Un estudio genético descarta Anatolia y el sur del Cáucaso como la cuna de los caballos domésticos | madrimasd

El ADN antiguo de 111 restos indica que hace 4.000 años se produjo una entrada repentina de caballos domésticos a estas regiones desde las estepas euroasiáticas

Origen: Un estudio genético descarta Anatolia y el sur del Cáucaso como la cuna de los caballos domésticos | madrimasd

La pérdida del pastoreo como principal causa de la matorralización en pastizales de alta montaña.

Vista del Macizo de Peñalara a la izquierda de la imagen. También se observa el Cerro Valdemartín, y detrás, asoman las Cabezas de Hierro por donde discurre la Cuerda Larga. Se aprecia (en amarillo) la intensa floración primaveral de los piornales característicos del piso oromediterráneo, y, en primer término, la estructura de los pastizales psicroxerófilos crioromediterráneos, con algunos enebros dispersos.

La matorralización es un fenómeno ecológico que puede definirse como el aumento de densidad, cobertura y biomasa de plantas leñosas o arbustivas autóctonas (Van Auken 2009). Este fenómeno es común en muchos biomas áridos y semiáridos del planeta (Eldridge, 2011). Las plantas leñosas están desplazando comunidades de herbáceas alrededor de la Tierra, incluidas la tundra ártica y la alpina (Maestre et al. 2009; Formica et al. 2018). Este fenómeno ha sido estudiado en ecosistemas de zonas áridas y semi-áridas donde las transiciones de pastizal a matorral durante los últimos 150 años han sido más que frecuentes (van Auken 2000; Maestre et al. 2009).

El avance de plantas termófilas desde las zonas costeras hacia el interior observado en las últimas décadas ha sido asociado al calentamiento global experimentado durante el mismo periodo de tiempo, pero este no es el único motivo de que se produzca este efecto (Sanz-Elorza et al. 2003; Formica et al. 2018). Los cambios en los usos del suelo, en particular el pastoreo de ungulados o el ganado, también pueden afectar a la distribución de las plantas leñosas (Van Bogaert et al. 2011; Formica et al. 2018). Estudios observacionales sugieren que el pastoreo podría frenar el avance hacia zonas interiores de especies arbustivas, favoreciendo así el mantenimiento de los pastizales de alta montaña (Van Bogaert et al. 2011). Los estudios a largo plazo proponen que el pastoreo tiene mayor correlación con la matorralización de los pastizales de alta montaña que el aumento de las temperaturas, por lo que es de vital importancia considerar los usos históricos del suelo (Hofgaard et al. 2010; Formica et al. 2018).

Las especies que habitan en los pastizales de alta montaña tienen una gran problemática en cuanto a su conservación. El alto grado de intervención humana en muchos de estos ecosistemas los han vuelto dependientes de las actividades humanas que durante décadas los han modelado dotándolos de funcionalidades características. Debido al abandono de las actividades humanas en estos ecosistemas, se ha generado una pérdida de biodiversidad y de calidad del paisaje por simplificación de estos ecosistemas (Fernández & Lago, 2008).

Un ejemplo de este fenómeno puede encontrarse en el piso crioromediterráneo del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama donde la vegetación potencial correspondería a los pastizales psicroxerófilos crioromediterráneos, pertenecientes al Hieracio myriadeni-Festucetum curvifoliae, pero donde se está produciendo una transición en la estructura de la vegetación de las especies de pastizal a las de matorral como Juniperus comunnis subsp. alpina y Cytisus oromediterraneus (Sanz-Elorza 2003).

Bibliografía

  1. Van Auken, O.W. (2009). Causes and consequences of woody plant encroachment into western North American grasslands. Journal of Environmental Management 90: 2931–2942.
  2. Eldridge, D. J., Bowker, M. A., F. T. Maestre, J. F. Reynolds, E. Roger & W. G. Whitford. 2011. Impacts of shrub encroachment on ecosystem structure and functioning: towards a global synthesis. Ecology Letters 14: 709–722.
  3. Maestre, F. T., Bowker, M. A., Puche, M. D., Belén Hinojosa, M., Martínez, I., García‐Palacios, P., … & Carreira, J. A. (2009). Shrub encroachment can reverse desertification in semi‐arid Mediterranean grasslands. Ecology Letters 12: 930-941.
  4. Formica A, Farrer EC, Ashton IW, et al (2018) Shrub Expansion Over the Past 62 Years in Rocky Mountain Alpine Tundra : Possible Causes and Consequences Shrub expansion over the past 2 years in Rocky Mountain alpine tundra : possible causes and consequences. Arctic, Antarctic, and Alpine Research 3: 616-631.
  5. Sanz-Elorza et al (2003) Changes in the High-mountain Vegetation of the Central Iberian Peninsula as a Probable Sign of Global Warming. Climatic Change 61: 251–257.
  6. Van Bogaert R, Haneca K, Hoogesteger J, et al (2011) A century of tree line changes in sub-Arctic Sweden shows local and regional variability and only a minor influence of 20th century climate warming. Journal of Biogeography 38: 907-921.
  7. Hofgaard A, Løkken JO, Dalen L, Hytteborn H (2010) Comparing warming and grazing effects on birch growth in an alpine environment – a 10-year experiment. Plant Ecology & Diversity, 3:1, 19-27.
  8. Fernández Arroyo, R., & Lago, A. (2008). programa de promoción, apoyo y sensibilización para la conservación de las montañas. p.48.

