Lynn, líquenes, abejas e imagen: Espléndida síntesis de unas Jornadas Científicas extraordinarias sobre una científica única

Rubén Duro nos cuenta su síntesis de las recientes Jornadas sobre Lynn Margulis y la Tierra Simbiótica, en las que tuvo un papel estelar presentándonos el documental Symbiotic Earth.

Blog sobre contenido audiovisual científico, microscopía, organismos microscópicos, fotomicrografía e investigación escrito por Rubén Duro.

Origen: Lynn, líquenes, abejas e imagen

La lectura ideal para estas vacaciones de Navidad: las aventuras de un científico español en la Antártida

Leopoldo G. Sancho es catedrático de Botánica de la Universidad Complutense y lleva viajando a la Antártida en diversas campañas de investigación desde el 1991. Ahora comparte sus aventuras y anécdotas en un libro titulado Antártida y publicado por Ediciones Pirámide. Os recomiendo su lectura, no sólo porque este liquenólogo de prestigio internacional conoce como pocos ese inhóspito continente, sino porque también fue pionero en la investigación del potencial de las simbiosis liquénicas como viajeros espaciales. Si aguantaban las extremas condiciones de la Antártida ¿Aguantarían el espacio exterior? Y descubrió que sí… sí que aguantan.

Origen: Antártida | Ediciones Pirámide

La Tierra Simbiótica: Cómo Lynn Margulis Inicio una Revolución Científica

Asistir a esta reunión ha sido un privilegio. Escuchar a tantos grandes científicos un placer y conocer más de una figura de la Historia de la Biología como Lynn Margulis totalmente estimulante. Aquí os dejo una foto de los participantes y organizadores.

Grupo Simbiosis Diciembre 2019.jpg
Participantes y organizadores del Seminario La Tierra Simbiótica. De izquierda a derecha, empezando por la fila de arriba: César Bordenave, Ricardo Amils, Ruben Duro, Lorenzo Lamattina, Arantxa Molins, Pedro Carrasco, Patricia Moya, Lucia Muggia, Leopoldo G. Sancho, Eva Barreno, Myriam Catalá y Salva Chiva

Un fármaco para el corazón contra las células zombis del envejecimiento | madrimasd

La vida, en el límite, parece llevar el apellido Hayflick. En 1961, este investigador contempló atónito en su laboratorio cómo las células humanas, tras dividirse unas 50 veces, dejaban de hacerlo para detenerse o morir. Sus colegas se burlaron de él y de su impericia. Por entonces las células se consideraban prácticamente inmortales, sin ningún techo de división. Hayflick propuso, sin embargo, que ese límite era real y que constituía una de las bases del envejecimiento.

Origen: Un fármaco para el corazón contra las células zombis del envejecimiento | madrimasd