Conferencias cortas divulgativas de Ecotoxicología abiertas a todos los públicos en la Semana de la Ciencia de la URJC

¿Te interesan los efectos de sustancias tóxicas como los metales pesados, los plaguicidas o los disruptores endocrinos en el medio ambiente y la salud humana? Seguro que sí, porque afectan a tus alimentos, a tus impuestos y a la calidad del agua que bebes o el aire que respiras ¡Te afectan a tí y a tus seres queridos!

Te animo a que te apuntes a las charlas que daremos algunos investigadores especialistas durante la próxima semana de la Ciencia.

Fecha: Lunes, 13 de Noviembre – Horario: de 18:00 a 19:00 horas

Localización  Aula 001, Aulario I, campus de Móstoles

Contacto  investigacion.ucci@urjc.es

Charla divulgativa sobre la ecotoxicología, que estudia el efecto de compuestos químicos tóxicos sobre los seres vivos, especialmente en cuanto a poblaciones, comunidades y ecosistemas.

Público al que está dirigida la actividad: Público General.

Inscripciones (a partir del 23 de octubre).

Toda la información en http://www.urjc.es/semana-ciencia/eventosporsemana/2017/11/13/-

Otras actividades de Biología

El virus del Zika demuestra ser un asesino para el tumor cerebral más mortífero | madrimasd

Además de provocar microcefalias en recién nacidos, el virus que aterrorizó Sudamérica en 2016 podría ayudar a luchar contra uno de los cánceres más mortales.

Origen: El virus del Zika demuestra ser un asesino para el tumor cerebral más mortífero | madrimasd

Investigadores del INA descubren la capacidad de las nanopartículas de oro para activar fármacos anticancerígenos en el interior de los tumores | madrimasd

Las nanopartículas de oro, insertadas en microcápsulas de resina, podrían aumentar la eficacia de los tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia, al poder actuar in situ desde el interior de los tumores, reduciendo los habituales efectos secundarios en los tejidos sanos.

Origen: Investigadores del INA descubren la capacidad de las nanopartículas de oro para activar fármacos anticancerígenos en el interior de los tumores | madrimasd

Analizan la dinámica de la respuesta inmunitaria celular frente al crecimiento de tumores | madrimasd

El Sistema Regional de Ciencia y Tecnología, Investigación y Desarrollo, Información y Promoción Tecnológica madri+d es una red de centros públicos y entidades privadas sin ánimo de lucro vinculadas a la innovación tecnológica y promovida por la Comunidad de Madrid dentro del Programa Marco de la Unión Europea

Origen: Analizan la dinámica de la respuesta inmunitaria celular frente al crecimiento de tumores | madrimasd

El cáncer de mama y los organomateriales

Los organometales son compuestos que poseen enlaces entre átomos de metal y átomos de carbono. Estos enlaces son de tipo covalentes y bastante polares, comparten la polaridad de los metales del grupo II (los más polares), siendo estos los alcalinotérreos, como los irganoberillio y organocalcio. Muchos de estos organometales tienen tanto como propiedades termodinámicas como cinéticas. Debido a esto, los organometales tienen aplicaciones en muchos campos; como la medicina, química, biología, bioquímica… etc.
En este articulo nos centraremos en el ferroceno o ferrocene. La síntesis original del ferrocene fue descrita por Keasly y Pauson en 1951 en la Duquesne University of the Holy Ghost. Sugirieron que el Ferrocene se formaba después de la reducción del cloruro de hierro II con el bromuro de cilopentadienilmagnesio según la ecuación química:

unnamed (1)
El ferrocene se trata de un cristal solido naranja cuya fórmula química es Fe(C5H5)2. Sus principales aplicaciones son en la medicina. Por ejemplo, en el cáncer de mama, donde el ferrocene ocupa un papel importante. Esto es debido a que el ferrocene tiene propiedades únicas como su aromaticidad, estabilidad en medio acuoso y potencial redox (medida de la actividad de los electrones de las reacciones redox). El medicamento por excelencia es el Tamoxifeno, que se emplea en la reducción del riesgo de cáncer de mama en mujeres.

