Breve perspectiva agrícola de Puerto Rico durante la época colonial española

La historia agrícola de Puerto Rico es una llena de eventos importantes. No obstante, muchos de ellos son desconocidos. Por tal razón, el presente artículo pretende ofrecer información que ilustre de manera sucinta ciertos acontecimientos de gran relieve particularmente en la época de la presencia española en Puerto Rico, período que se prolongó por espacio de 405 años.

1. Inicios de la agricultura en Puerto Rico en el siglo XVI

La agricultura y su enseñanza según Bagué (1962) comenzaron desde el inicio de la colonización española en la isla. El Rey Fernando el Católico ordenó que se organizase una Granja Real.  En la misma, se experimentaron con cultivos de frutales, gramíneas, hortalizas, y otras plantas apropiadas, transportadas de España e Islas Canarias. Este hecho es sumamente importante ya que según Bagué (1962) esta Granja Real se constituyó en la primera estación experimental agrícola del Nuevo Mundo. Otro acontecimiento notable fue la preparación de la crónica denominada la Memoria de Melgarejo en el año 1582. Este documento detalla aspectos generales de la isla y los quehaceres a los que las personas se dedicaban en esa época. Dicha crónica destaca los árboles existentes y los productos agrícolas que habían logrado un exitoso proceso de adaptación a las condiciones medioambientales del trópico. Según Bagué (1962) el informe enumera los siguientes productos agrícolas tales como: higueras, parras, naranjos, cidrales, toronjales, limoneros entre otros los cuales se aclimataron adecuadamente en la isla. Asimismo, el citado documento destaca el comportamiento de las semillas de hortalizas trasladadas desde la península ibérica entre las cuales destacan: los rábanos, coles, lechugas, perejil, zanahorias y nabos entre otras. Las plantas medicinales también fueron consignadas en la memoria. Se mencionan el higuillo, la yerba de Santa María y el bálsamo. Por otro lado, se expone que el Canónigo de Cabo Verde, Don Diego Lorenzo introdujo en el año 1549 las gallinas provenientes de Guinea, la palma de coco y la construcción y uso de molinos hidráulicos para procesar la caña de azúcar.

2. La Agricultura y el surgimiento del contrabando en Puerto Rico en el Siglo XVII

Durante el siglo XVII, don Diego de Torres Vargas, Canónigo de la Iglesia Catedral presentó un importante escrito titulado “Descripción de la Isla y Ciudad de Puerto Rico” en el año 1647. Bagué (1962) señala que don Diego de Torres Vargas ofrece una interesante descripción de los productos agrícolas, donde especifica los principales frutos de la isla los cuales se constituían en el jengibre, los cueros (pieles) y el azúcar. Además se señala que en ese tiempo existían (7) siete ingenios azucareros en funcionamiento y que las tierras eran tan fértiles que no necesitaban riego. Por otro lado, se expone que el jengibre se produce en grandes cantidades lográndose producciones de hasta catorce mil quintales (636.363 kilos). Otros productos de importancia lo eran el tabaco y las maderas del país para la construcción de embarcaciones. No obstante, Bagué (1962) explica que la vida en Puerto Rico era complicada, dura y costosa. El contrabando con los ingleses y holandeses surgió durante esa época.

3. La Diversificación de la Agricultura del Siglo XVIII en Puerto Rico

La llegada de la dinastía borbónica a España suscitó cambios tanto en el territorio peninsular como en los dominios coloniales españoles en el Nuevo Mundo. En Puerto Rico se experimenta con más notoriedad esas reformas a partir de 1757 hasta la década de 1790 en la que se hace muchas reparticiones de tierra. Este proceso promueve una transformación de una economía enfocada en el contrabando a una dirigida a la producción agrícola que luchara en contra del comercio ilegal. Cosme (2009) explica que la reforma agraria fue una de las herramientas utilizadas para neutralizar el contrabando ya que la misma fomentaba la diversificación de la canasta de productos agropecuarios del territorio insular puertorriqueño. Durante este período los cultivos de mayor envergadura económica lo fueron el tabaco y el café.  Según Cosme (2009) el Rey Carlos III a través de la Real Cédula de confirmación de títulos de propiedad para los tenedores de tierras favoreció la ratificación de la pertenencia de esas tierras a los titulares de estas. Gracias a esta medida, la agricultura experimentó un estímulo que propició su desarrollo. Curtis y Scarano (2011) coinciden con Cosme (2009) en que la aparición de este nuevo orden económico motivada por las reformas comerciales borbónicas abrieron nuevas oportunidades a la producción de cultivos en la isla.

