Evolución de las armas biológicas. Riesgos modernos y el caso de México.

A medida que las investigaciones se vuelven más sofisticadas, el riesgo de un uso criminal de estas nuevas tecnologías crece. Es por ello necesario desarrollar planes de prevención, y concienciar a los futuros investigadores y técnicos y educar sobre estos riesgos y tecnologías contemporáneas.

A medida que nos acercamos en la historia, los avances tecnológicos y científicos cada vez hacen que la industria armamentística sea más sofisticada. El ejemplo más evidente es el nuclear, cuya aplicación moderna dejó su huella en Hiroshima y Nagasaki, como todos conocemos, en agosto de 1945. De ahí la importancia de concienciar a los científicos y técnicos, e inculcarles valores de ética, responsabilidad y desarrollo. En este breve comentario histórico nos vamos a detener en el uso menos pacífico de la biología, y en los actuales riesgos biológicos.

Los primeros usos de armas biológicas datan del período romano. En 184 d.C., Aníbal Barca, militar cartaginés, lanzó vasijas con serpientes de todo tipo a los barcos rivales. En las guerras de la Edad Media, cadáveres “apestados” o cargados de viruela fueron catapultados a las ciudades enemigas. Incluso, durante la guerra franco-india en Norteamérica, los británicos dieron a los indios leales mantas cargadas de viruela. Sin embargo, la biología de las armas se volvió más sofisticada según nos acercamos a la Primera Guerra Mundial. El uso de ántrax y vectores tales como cartas, hizo de la biología una amenaza seria, y de alta precisión (M. Eitzen E. et al., 1997).

Actualmente, el Protocolo de Ginebra (1925), la Asamblea de las Naciones Unidas de 1969 y la Convención Mundial de Armas Biológicas y Toxinas penalizan el uso de agentes biológicos para fines no pacíficos, así como su producción o almacenaje. Además, se han desarrollado unos planes de detección de amenazas criminales, mediante el estudio de las epidemias y sus gráficas epidemiológicas: el impacto de las infecciones en determinados sectores de la población (como pueden ser personas sanas), el patógeno, la zona, el tiempo de transmisión, o los focos de infección, pueden determinar si una epidemia es motivo de un ataque terrorista (paramilitar, revolucionario), militar o natural.

Tras el uso criminal de ántrax en EEUU en 2001, se estudió el impacto que podía tener el uso de agentes biológicos en su uso menos pacífico, debido al elevado coste que supondría un ataque de tal magnitud, imposible de afrontar por los gobiernos. Ponce de León-Rosales et al. (2001), mencionaban un modelo matemático que estimaba un coste de más de 26 billones de dólares por 100 000 personas expuestas a un ataque de este estilo en la frontera México-EEUU. Además, se ha estudiado la posibilidad de la reaparición de la viruela en México como riesgo biológico de tipo paramilitar (o, incluso, militar). Y es que dada la cercanía de este país con EEUU, al que algunos autores consideran el país con más riesgo de sufrir un ataque biológico, hace de México un foco en la posible reaparición de la viruela (teniendo en cuenta, además, los distintos intereses y conflictos entre estos países). Sin embargo, esto es muy poco probable. El virus de la viruela, Variola virus, ha sido prácticamente erradicado. Su existencia se ve reducida a dos laboratorios en el mundo: EEUU y Rusia, tras la eliminación de los restos en los laboratorios británico y sudafricano. A pesar de esto, a finales del siglo pasado, Ken Alibek, un científico ruso de gran relevancia, avisó de las intenciones militares de Rusia en lo referente a la viruela, en contraposición a lo previamente firmado por el país ruso en la Convención para la Eliminación de Armas Biológicas de 1972 (Franco-Paredes C. et al, 2003).

El aviso de Ken Alibek , sobre las intenciones que hubo por parte del gobierno ruso, es un claro ejemplo de que, a pesar de las restricciones a nivel internacional, las armas biológicas suponen un riesgo para la salud. Uno de ellos, la reaparición de la viruela en México, pone en evidencia la necesidad de realizar un plan de prevención no sólo a nivel internacional, sino también a nivel nacional por parte de los distintos países. Por otro lado, es necesario concienciar a los futuros investigadores y ampliar los estudios relativos a movimientos paramilitares, para frenar, o llegar a retener, las amenazas criminales modernas y sofisticadas.