¿Qué hay en el humo de los incendios forestales y por qué es tan malo para los pulmones? | The Conversation

Los componentes del humo de un incendio forestal dependen de: qué se esta quemando (pasto, matorrales o árboles),  la temperatura ( ¿está ardiendo o simplemente humeando? ) y la distancia entre la persona que respira el humo y el fuego que lo produce.

Además las partículas grandes, como las que la mayoría de la gente considera cenizas, no suelen viajar tan lejos del fuego, pero las partículas pequeñas o aerosoles pueden viajar a través de los continentes.

El humo de los incendios forestales contiene miles de compuestos individuales incluyendo: monóxido de carbono, compuestos orgánicos volátiles (COV), dióxido de carbono, hidrocarburos y óxidos de nitrógeno. 

Puedes leer la noticia entera en el siguiente enlace: https://cutt.ly/QfzChYV

Además puedes leer los siguientes artículos de Ecotoxsan relacionados con los incendios forestales;

“El SARS-CoV-2 lleva entre 70 y 40 años en los murciélagos y lo más probable es que saltara directamente a humanos” | madrimasd

Un análisis genealógico alerta de que el nuevo coronavirus existe desde hace décadas en murciélagos, y por tanto pueden haber aparecido otros linajes con capacidad de infectar humanos.

Puedes leer la noticia completa aquí: https://cutt.ly/7fgNAhk

COVID-19: Cómo influye la pandemia en la calidad y gestión del agua | The Conversation

COVID-19: Cómo influye la pandemia en la calidad y gestión del agua

The conversation

EL virus también esta presente en las aguas residuales de forma importante. No obstante, la concentraciones son bajas para poder contagiar. También se ha observado que existe una correlación positiva con la presencia e intensidad de la pandemia. Esto quiere decir que hay más concentración del virus en las aguas residuales en aquellas zonas donde la pandemia ha sido más fuerte.

De esta manera, los científicos están usando las aguas residuales como indicadores globales de la enfermedad e incluso para saber en qué zonas de una población hay más casos. También puede detectarse cuándo se inició un brote con aguas residuales congeladas.

Sin embargo esta pandemia y la “nueva normalidad” esta perjudicando al medio ambiente de diversas maneras, como por ejemplo con un aumento considerables de los residuos plásticos y también un aumento en la contaminación de las aguas. La desinfección con lejía y otros desinfectantes podría ser un problema para la la fauna y la flora de los cuerpos de agua. Aunque durante el confinamiento se ha observado una mejora considerable en los ríos, las aguas limpias de Venecia, etc, a este paso, estas mejorar no van a durar mucho.

La nueva normalidad no contempla de una forma clara una economía más verde, una mayor conservación de la naturaleza u otras medidas dirigidas a la mejor gestión ecosistémica del agua.

Podeis leer la noticia entera en el siguiente enlace: https://cutt.ly/GfjyUBP

Fuente de la imagen: https://cutt.ly/tfjukLf

Incendio en El Valle del Jerte y comarca de La Vera

El jueves 27 de agosto, en torno a las 20:30 se inició el fuego en Collado de las Yeguas, en la localidad de Jerte y en plena Reserva Natural de la Garganta de Los Infiernos (Murillo, 2020).  Hoy, 29 de agosto, el incendio sigue avanzando sin control y ha subido a nivel 2 de peligrosidad. El fuego afecta a los términos municipales de Cabezuela del Valle, Aldeanueva de la Vera y Garganta la Olla. Una vez pasada la primera noche, ya se pudieron incorporar los medios aéreos, tanto del Infoex como de las Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF) y de la UME (Redacción Nius, 2020).