4. La Agricultura del Siglo XIX en Puerto Rico

Durante todo el siglo XIX la agricultura tuvo sus variaciones. No obstante, es interesante considerar el año 1893 en el que se cumplen 400 años de la presencia de España en Puerto Rico. Para tener una perspectiva de esa época, la (“Revista de Agricultura, Industria y Comercio ,” 1893) señala que se ha iniciado en la Provincia de Puerto Rico, un movimiento económico significativo el cual resalta el surgimiento de la Asociación de Agricultores. De esta organización se esperaba que atendiera problemas tales como el fomento y la diversificación del sector agrícola que a su vez enfrentara la incertidumbre y las contingencias que se pueden manifestar en el entorno, maximizando la utilización de los recursos de producción presentes en Puerto Rico. En adición, se esperaba que la citada Asociación se convirtiera en un ente que propiciara la incorporación de nuevas técnicas productivas las cuales estimularan el progreso de la agricultura insular. Además se puntualizaba que la industria azucarera se encontraba en un proceso de transformación que requería de una adecuada división de tareas y se esperaba que en breve las centrales sustituyeran a los antiguos ingenios azucareros. Por otro lado, la citada revista señalaba que diversos cultivos comienzaban a extenderse de manera significativa en la isla. Se destacaban las producciones de cacao y café de las cuales se esperaba un futuro promisorio.  Además, se exponían otros rubros en crecimiento tales como el achiote, el jengibre, el guano vegetal y las frutas que tenían la capacidad de constituirse en actividades idóneas para la exportación. Los (5) cinco principales productos de exportación de Puerto Rico para esa época lo eran el azúcar, las mieles, café, tabaco y ganado vacuno. Los principales puertos de exportación eran: San Juan, Ponce, Mayagüez, Arecibo, Aguadilla, Naguabo, Vieques y Fajardo. Es importante notar que la (“Revista de Agricultura, Industria y Comercio,” 1893) llevaba registros mensuales de la actividad agrícola de Puerto Rico. Asimismo registraba las actividades de exportación e importación. De la importación, se destacaba que los productos provenientes de Europa alcanzaban un monto dos veces y medio mayor que el valor de las exportaciones de la isla en ese momento histórico. Los mercados de importación en el orden de envergadura económica lo eran: España, Inglaterra, Estados Unidos, Alemania, Cuba, Posesiones Inglesas, Francia, Bélgica, Uruguay, Italia, Posesiones Danesas, Argentina, Colombia, Holanda, Dinamarca, Santo Domingo, Venezuela, México y Posesiones Francesas. Por otra parte, las exportaciones ubicaban a los siguientes países en el orden de importancia económica: España, Estados Unidos, Cuba, Francia, Alemania, Austria, Posesiones Inglesas, Italia, Inglaterra, Posesiones Francesas, Dinamarca, Posesiones Danesas, Venezuela, Suecia y Noruega, Santo Domingo, Holanda, Córcega, Argentina y las Posesiones Holandesas. Según Martínez, García y Pérez (2021) previo al año 1898 tanto el destino de las importaciones como las exportaciones estaban considerablemente diversificados. España era el principal socio comercial de Puerto Rico en esa época. Como se puede observar la agricultura de Puerto Rico cuenta con hechos significativos. Los eventos señalados son importantes destacarse para mantener una memoria histórica de lo que ha sido el caminar agrícola de la isla a través de los siglos y cómo fue su vinculación con España.

  • Referencia Bibliográfica

Bagué, J. (1962). Apuntes sobre la historia de la enseñanza de la agricultura en Puerto Rico. Universidad de Puerto Rico.

Cosme, F. (2009). Reforma agraria en Puerto Rico, 1757–1800: Demolición de Hatos y Tierras Para la Agricultura.

Curtis, K. J., & Scarano, F. (2011). Puerto Rico’s Population Padrones, 1779-1802. Latin American Research Review46(2), 200-213.

Martínez, Á. P., García, J. J., & de Perceval, M. Á. P. (2021). El comercio exterior de Puerto Rico entre dos imperios, 1879-1923. América Latina en la historia económica28(1), 1-35.

Autor desconocido. (1893). Revista de Agricultura, Industria y Comercio. 9(1), 1-173.