molecula

Imagen 1: Estructura química de la molécula de ferrocene.
El Tamoxifeno puede reducir el riesgo de recurrencia del cáncer de mama, reduce el riesgo de que se forme un tumor en la otra mama, es capaz de disminuir grandes tumores antes de la cirugía y desacelera o detiene (dependiendo del caso) el crecimiento del cáncer de mama en estado avanzado y en mujeres premenopáusicas y postmenopáusicas. Pero también ofrece otros beneficios que no están relacionados con el cáncer como la reducción de concentración de colesterol y ayuda a detener la pérdida de tejido óseo después de la menopausia. Estos beneficios son posibles gracias a que bloquea la acción de estrógenos en las células de las mamas, pero activa su función en las células del hígado y de los huesos.
El Tamoxifeno es un anti estrógeno no esteroidal, es decir, sin hormonas y ha sido un anticancerígeno muy usado en el cáncer de mama en los últimos 30 años. Su mecanismo de acción es el siguiente. Al ser un anti estrógeno se adhiere a unos estrógenos específicos (busca ciertos receptores en su membrana y se adhiere ellos) y los induce un cambio conformacional. De esta manera, altera o bloquea la expresión de los genes que dependan de estos estrógenos. Sus efectos, entre otros, son: la reducción de niveles de cierto factor de crecimiento que estimula la proliferación de células tumorales (factor de crecimiento insulina simil tipo 1) y el aumento de la secreción de un factor que inhibe el crecimiento de las células tumorales.
Pero no acaba ahí, el tamoxifeno es un medicamento que se transforma en el hígado en varios metabolitos activos, es decir, sustancias que se producen en el organismo debido a un medicamento que posee unas propiedades terapéuticas. Este es el caso del hidroxitamoxifeno, que posee una mayor afinidad por los estrógenos específicos que se nombraron anteriormente. Otro sería el endoxifeno, que tiene mayor concentración, pero tiene las mismas características que el hidroxitamoxifeno. Este último es el metabolito más activo y se ha demostrado en muchos estudios que la respuesta clínica viene ligada muy fuertemente.
En conclusión, no sabemos mucho acerca de los organometales, pero se han descubierto una gran cantidad de aplicaciones; tanto en la industria, en la química, como en la medicina. Este último caso es el del tamoxifeno, un ferroceno que reduce el riesgo de formación de un tumor en el otro pecho, en el caso de mujeres con cáncer de mama.
Referencias:
Gilles Gasser y Nils Metzler-Nolte, 2012, The potential of organometallic complexes in medicinal chemistry. ScienceDirect. Disponible en: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1367593112000051

Malay Patra y Gilles Gasser. 2012. Organometallic Compounds: An Opportunity for Chemical Biology?. NCBI. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22619182

Marvin Rausch, Martin Vogel y Harold Rosenberg. 1957. Ferrocene: A novel organometallic compound. ACS. Disponible en: http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/ed034p268

Pieter CA Bruijnincx y Peter J Sadler. 2008. New trends for metal complexes with anticancer activity. ScienceDirect.Disponible en: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S136759310700169X
Wee Han Ang, Angela Casini, Gianni Sava, Paul J. Dyson. 2011. Organometallic ruthenium-based antitumor compounds with novel modes of action. ScienceDirect. Disponible en:
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0022328X1000700X

Imagen destacada: Hospital de la milagrosa (Unidad de mama), del artículo Cancer de mama:10 factores de riesgo.

¿Dónde está el gas tóxico?

El radón (Rn), es un gas incoloro, inodoro, e insípido que se origina por la desintegración radiactiva del uranio, que a su vez se desintegra dando como resultado radio, el cual se encuentra de forma natural en suelos y rocas. Al desintegrarse el radio aparece el radón que emana fácilmente del suelo o del agua y pasa al aire, donde emite partículas alfa. Estas partículas no son capaces de atravesar la piel humana, sin embargo, si un emisor alfa es inhalado, ingerido o entra en contacto con el organismo, puede ser muy nocivo.

