La marea de plásticos que contamina los océanos se cuela en la sal de mesa

Todos conocemos los preocupantes índices de contaminación por plásticos que asolan nuestros mares y océanos. Reducir el uso de envases, bolsas y demás productos plásticos puede ayudar pero, ¿qué pasa cuando los que están en el mar se degradan? ¿O con los microplásticos presentes en los cosméticos?

Un estudio reciente ha demostrado que estos microplásticos se cuelan en nuestra mesa cuando usamos el salero y otros muchos han confirmado su presencia en el agua que bebemos.

Puedes leer la noticia completa aquí: http://bit.ly/2fU3Adk

Si quieres ampliar información sobre el tema, te recomiendo este artículo de mi compañera Mónica: https://ecotoxsan.blog/2017/03/03/los-ecosistemas-marinos-son-atacados-por-los-plasticos/

Material radiactivo en suelos y aves marinas del Mar Báltico

radiactividad

Contador de Geiger para medir la radiactividad en material marino

Fuente: https://goo.gl/hR99Yy

¿De dónde surge la radiactividad? La radiactividad se puede definir como un fenómeno físico por el que los elementos radiactivos emiten radiación. Tiene la propiedad de crear impresiones en placas fotográficas, ionizar gases, producir fluorescencia, atravesar cuerpos opacos a la luz ordinaria, etc. La radiación se puede encontrar en diversos ambientes, uno de ellos puede ser el mar y toda la biodiversidad que se encuentra en él. Para que la radiactividad pueda fluir por diferentes aguas, necesitamos que las rocas que contengan material radiactivo, se erosionen y así, estos sedimentos puedan ser transportados por el cauce del río hasta su desembocadura. Este tipo de radiactividad no es la más importante, ya que la mayor parte de la concentración de material radiactivo en la naturaleza es resultado de la actividad humana, como por ejemplo las industrias nucleares, los combustibles fósiles, la producción y el uso de fertilizantes con fosfatos, los usos del uranio con fines militares, etc.

En los últimos años, se han llevado a cabo estudios para detectar cuanta concentración de material radiactivo puede encontrarse en la biodiversidad y ambientes marinos. Uno de estos ensayos se llevó a cabo en el Mar Báltico, no siendo este ni un océano ni un lago, sino una gran cuenca de agua salobre, que únicamente está conectado a los océanos del mundo por el estrecho danés, por lo que el agua de este mar apenas tiene movilidad y como consecuencia de ello, el material radiactivo puede permanecer durante mucho tiempo en estas aguas.

En primer lugar, se llevó a cabo el estudio de la acumulación de los isótopos de uranio-234 y uranio-238 en los diferentes órganos y tejidos de las aves marinas del sur del Mar Báltico. Con dicho experimento, se pudo demostrar que la radiación producida en estos animales se encuentra distribuida de forma irregular en órganos y tejidos. La mayor concentración se acumula en el hígado, los restos de las vísceras y las plumas, mientras que la menor concentración se localiza en la piel y los músculos. Por otro lado, entre el 63-67 % del uranio encontrado en las plumas, pareció estar aparentemente absorbido, lo que sugirió que dicha absorción puede ser una importante transferencia del uranio del aire al agua (Borylo et al., 2010).

En segundo lugar, se llevó a cabo un estudio del agua del mar Báltico, ya que, tras la contaminación radiactiva en Chernóbil en 1986, dos de los isótopos radiactivos contaminantes fueron el cesio-137 y el estroncio-90. Debido al lento intercambio de agua entre el Mar Báltico y el Mar del Norte y la relativa rapidez de la sedimentación, los isótopos radiactivos tienen tiempos de permanencia bastantes largos en suelos y aguas; además, el cesio-137 es transferido mucho más rápido en los sedimentos que el estroncio-90 (Ikäheimonen et al., 2009).

Como consecuencia de esto, hoy en día, el Mar Báltico es uno de los lugares con más contaminación radiactiva y aunque esta zona no es peligrosa para la vida, se debería proponer algunas medidas para no arrojar más material radiactivo al mar. Entre todos podemos cambiar este ambiente, ya que es por el bien del planeta.