BIBLIOGRAFÍA

• Franco-Paredes, C., Lammoglia, L., & Santos-Preciado, J. I. (2004). Perspectiva histórica de la viruela en México: aparición, eliminación y riesgo de reaparición por bioterrorismo. Gaceta médica de México, 140: 321-328.
• Ponce de León-Rosales, S., Lazcano-Ponce, E., Rangel-Frausto, M. S., Sosa-Lozano, L. A., & Huerta-Jiménez, M. A. (2001). Bioterrorismo: apuntes para una agenda de lo inesperado. Salud pública de México, 43: 589-603.
• Eitzen, E. M., & Takafuji, E. T. (1997). Historical overview of biological warfare. Medical aspects of chemical and biological warfare, 3: 414-423.

Revisado por: Mónica Gómez Vadillo.

“Ríos atmosféricos, las autopistas aéreas que regulan el clima” – The Conversation

Si existe un campo de estudio dentro de la dinámica atmosférica cuya notoriedad haya experimentado un crecimiento exponencial en las últimas décadas es, sin duda, el de los ríos atmosféricos (AR, por sus siglas en inglés). El motivo quizás sea que los ríos atmosféricos juegan un papel destacado en un gran número de factores del clima, como el balance radiativo (energético) del planeta o su ciclo hidrológico. O quizás sea su creciente tendencia a ser nombrado en los boletines meteorológicos cuando, en compañía de una tormenta tropical o una ciclogénesis explosiva, traen en ocasiones más de 70 l/m² de precipitación en unas pocas horas.

En este artículo, Iago Algarra y Jorge Eiras nos explican qué son los ríos atmosféricos y cómo les afectará en el futuro el calentamiento global. Puedes leer el artículo completo aquí: https://theconversation.com/rios-atmosfericos-las-autopistas-aereas-que-regulan-el-clima-150006

Fuente de la imagen: https://www.abc.es/ciencia/20150610/abci-rios-atmosfericos-oceanos-201506101109.html?ref=https:%2F%2Fwww.google.com%2F

Webinar “Industrial Biotechnology” – Biochemical Society

No te pierdas este interesante Webinar sobre Biotecnología Industrial impartido por la Biochemical Society. El idioma de los ponentes es el inglés. Se llevará a cabo el 26 de Noviembre a las 16:00 CET.

Para poder participar es necesario registrarse de forma gratuita en el siguiente enlace: https://register.gotowebinar.com/register/4494325657560301068

Puedes ver otros webinars grabados aquí: https://www.biochemistry.org/past-webinars/

“Pigmentos y fotones: la ciencia detrás de los colores otoñales del bosque” – The Conversation

A medida que los días se vuelven más fríos y aparecen las primeras escarchas, árboles y arbustos de hoja caduca comienzan el despliegue otoñal de tonos rojos, amarillos, púrpuras y marrones que caracterizan a los bosques templados de ambos hemisferios. Para comprender el proceso de diseño del fantástico espectáculo otoñal de los caducifolios es importante entender qué son y para qué sirven los pigmentos.

Puedes leer el artículo completo aquí: https://cutt.ly/FgMp13O

Fuente de la imagen: https://cutt.ly/cgMatps

Webinar “Digital Biology: Advanced computational approaches to biological design and engineering” – Biochemical Society

No te pierdas este interesante Webinar sobre Biología computacional impartido por la Biochemical Society. El idioma de los ponentes es el inglés. Se llevará a cabo el 20 de Noviembre a las 16:00 CET.

Para poder participar es necesario registrarse de forma gratuita en el siguiente enlace: https://register.gotowebinar.com/register/655993237009744652

Puedes ver otros webinars grabados aquí: https://www.biochemistry.org/past-webinars/

La URJC premia a las mejores iniciativas que acercan la ciencia a la sociedad – Universidad Rey Juan Carlos

El primer premio ha sido para el proyecto de ciencia inclusiva y comunitaria ‘Vigilantes del agua’, dirigido por Nuria Navarro, profesora del área de Microbiología. El principal objetivo de este proyecto ha sido concienciar a todos los integrantes de las comunidades rurales de países en desarrollo, tanto a adultos como a menores, de la importancia de ser los responsables de la calidad del agua de sus ríos. “En diciembre del 2019 realizamos un taller formativo en la comunidad rural de Puerto Escondido, en el Parque Nacional de Bahoruco de República Dominicana, en el cual explicamos la metodología científica para la realización del análisis de calidad microbiología del río. Formamos grupos de trabajo ‘Vigilantes del Agua’, que realizaron muestreos en distintos puntos de la cuenca del río Las Damas, del cual se abastece la comunidad. Al día siguiente analizaron los resultados y tomaron decisiones sobre el consumo de agua acorde a los resultados”, explica Nuria Navarro.

