Se buscan candidatos a FPU y Juan de la Cierva

Línea de investigación: Mecanismos celulares de tolerancia al estrés de simbiontes y aplicaciones biotecnológicas, ambientales o alimentarias (SimBioEstrés).

Talo de Ramalina farinacea (TBARS)
Micrografía de un talo del liquen Ramalina farinacea teñido con el método de las sustancias reactivas al ácido tiobarbitúrico (TBARS) para poner de manifiesto la peroxidación lipídica

El Grupo de Investigación interuniversitario Simbiosis, Diversidad y Evolución en Líquenes y Plantas busca integrar investigadores pre- y post-doctorales en Madrid (URJC) para los siguientes proyectos financiados:

  • Nueva perspectiva interdisciplinar sobre la complejidad de las simbiosis liquenicas: estudio genomico y funcional de microalgas y bacterias (referencia CGL2016-79158-P / BOS, 2016-19)
  • Lichen symbiosis as a complex mutualistic association and paradigm of resilience to adverse environments. Genomic, structural and functional diversity (Proyecto de excelencia PROMETEO/2017/039 2017-2021)

Contacto: Prof. Myriam Catalá. Dpto. Biología y Geología, Física y Química Inorgánica. Departamental II – 237 myriam.catala@urjc.es Tel 91 488 73 97

 

XIII Premios a la Conservación de la Biodiversidad – Biophilia

Los Premios Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad son expresión del compromiso de responsabilidad social del Grupo BBVA con la protección del medio ambiente. Su objetivo es reconocer públicamente la labor de las organizaciones conservacionistas, las instituciones y los organismos que desarrollan políticas o funciones de conservación medioambiental, así como la de profesionales […]

Origen: XIII Premios a la Conservación de la Biodiversidad – Biophilia

Lo que la historia nos dice del cambio global y la salud del planeta

By Alexander More Climate Change on a Human Scale The alarming pace of climate change is cadenced by headlines repeating that this year, this summer, this month was the hottest on record, while polar ice reached the lowest extent ever documented, last year. Twelve U.S. government agencies just released a report declaring in no uncertain […]

a través de Climate Change, Health, and the Anthropocene: Why We Must Study the Past — REMEDIA

Precioso proyecto de ciencia ciudadana para la búsqueda de nuevos antibióticos en la biodiversidad que nos rodea

La resistencia a los antibióticos se está convirtiendo en uno de los principales problemas de salud pública. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que las muertes por enfermedades infecciosas a causa de la resistencia a antibióticos superarán en 2050 a las causadas por el cáncer o los accidentes de tráfico.

25 de noviembre Día Internacional contra la Violencia de Género: una cuestión de justicia y salud

Ser mujer en este mundo tiene un impacto significativo en nuestras expectativas de salud. Los informes de la OMS son espeluznantes. Aunque las mujeres tenemos mayor esperanza de vida que los hombres en la mayoría de los países, la salud de la mujer y la niña es especialmente mala por la desigualdad de base sociocultural de muchas sociedades. Las discriminaciones en el acceso a la información, la atención y las prácticas sanitarias básicas aumentan aún más los riesgos para la salud de las mujeres. En el siglo XXI, las tasas de mortalidad durante el embarazo y el parto siguen siendo vergonzosamente elevadas en los países en desarrollo. La mayor parte de los problemas de salud de la mujer no tiene tanto que ver con enfermedades adquiridas sino con la violencia física y sexual, las infecciones de transmisión sexual y el SIDA.

Quizás a muchos no les parezca directamente relacionado, pero la discriminación sexual genera muchos peligros para la salud de las mujeres. Incluso el paludismo o la neumopatía obstructiva crónica tienen que ver con la discriminación. Respirar continuamente los humos de los combustibles utilizados para cocinar envenena los pulmones de las amas de casa (sería mejor decir amas de infravivienda). Y en cuanto a la violencia, los datos son demoledores, entre un 15% y un 71% de las mujeres han sufrido violencia física o sexual infligida por su pareja en algún momento de sus vidas. Me pregunto cómo puede nadie pensar que este es un tema de segundo orden en la política mundial. Estos abusos se dan en todas las clases sociales y en todos los niveles económicos, y tienen graves consecuencias para la salud de la mujer, ya sea en forma de embarazos no deseados o de infecciones de transmisión sexual, depresión o enfermedades crónicas.