Perspectiva del mercado agrícola y sus oportunidades en Puerto Rico

  1. Introducción

La Agricultura se constituye en el sector primario de la economía ya que la misma es la fuente de donde provienen los alimentos y las materias primas para la elaboración de gran cantidad de bienes y/o servicios. Este sector ha sufrido los recientes embates de desastres naturales acontecidos en Puerto Rico. No obstante, las personas necesitan consumir para su supervivencia. Como prueba de ello, según la Junta de Planificación (2020) en el Informe Económico a la Gobernadora 2019, se estima que los gastos de consumo de alimentos en Puerto Rico ascendieron a 9.134,3$ millones de dólares en el año fiscal 2019. Esta cifra representó un 13,3% del total de gastos de consumo en la isla. Según el informe citado, se explica que el gasto de consumo personal en alimento por habitante tanto a precios corrientes como a precios constantes se ha proyectado de forma ascendente entre los años fiscales del 2015 al 2019. Convirtiéndose ésta, en el tercer nivel de participación de gastos siendo superados por los servicios médicos y funerarios y vivienda.

Por otro lado, la Junta de Planificación (2020) a través del Informe Económico a la Gobernadora 2019 ofrece los datos correspondientes del valor de los alimentos y productos agrícolas importados los cuales ascendieron a 3.946,8$ millones de dólares. Mientras las exportaciones de productos agrícolas y alimentos alcanzaron los 766,5$ millones. Gracia de Torres (2020) señala que Puerto Rico solamente produce el 15% de los alimentos que consume. Además especifica que el mercado de la isla está subyugado por productos procedentes de los Estados Unidos, los cuales constituyen el 62,2% del total de importaciones. Definitivamente estos datos resaltan la debilidad e inseguridad en la que vive Puerto Rico desde la perspectiva alimentaria. Sin embargo, es importante preguntarnos sobre las oportunidades que el mercado ofrece particularmente a los productos agrícolas procesados.

2. Generación “Millennial

El mercado es un ambiente en donde la demanda y la oferta se ponen de acuerdo para determinar el intercambio de un producto a un precio determinado procurando el pago por dinero o trueque. El entorno de éste se ve influenciado por diversos factores tanto externos como internos. Sin embargo, para lograr el éxito en el mercado hay que conocer el perfil de las personas que procuran un bien y/o servicio. En este caso se destaca a continuación las características que describen a la generación “millennial” o la también llamada generación Y. La misma tiene unos atributos muy especiales que generan nuevas oportunidades que atraen a las empresas. Pérez y Zurita (2018) señalan que este grupo es económicamente uno muy activo. Los citados autores manifiestan que para el año 2025 este segmento del mercado representará el 75% de la fuerza laboral. Gutiérrez (2014) describe que los “millennials” poseen seis (6) características que los distinguen, entre las cuales se destacan: nacidos en época digital, son expertos en el manejo de tecnología y realizan múltiples actividades de forma simultánea, son usuarios continuos de las redes sociales, tienen temor de no contar con el acceso al teléfono celular, son sumamente cuidadosos en el consumo de bienes y/o servicios y requieren de una atención de calidad de acuerdo con sus gustos y preferencias. Según Requena (2017) los “millennials” procuran una alimentación sana. Les agrada probar nuevos productos. Les atrae la cocina internacional, son de paladar exigente y se expresan con libertad de sus experiencias culinarias a través de las redes sociales. Ellos se preocupan por un estilo de vida saludable. Este grupo incluye dentro de su dieta los siguientes alimentos según Tavera (2018): frutas, verduras, frutos secos, semillas, granos y otros productos vegetales. Asimismo, se interesan por el futuro y su realización dirigido a su cuidado de salud, causas sociales y ambientales.