Origen: La URJC premia a las mejores iniciativas que acercan la ciencia a la sociedad – Universidad Rey Juan Carlos

Salman Khan: “La pandemia acelerará algunos cambios hacia un futuro mejor” | madrimasd

¿Qué nos ha enseñado la COVID-19?

Muchas cosas. Nos ha enseñado que debemos prepararnos ante las eventualidades y para las cosas que los científicos dicen que van a pasar en diez, veinte y hasta en cien años. Nos venían alertando de la posibilidad de una pandemia desde hace varias décadas, pero cuando las cosas están bien es muy fácil ignorar las advertencias y creer que nada malo va a pasar o que, cuando pase, se superará. En varios países de Asia han superado mejor la pandemia de COVID-19 porque ya habían pasado por SARS-1 y MERS y se prepararon para la siguiente pandemia. Desde el punto de vista económico, COVID-19 ha evidenciado que la tecnología, con todo el poder que tiene para extenderse de forma igualitaria, con todas las oportunidades para ganar dinero que genera y para ser más productivos, también conlleva riesgo. COVID-19 ha puesto de manifiesto que la gente que no tiene acceso a la tecnología corre el riesgo de quedarse más y más atrás. Somos capaces y afortunados quienes podemos trabajar y mantener nuestro empleo gracias a la tecnología mientras que en otros sectores lo están pasando muy mal: turismo, hostelería, sectores industriales…

Origen: Salman Khan: “La pandemia acelerará algunos cambios hacia un futuro mejor” | madrimasd

El riesgo de contagio de COVID-19 en las aulas: la importancia de la ventilación

Además de llevar mascarillas, garantizar la higiene y la distancia de seguridad, la mejor solución para evitar contagios en colegios es no impartir clase en interiores o ventilar aulas y pasillos correctamente.

Origen: El riesgo de contagio de COVID-19 en las aulas: la importancia de la ventilación

La aceptación y el conocimiento de la teoría de la evolución entre los estudiantes universitarios de tercer año en España

La teoría de la evolución es uno de los mayores logros científicos de la historia intelectual de la humanidad, aunque sigue siendo polémica en ciertos grupos sociales. A pesar de ser tan robusta y basada en la evidencia como cualquier otra teoría científica notable, algunas personas muestran una fuerte reticencia a aceptarla. En este estudio, utilizamos los cuestionarios de la Medida de Aceptación de la Teoría de la Evolución (MATE) y del Examen de Conocimiento de la Evolución (KEE) con estudiantes universitarios de cuatro programas académicos de grado (Química, Inglés, Historia y Biología) de diez universidades de España para medir, respectivamente, la aceptación y el conocimiento de la teoría de la evolución entre los estudiantes de tercer año de licenciatura (nMATE = 978; nKEE = 981). Los resultados muestran que la aceptación de la evolución es relativamente alta (87,2%), mientras que el conocimiento de la teoría es moderado (5,4 de cada 10) aunque hay diferencias entre las distintas titulaciones (Biología>Química>Historia>Inglés), e incluso entre las distintas universidades (que oscilan entre 4,71 y 5,81). El análisis estadístico revela que el conocimiento de la teoría de la evolución entre los estudiantes de biología se explica en parte por el peso relativo de los temas de la evolución dentro del plan de estudios, lo que sugiere que un aumento del número de horas dedicadas a este tema podría tener una influencia directa en el conocimiento de los estudiantes sobre el mismo. También encontramos que la religión puede tener una influencia significativa -aunque relativamente pequeña- negativa en la aceptación de la teoría de la evolución. El moderado conocimiento de la evolución en nuestros estudiantes universitarios, junto con el potencial problema de aceptación en ciertos grupos, sugiere la necesidad de una revisión de los conceptos evolutivos en los programas de enseñanza de nuestros estudiantes desde la escuela primaria.

Origen: Acceptance and knowledge of evolutionary theory among third-year university students in Spain