html  [Último acceso 22 Feb. 2017].

Evans, S.; Gustafsson, L. (2017). Climate change upends selection on ornamentation in a wild bird. Nature Ecology & Evolution. Disponible en: http://www.nature.com/articles/s41559-016-0039 [Último acceso: 1 Feb. 2017].

 

 

Los ecosistemas marinos son atacados por los plásticos

Plastico_Oceano
Basura flotando en el Océano Atlantico

Diariamente, en la vida cotidiana, siempre se hace uso de algún que otro objeto de plástico. Un claro ejemplo de ello, es que se suele llevar siempre encima una botella de plástico. No obstante, no somos conscientes de lo que pasa con los plásticos a la hora de deshacernos de ellos. Nuestro consumo innecesario y excesivo provoca su aumento, y uno de los medios que se ve afectado son los ecosistemas marinos.

Es sorprendente que, en las zonas centrales de los océanos, haya más plásticos flotando en superficie que plancton (organismos en suspensión sobre el mar del que se alimentan otros animales como las ballenas). Según un informe publicado por “Ecologistas en Acción” (www.ecologistasenaccion.org) sobre la basura marina, el 80% de los plásticos procede de tierra firme, el alcantarillado, el turismo costero, vertederos, zonas industriales y el otro 20% proviene de actividades marinas (www.lagranepoca.com). Se sabe que 690 especies han interactuado con dichos plásticos. La contaminación marina es global en todo el planeta, no solo perjudica a los animales, sino que afecta a actividades económicas humanas como la pesca, el turismo, etc (www.ecologistasenaccion.org). La vida humana, los seres vivos y los ecosistemas existentes dependen de los océanos (se corresponde con el 71% de la superficie terrestre). Estas grandes masas de agua son los responsables del intercambio atmosférico de toneladas de CO2 y O2, de la formación de la capa de ozono que nos protege de las radiaciones ultravioleta y su capacidad calorífica modera los cambios del planeta, es decir, la temperatura en los mares apenas varía un tercio de lo que cambia la temperatura en los continentes.

Los plásticos y microplásticos (fragmentos de unos 5 mm de tamaño) generan en los animales daños físicos y químicos. Estos polímeros actúan como esponjas de sustancias tóxicas, tienen la propiedad química de atraer y acumular contaminantes hidrofóbicos o bien pueden secretar disruptores endocrinos (www.elplasticomata.com). También, pueden ser ingeridos por la fauna marina afectando considerablemente a su salud de diversas formas, como por ejemplo, pasando a formar parte del sistema digestivo o bien siendo afectados por la liberación de sustancias químicas. De hecho, se ha encontrado un promedio de 2.1 objetos plásticos dentro del organismo de cada pez en el norte del Océano Pacífico (León, 2012).  Además, la ingesta de estos pequeños plásticos por los animales puede perjudicar de forma indirecta a la raza humana ya que pasarían a formar parte de la cadena alimentaria. Se ha analizado la consecuencia de la acumulación, por estos materiales, de sustancias tóxicas y persistentes sobre los animales. Los resultados de estos análisis son cambios hormonales que afectan a la reproducción de las especies, así como la aparición de mutaciones genéticas y cáncer.

Se deben tomar medidas para el mantenimiento de los océanos debido a su importancia para la vida. Al ser tierra firme la principal fuente de plásticos, las economías deberían orientarse a una actividad de reciclaje en vez de la fabricación excesiva de ellos, o bien, la producción y fomentación de materiales degradables como sustituyentes. Además de realizar un consumo razonado de los plásticos en el día a día, depositando los residuos en contenedores de reciclaje, podrían informarnos de las consecuencias que conlleva su uso ya que parecen ser muy útiles, pero bastante perjudiciales.

Referencias bibliográficas:

Fernández Muerza, A. (2016). “El 80% de toda la basura que llega al mar son plásticos”. La Gran Época. Disponible en: http://www.lagranepoca.com/medio-ambiente/81903-bizkaia-azti-ong-contaminacion-reciclaje-plasticos-residuos-80-basura-mar-plasticos.html [Última fecha de acceso: 18 Feb. 2017].

León, E. (2012). “La contaminación marina por fuentes terrestres: un problema global” Revista NEJ – Electrónica, Vol. 17 – n. 1 – p. 113 -124. [Última fecha de acceso: 15 Feb. 2017].

Las basuras marinas son una grave amenaza para los ecosistemas.” Ecologistas en Acción Área de Medio marino (2017). Disponible en: http://www.ecologistasenaccion.org/article33543.html   [Última fecha de acceso: 15 Feb. 2017].

GESAMP (Grupo Mixto de Expertos sobre los Aspectos Científicos de la Protección del Medio Marino), Reports & Studies (2010). “Proceedings of the GESAMP International Workshop on Microplastic particles as a vector in transporting persistent, bioaccumulating and toxic substances in the ocean” UNESCO-IOC, Paris. No. 82. [Última fecha de acceso: 15 Feb. 2017].

“Océanos y playas de plástico” | El Plástico Mata. Disponible en: http://elplasticomata.com/oceanos-y-playas-de-plastico/ [Última fecha de acceso: 15 Feb. 2017].

El veneno de este caracol alivia los dolores más intensos

Los científicos investigan como el veneno del caracol Conus geographus puede sustituir a los fármacos opioides aliviando los dolores más intensos.

Para más información sobre la noticia:

http://elpais.com/elpais/2017/02/21/ciencia/1487654469_393684.html

Descubren en Lleida los fósiles de una nueva especie de primate

Se descubren los fósiles de una especie de primate primitivo al que se le ha llamado Microchoerus hookeri, un pequeño animal nocturno y arborícola. Los fósiles, en su mayoría dientes y partes de la mandíbula, constan de unos 37 millones de años de antigüedad. El Microchoerus hookeri debió de ser un animal nocturno y de pequeño tamaño.

Para más información leer la noticia aquí:

http://www.elmundo.es/ciencia/2016/12/29/5863af5046163fc5338b4570.html