Además, en la madrugada de este sábado se ha declarado un segundo incendio la localidad cacereña de Aldehuela en la comarca de Las Hurdes, ha llevado obligado ha evacuar a 120 personas (Redacción Hoy, 2020).

Imágenes donde se observa el humo del incendio el día 28 de agosto sobre las 20:30h desde Parrillas, Toledo | imagen por Mónica Gómez.

El Valle del Jerte

El Valle del Jerte es una comarca situada en Extremadura, en dirección nororiental y limitando con Ávila y Salamanca (norte), Plasencia (sur), Ambroz (oeste) y la Comarca de la Vera (este) (Chova, 2014).

Comarca El Valle del Jerte

Por este valle pasa el río Jerte, afluente del río Alagón, tributario a su vez del Tajo, aprovechando el accidente tectónico de la Falla de Plasencia. En este valle podemos encontrar el pico mzs alto de Extremadura, el Torreón del Calvitero, con 2.401 metros de altitud. Este pico se encuentra entre los montes de Tras la Sierra y la Sierra de Tormantos, sierras que superan los 1000 metros de altitud, en la parte más septentrional del Valle del Jerte.  Uno de los destinos clave que visitar en el Valle de Jerte es la Garganta de los Infiernos. En esta garganta esta la única Reserva Natural de la Red de Espacios Protegidos de Extremadura, declarada en 1.994. Esta reserva incluye casi todo el valle y la Sierra de Gredos (Chova, 2014).

Garganta de los Infiernos.

En cuanto a la flora que se puede observar en el Valle del Jerte encontramos encinas, alcornoques, bosques de roble melojo, brezo, retama, majuelo, escoba o cantueso, en las zonas mas bajas. Al aumentar en altitud, encontramos los bosques melosos que conviven con el fresno, quejido o madroño, la nueza blanca y la negra, helecho, madreselva, robledales e hiedra. Una vez superado los 1.000 metros empiezan a aparecer los matorrales y piornales, y un poco más arriba los pastizales hasta encontrar los musgos y líquenes en la cumbre de las montañas. En el Valle del Jerte también destaca alguna especie de tejo, ya que se encuentran en peligro de extinción (Chova, 2014).   Estos cambios de flora según aumenta la altitud es consecuencia de los “pisos bioclimáticos”.  Al aumentar la altitud, el clima (temperatura y precipitación) van cambiando y como consecuencia la flora en función de los requerimientos ecológicos de cada especie.  

Algo característico de este valle es la floración de los cerezos. Merece la pena verlo, es precioso. Yo aun me acuerdo de ver todo el suelo blanco, como si fuese nieve, cuando iba de pequeña con mis padres.  La floración de los cerezos se produce la última semana de marzo y la primera de abril, suele durar unos 10/15 días. Si os interesa verlo María Chova (2014) habla de posibles rutas para verlo.

Respecto a la fauna del Valle, existe una gran diversidad. Entre las aves destacan el halcón abejero, azor, gavilán, águila calzada, trepador azul, pico picapinos, pechiazul, collalba gris, acentor alpino, etc. Entre los mamíferos encontramos la cabra montesa, la ratilla nival, la nutria o el desmán de los Pirineos (Chova, 2014).

REFERENCIAS

Chova, M. (2014). Valle del Jerte: la floración de los cerezos y más | Ciencia y biología. Disponible en: https://cienciaybiologia.com/valle-del-jerte-la-floracion-de-los-cerezos-y-mas/ [Último acceso: 29 Ago. 2020]

Murillo, A (2020). Avanza sin control el incendio que afecta al Jerte y La Vera | Hoy.es Disponible en: https://www.hoy.es/prov-caceres/infoex-trabaja-extincion-20200827221225-nt.html [Último acceso: 29 Ago. 2020]

Redacción Hoy. (2020). Un incendio declarado de madrugada obliga a evacuar a 120 personas de dos pedanías de Las Hurdess | Hoy.es. Disponible en:  https://www.hoy.es/prov-caceres/incendio-declarado-madrugada-20200829090107-nt.html [Último acceso: 29 Ago. 2020]

Redacción Nius. (2020). El incendio del Valle del Jerte sigue activo y en nivel dos de peligrosidad | Nuisdiario.es. Disponible en: https://www.niusdiario.es/sociedad/sucesos/incendio-valle-jerte-activo-nivel-2-peligrosidad_18_3002745032.html [Último acceso: 29 Ago. 2020]

Rana meridional (Hyla meridionalis)

Hace unas noches esta pequeña ranita meridional se dejó ver por el patio de mi casa. Este pequeño anfibio pertenece al orden de los Anuros, y a la familia Hylidae, siendo el nombre de la especie Hyla meridionalis.