Al aire libre, el radón presenta unas concentraciones bajas (5-15 Bq/m3) y no suele ocasionar ningún problema de salud, pero en espacios cerrados como minas, pozos, aguas subterráneas y plantas de tratamiento de aguas, las concentraciones de radón se disparan. En el caso de viviendas, escuelas, oficinas, etc., las concentraciones de radón varían entre <10 Bq/m3 hasta más de 300 Bq/m3.

Numerosos estudios llevados a cabo entre trabajadores de minas de uranio han comprobado que la exposición a las concentraciones de radón puede conllevar problemas pulmonares, y en altas concentraciones pueden derivar en cáncer de pulmón. Sin embargo, otros estudios demuestran que a bajas concentraciones como las que se pueden encontrar en las viviendas, el radón también puede contribuir considerablemente a la aparición de este tipo de cáncer.

El riesgo de padecer cáncer de pulmón aumenta en un 16% con cada incremento de 100 Bq/m3 en la concentración media de radón a largo plazo. Además, una persona que esta expuesta a esta radiación y además es fumadora tiene 25 veces más probabilidades de sufrir dicho cáncer que una persona no fumadora.

En el caso del agua potable que se encuentra en forma subterránea como manantiales o pozos, las concentraciones de radón serán mayores que en las aguas superficiales. Sin embargo, hasta el momento no se ha encontrado ninguna relación entre el cáncer de estómago y la exposición a radón a través del agua, ya que el radón se difunde fácilmente en el aire haciendo que lo inhalemos en mayor proporción.

La concentración de radón en las viviendas, depende de:

  • La cantidad de uranio que contienen las rocas y el terreno del subsuelo.
  • Los huecos que el radón encuentra para filtrarse en las viviendas, como las grietas en los cimientos y en los sótanos.
  • Las tasas de intercambio de aire entre el interior y el exterior, que dependen del tipo de construcción, los hábitos de ventilación y la estanqueidad del edificio.

Para reducir la concentración en las viviendas, se pueden tomar las siguientes medidas:

  • Mejorar la ventilación del forjado y de la vivienda.
  • Instalar un sistema de extracción mecánica del radón en el sótano, el forjado o la solera. Así evitaremos que el radón se filtre desde las partes bajas de la vivienda (las que se encuentran en contacto con el suelo) hasta las partes altas, donde se encuentran las habitaciones.
  • Sellar el piso y las paredes.
  • Para reducir las concentraciones de radón en el agua, se puede usar la técnica de aireación o el uso de filtros de carbón activo granular.

 

REFERENCIAS:

  • Abelson, P. H. (1991). Mineral dusts and radon in uranium mines. Science, 254(5033), 777-778.
  • Darby, S., Hill, D., Auvinen, A., Barros-Dios, J. M., Baysson, H., Bochicchio, F., et al. (2005). Radon in homes and risk of lung cancer: Collaborative analysis of individual data from 13 european case-control studies. BMJ (Clinical Research Ed.), 330(7485), 223.
  • Makinde‐Odusola, B. A. (2003). Radon in water. Water Encyclopedia,
  • PÚBLICA, UNA PERSPECTIVA DE SALUD. Manual de la OMS sobre el radón en interiores.

Healey wins showdown with Exxon Mobil – The Boston Globe

Este fallo judicial es una victoria de la fiscal general Maura Healey quien junto al fiscal general de Nueva York, investigó a la multinacional petrolera Exxon Mobil tras ciertos informes publicados en 2015 que sugerían que la empresa había promovido confusión sobre el cambio climático después de que sus científicos hubieran establecido los riesgos existentes.

http://www.bostonglobe.com/metro/2017/01/11/healey-wins-showdown-with-exxon-mobil/HwActch6RI8WQVKdlfJJ9I/story.html?s_campaign=bostonglobe%3Asocialflow%3Atwitter