 

REFERENCIAS

Boryło, A., Skwarzec, B., & Fabisiak, J. (2010). Bioaccumulation of uranium 234U and 238U in marine birds. Journal of Radioanalytical and Nuclear Chemistry, 284(1), 165-172.

Ikäheimonen, T. K., Outola, I., Vartti, V., & Kotilainen, P. (2009). Radioactivity in the baltic sea: Inventories and temporal trends of 137Cs and 90Sr in water and sediments. Journal of Radioanalytical and Nuclear Chemistry, 282(2), 419

 

 

¡Aviso Noche de San Juan! Tú puedes contribuir a limpiar los mares

Desde Ecotoxsan queremos contribuir a la difusión del siguiente mensaje para evitar la contaminación de nuestro entorno. Los plásticos alteran nuestros ecosistemas, acabando con recursos pesqueros y llegando hasta nuestros estómagos con el pescado y el marisco ¡Todos somos parte del problema y de la solución!

Plásticos mar

Os recordamos que en la noche de San Juan habrá mareas vivas a partir de las 04:30 de la mañana. Los servicios de limpieza no tendrán margen de maniobra ¿Qué significa esto? Que todo lo que no recojamos nosotros, se lo va a llevar el mar.
Pásticos mar!Os pedimos la máxima difusión! Desde aquí también animo a Ayuntamientos y otras autoridades a aprovechar estas celebraciones multitudinarias para lanzar campañas intensivas de concienciación a la población. Simplemente una foto de estas pegada a un contenedor de basura acompañada de una petición despertaría la conciencia de muchos jóvenes ¿Es eso tan caro? Ahorraríamos en servicios de limpieza y en daños ecológicos que no se pueden “limpiar”.

Puedes leer qué consecuencias tienen estos plásticos en nuestras anteriores entradas:


Así que desde aquí os pedimos que compartáis la información, que recojáis y os llevéis VUESTRAS BASURAS  #cuidaelmar

Un nuevo paso contra la obesidad al medir la energía del tejido adiposo | madrimasd

El Sistema Regional de Ciencia y Tecnología, Investigación y Desarrollo, Información y Promoción Tecnológica madri+d es una red de centros públicos y entidades privadas sin ánimo de lucro vinculadas a la innovación tecnológica y promovida por la Comunidad de Madrid dentro del Programa Marco de la Unión Europea

Origen: Un nuevo paso contra la obesidad al medir la energía del tejido adiposo | madrimasd

Dietas sin gluten, ¿por qué tanta alarma?

¿Por qué se ha puesto tan de moda alimentarse sin gluten, aunque no padezcas celiaquía?

El motivo principal ha sido la aparición de estudios que demuestran que una dieta sin gluten puede conllevar beneficios incluso sin ser diagnosticado celiaco como tal.

Leer noticia en el siguiente enlace: http://elpais.com/elpais/2017/03/28/ciencia/1490694117_453265.html

 

Mar de metales pesado con mejillones cada vez más pequeños

Esa enorme piscina de aguas azules que llamamos mar ha sido estudiada desde hace mucho tiempo, por lo que se cuenta con una gran cantidad de datos del pasado que nos sirven para comparar la situación actual con la que teníamos tiempo atrás, y se observa que el número de contaminantes y su concentración está aumentando, por eso debemos empezar a tomar medidas y entender la forma en la que nos afecta.

Desde los primeros estudios han aparecido sustancias que no deberían estar en los mares, sin embargo, en la actualidad estamos en un momento en el que se contaminan las aguas marinas de forma muy agresiva con químicos industriales, todas clase de objetos que se arrojan al mar, elementos químicos que no deberían de ser perceptibles en una masa de agua tan grande. Pero en los análisis de este caldo lleno de vida que se han realizado por todo el mundo, se han encontrado trazas de los mismos contaminantes, entre los que se encuentran los metales pesados, que son en los que nos centraremos en este breve artículo.

Las concentraciones de los metales más frecuentes ordenado de mayor a menor concentración son: cobre, cromo, plomo, níquel, cadmio y mercurio; sin embargo todos pueden ser controladas por cualquier humano sano.