3. Alternativas que el mercado ofrece para el desarrollo de emprendedores del sector agroalimentario en Puerto Rico

Considerando lo expresado por Tavera (2018) en cuanto al consumo de grupos de alimentos preferidos por los “millennials”, se presentan múltiples alternativas. En Puerto Rico existen numerosas organizaciones e incubadoras que apoyan el desarrollo de productos alimentarios con valor añadido atendiendo las necesidades, gustos y preferencias del grupo de consumidores citados. Una de esas instituciones que apoya el emprendimiento agroalimentario en la isla es Agroinnova fundada en el año 2012. Esta organización posibilita el desarrollo de productos comestibles incorporando materia prima proveniente de la agricultura local. Estas instalaciones se encuentran ubicadas en la ciudad de Caguas cercana a la ciudad capital, San Juan. Desde la perspectiva académica, la Universidad de Puerto Rico en Utuado, a través del Proyecto Génesis Agroempresarial ha servido a muchos estudiantes como fuente de inspiración para el desarrollo de nuevos productos incorporando insumos del agro boricua. Este proyecto se distingue por usar el enfoque agroempresarial como una herramienta para promover innovación y las nuevas empresas desde la comunidad universitaria. Estos recursos en el pasado no existían. No obstante, en la actualidad hay numerosas iniciativas en Puerto Rico que ofrecen servicios de capacitación y otras de incubación para levantar nuevos proyectos agroempresariales tales como: el Centro Empresarial para la Mujer en la Agricultura, Centro para Puerto Rico / Fundación Sila Calderón, Incubadora Vitec 2, Proyecto Next Level de FIDA del Departamento de Agricultura y Asociación Agro-Mujer PR entre otros. En años recientes, la Red Colmena66 que está compuesta por más de 200 organizaciones de apoyo empresarial en Puerto Rico, desarrolló un mapa denominado Tu Camino Agro Empresarial dirigido a estimular el quehacer agrícola local. Esta organización hace esfuerzos en identificar nuevos programas, alternativas de acceso a capital y otras colaboraciones que fomenten la seguridad alimentaria y el desarrollo socioeconómico de la isla. Todos estos organismos que están accesibles a través de los medios digitales son excelentes herramientas que están al alcance de las personas interesadas, muchas de manera gratuita, las cuales colaboran en el proceso de renovación del sector agroalimentario.

4. Oportunidades en el Mercado de Puerto Rico

Puerto Rico en la actualidad se enfrenta a una realidad desafiante a causa de la situación económica que atraviesa y al acontecimiento reciente de desastres naturales tales como huracanes, terremotos y más recientemente la Pandemia Covid-19. No obstante, Cortés (2019) destaca que se han abierto nuevas coyunturas en el sector agrícola en el país. Algunos espacios que puntualiza son los dedicados al turismo agrícola, turismo gastronómico que abren nuevas alternativas de compraventa. Asimismo Cortés (2019) expone que los mercados agrícolas, los mercados familiares, los canales de distribución directo al consumidor y el desarrollo de mercados en línea son espacios convenientes de nuevas oportunidades para los agricultores. Además recomienda que los bienes y/o servicios ofrecidos cuenten con ciertas características particulares que llamen la atención de los consumidores, particularmente los millennials, como lo son la calidad, disponibilidad según la temporada, la novedad que suscitan y los productos de valor añadido que brindan una propuesta distintiva. Por lo tanto, la agricultura le ofrece a la isla esperanza y posibilidades de futuro como parte de su desarrollo económico.

Referencia Bibliográfica

Cortés, M. (2019). Empresas Agrícolas de Puerto Rico. UPRM.edu. Recuperado 20 Diciembre 2020, de https://www.uprm.edu/tamuk/wpcontent/uploads/sites/299/2019/06/Mildred_Cortes_empresas_agricolas_reduced.pdf.

Gracia de Torres, S. (2020). El sector agrícola en Puerto Rico 2020. Icex.es. Recuperado 20 Diciembre 2020, de https://www.icex.es/icex/es/navegacion-principal/todos-nuestros-servicios/informacion-de-mercados/paises/navegacion-principal/el-mercado/estudios-informes/DOC2020859344.html?idPais=US.

Gutiérrez, A. (2014). 6 rasgos clave de los Millennials, los nuevos consumidores. Revista Forbes México. Recuperado de: https://www.forbes.com.mx/6-rasgos-clave-de-losmillennials-los-nuevos-consumidores/.

Junta de Planificación (2020). Informe Económico a la Gobernadora 2019San Juan, Puerto Rico: Gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico

Pérez, I. A. Q., & Zurita, E. P. (2018). Generación Millennial: Consumo Gastronómico y Turístico. Hitos de Ciencias Económico Administrativas, (68), 190-203.

Puerto Rico Farm Credit (20 de diciembre de 2020). Identifica los lugares óptimos para vender tu producto agrícola. Puerto Rico Farm Credit. Recuperado 20 Diciembre 2020, de https://prfarmcredit.com/donde-vender-tu-producto-agricola/.

Requena, G. (2017). Tendencias del foodie millennial: del sushi donut al meal kit. Anuncios: Semanario de publicidad y marketing, (1559), 25-26.

Tavera Uribe, I. C. (2018). Motivadores e inhibidores de los millennials con independencia económica para la compra de alimentos saludables como frutos secos y semillas a través de medios en línea (Master’s thesis, Universidad EAFIT).