Esta rana la podemos encontrar en el noroeste de África y en países de europeos como Portugal, España, Francia e Italia. También se cuenta en Madeira, Canarias, e islas Baleares (Menorca).  En España su distribución esta dividida en tres núcleos aislados:  suroeste de la Península, extremo noreste de España (región de Cataluña), y una población en el País Vasco.  También ha sido introducida en las ), islas Canarias, y en Menorca (Islas Baleares) (Sillero, 2014).

En cuanto al hábitat, en el sur peninsular, los adultos suelen estar en prados, juncales, zarzales y pinares próximos a charcas y lagunas. Según nos desplazamos más al norte, en zonas situadas por el centro y oeste peninsular, hábitat zonas arbustivas densas cercanas a charcas y ríos, con pocos árboles. En Cataluña tienen preferencia por charcas en áreas forestales. Es  una especie generalista en las charcas temporales, donde se reproduce, esto quiere decir que tiene un amplio gradiente de tipo de hábitats en cuanto a temporalidad y extensión. No obstante, también puede reproducirse en charcas permanentes, prados encharcados, regueros, arroyos de escasa corriente, y humedales costeros e interiores con abundante vegetación palustre (Sillero, 2014).

Mapa de distribución en la península Ibérica de Hyla meridionalis (puntos negros), Hyla arborea (puntos grises) y zonas de simpatría (puntos rojos) / Sillero 2014

Es una especie frecuente y sus poblaciones, a excepción de las del sureste ibérico y País Vasco, no parecen tener graves problemas de conservación. La principal amenaza de la especie es el continuo deterioro, fragmentación y desaparición de los hábitats reproductivos. Otras amenazas para la especie son la contaminación química del agua y el aislamiento poblacional (Tejedo & Reques,2002).

En cuanto a las categorías de amenaza establecidas para dicha especie por la UICN encontramos a nivel global, catalogada como especie de preocupación menor (LC) y en España catalogada como Casi amenazada (NT) (Sillero, 2014).

En cuanto a las medidas de conservación, en el Pais Vasco la especie es objetivo de un plan de reintroducción y seguimiento, esta medida esta teniendo resultados positivos. Otra medida en esta zona es la creación de una red de charcas de reproducción a la cual se han traslocado individuos entre los años 1998 y 2005(Sillero, 2014). También se recomienda adoptar medidas de protección en los limites de su distribución y conocer más a fondo su biología (requerimientos ecológicos, demografía, estructuración genética y susceptibilidad a contaminantes ambientales) (Tejedo & Reques,2002).

REFERENCIAS

Tejedo, M., Reques, R. (2002). Hyla meridionalis. Pp. 117-119. En: Atlas y Libro Rojo de los Anfibios y Reptiles de España. Pleguezuelos J. M., Márquez R., Lizana M., (Eds.). Dirección General de Conservación de la Naturaleza-Asociación Herpetológica Española, Madrid.

Sillero, N. (2014). Ranita meridional – Hyla meridionalis. En: Enciclopedia Virtual de los Vertebrados Españoles. Salvador, A., Martínez-Solano, I. (Eds.). Museo Nacional de Ciencias Naturales, Madrid. http://www.vertebradosibericos.org/

“¿Es caro el sexo?” | The Conversation

Los animales destinamos grandes cantidades de energía en tener unos atributos físicos y un comportamiento que atraiga a otros individuos para conseguir así reproducirnos. Si nos sale tan caro… ¿por qué prosperó desde el punto de vista evolutivo?

En este interesantísimo artículo, la bióloga A. Victoria de Andrés Fernández nos explica la biología que hay detrás del sexo y la atracción sexual.

Lee el artículo completo aquí: https://cutt.ly/ydB7Pfr

Fuente de la imagen: https://cutt.ly/cdB7Qkp

“Tres décadas después, los salmones transgénicos llegarán a la mesa… en EE.UU.” Un artículo de Lluís Montoliu en Gen-ética.

En unos meses se venderán en EE. UU. los primeros salmones transgénicos para consumo, producidos en piscifactorías de la empresa AquaBounty en Indiana. Una noticia que pasará inadvertida, soterrada por toda la infodemia relacionada con la COVID-19. Sin embargo, es un anuncio que la comunidad biotecnológica lleva esperando 31 años.

Puedes leer el artículo completo en: https://cutt.ly/Ss57884

En la imagen de cabecera podemos ver un salmón transgénico AquAdvantage® (el de mayor tamaño) junto a un salmón no transgénico de aproximadamente la misma edad. Fuente de la imagen: Fotografía de Paul Darrow para The New York Times.