En España se estudió la contaminación de las aguas litorales que bañan nuestras costas en 1979, gracias a un programa internacional contra la contaminación del litoral, patrocinada por la OMS (Organización Mundial de la salud) y tras la cual, se han realizado periódicas revisiones para controlar la calidad de nuestras aguas (Miguel Ibáñez, 1986).

Como ya hemos mencionado; analizaremos las consecuencias de los metales pesados en la biota marina, pues es la que sufre directamente la contaminación; especialmente nos centraremos en los seres marinos de vida sésil (inmóvil) como los mejillones, pues son una forma de vida muy extendida por el mundo por lo que se puede comprar como les afecta los metales pesados en distintas partes del globo, además, al no poder moverse son perfectos organismos de control para cualquier estudio, pues no se verán afectados por otras condiciones que no sean de la zona en la que se encuentran.

Los metales pesados son liberados al mar principalmente por las industrias al deshacerse de sus residuos, pero no se echan en lingotes de macizos plomo o cadmio, sino que van disueltos o en suspensión, siendo esta la forma idónea para que un ser filtrador como el mejillón, que se encuentra tranquilo alimentándose aferrado a su piedra o poste, ingiera sin quererlo ni beberlo partículas de estos elementos que se irán acumulando en él hasta que muera y ya no pueda acumular más. Con esto queremos poner de manifiesto, que los metales pesados se van acumulan en la cadena trófica marina (bioacumulación) y al final acabaran afectando a todo el medio, e incluso a nosotros; pero al ser el mejillón un eslabón bajo en la cadena trófica, no representa riesgo directo para los seres humanos, siempre que no comamos cantidades ingentes a diario durante mucho tiempo.

El mejillón verde nativo del Pacífico, llego a Cuba, concretamente a la Bahía de Cienfuegos, una zona reconocida internacionalmente por estar muy contaminada, por lo que estudiaron estos moluscos bivalvos en las nuevas condiciones para ver si se podía consumir; y tras múltiples estudios, se concluyó que los mejillones de esta zona son aptos para la ingesta humana, cumpliendo las normal internacionales que regulan las cantidades de metales pesados aceptables. También se estudió el Mytilus californianus en las costas de California, y se llegó a la conclusión de que estos mejillones son aptos para el consumo humano.

Otros estudios se han centrado en observar cómo les ha afectado la contaminación a los mejillones y aunque falta tiempo para tener datos contrastados, en las primeras observaciones se notó que las valvas de estos moluscos muestran un grosor menor respecto al que tienen de media.

Con todo esto no pretendemos asustar y que dejen de comer mejillones o cualquier otro ser marino, sino que vean que el mar también se ensucia de forma invisible; que los desastres en el mar afectan sin querer a todos, y que aquella fábrica, que no echa humo por las chimeneas, si está contaminando al verter sus aguas a un pequeño riachuelo, pues como se dice, todos los ríos conducen al mar.

Bibliografía de referencia:

Fumero, Y., Pis , M. A., Aranda, Y. (2016) Metales pesados en el mejillón verde (Perna viridis) de la Bahía de Cienfuegos. REDVET. no. 9, p. 1-12.

Gutierrez, E. A., Perez, J. C ,. Muñoz, A. (2014) Cadmio, cobre y zinc en el mejillón Mytilus californianus (Conrad 1837) de la costa oeste de Baja California. Rev. Int. Contam. Ambient [online]. no. 3, p. 285-295. Disponible en:<http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0188-49992014000300005&lng=es&nrm=iso&gt;. ISSN 0188-4999.

Ibañez, M.  (1986) La contaminación marina por metales pesados en la costa de Guipuzcoa. LURRALDE investigación y espacio. p. 105-111.

La salmonela sigue resistiendo a los antibióticos

Los microbios siguen resistiendo a los antibióticos. La Unión Europea avisa sobre nuevas formas de resistencia a estas sustancias de ciertos microorganismos como la salmonela, la causante de la segunda enfermedad alimenticia más frecuente.

Puedes leer la noticia entera aquí:

http://www.larazon.es/atusalud/salud/los-antibioticos-ya-no-pueden-con-la-salmonela-AH14571526