Por este motivo he decidido hoy proponer a mis alumnos de primero de Ciencia y Tecnología de los Alimentos reflexionar sobre los derechos sexuales de hombres y mujeres (independientemente del género al que se adscriban o de su identidad sexual). Aunque parezca atípico he preferido empezar por los derechos de los hombres.

Derechos sexuales de los hombres

  1. Tienen derecho a sentirse orgullosos de su propio cuerpo. Sin que nadie pueda criticarles, humillarles o agredirles por mostrarlo.
  2. Tienen derecho a escoger pareja. Sin que nadie tenga derecho a criticarles, humillarles o agredirles por hacerlo.
  3. Tienen derecho a imponer el uso del preservativo durante las relaciones sexuales con el fin de preservar su salud o prevenir la paternidad.
  4. Tienen derecho a expresarse con libertad sobre su sexualidad. Tanto respecto a sus gustos como a los límites que desean.
  5. Tienen derecho a interrumpir el acto sexual en cualquier momento, tanto durante los preliminares como durante el coito.
  6. Es natural que puedan sentirse intimidados ante pretendientes sexuales, si éstos son:
    • 10 cm más altos o simplemente más grandes
    • 10 kg más pesados o simplemente más fuertes
    • 10 años mayores o simplemente de mucha mayor edad
    • Con autoridad (jefe/as, profesores/as, etc.)

Si estos pretendientes sexuales utilizaran alguna de estas características para forzar una relación, podrían estar incurriendo en acoso.

La clase ha considerado que estos derechos eran totalmente razonables. Nada del otro mundo.

Derechos sexuales de las mujeres

  1. Tienen derecho a sentirse orgullosas de su propio cuerpo. Sin que nadie pueda criticarlas, humillarlas o agredirlas por mostrarlo.
  2. Tienen derecho a escoger pareja. Sin que nadie tenga derecho a criticarlas, humillarlas o agredirlas por hacerlo.
  3. Tienen derecho a imponer el uso del preservativo durante las relaciones sexuales con el fin de preservar su salud o prevenir la maternidad.
  4. Tienen derecho a expresarse con libertad sobre su sexualidad. Tanto respecto a sus gustos como a los límites que desean.
  5. Tienen derecho a interrumpir el acto sexual en cualquier momento, tanto durante los preliminares como durante el coito.
  6. Es natural que puedan sentirse intimidadas ante pretendientes sexuales, si éstos son:
    • 10 cm más altos o simplemente más grandes
    • 10 kg más pesados o simplemente más fuertes
    • 10 años mayores o simplemente de mucha mayor edad
    • Con autoridad (jefe/as, profesores/as, etc.)

Si estos pretendientes sexuales utilizaran alguna de estas características para forzar una relación, podrían estar incurriendo en acoso.

Respecto a esto último, he hecho notar a los chicos que, si son heterosexuales, este último punto les atañe en todas las relaciones con mujeres por cuestiones simplemente biológicas. He aclarado que mi intención era llamarles la atención sobre su responsabilidad y no culpabilizarles de ninguna manera. Probablemente nunca se lo hubiesen planteado. Al igual que los profesores somos conscientes de la responsabilidad y el respeto que debemos a nuestros alumnos, y las prevenciones frente a establecer relaciones desiguales.

Como habréis podido observar, los derechos de los que he hablado con mis alumnos son iguales tanto para hombres como para mujeres. Exactamente iguales. Sin embargo, nada más comenzar a enumerar los derechos de las mujeres ya ha habido cierto revuelo en clase. Sorprendentemente, la mayor parte de las dudas, interrogantes y cuestionamientos han sido planteados por las propias alumnas. Los alumnos se han mantenido callados durante toda la clase (no sé si eso es bueno). Me temo que las discrepancias y el revuelo es debido a que las mujeres jóvenes, desgraciadamente, no son conscientes de sus propios derechos aunque aceptan sin rechistar los de sus contrapartes masculinas ¿Será eso?