El cáncer de mama y los organomateriales

Los organometales son compuestos que poseen enlaces entre átomos de metal y átomos de carbono. Estos enlaces son de tipo covalentes y bastante polares, comparten la polaridad de los metales del grupo II (los más polares), siendo estos los alcalinotérreos, como los irganoberillio y organocalcio. Muchos de estos organometales tienen tanto como propiedades termodinámicas como cinéticas. Debido a esto, los organometales tienen aplicaciones en muchos campos; como la medicina, química, biología, bioquímica… etc.
En este articulo nos centraremos en el ferroceno o ferrocene. La síntesis original del ferrocene fue descrita por Keasly y Pauson en 1951 en la Duquesne University of the Holy Ghost. Sugirieron que el Ferrocene se formaba después de la reducción del cloruro de hierro II con el bromuro de cilopentadienilmagnesio según la ecuación química:

unnamed (1)
El ferrocene se trata de un cristal solido naranja cuya fórmula química es Fe(C5H5)2. Sus principales aplicaciones son en la medicina. Por ejemplo, en el cáncer de mama, donde el ferrocene ocupa un papel importante. Esto es debido a que el ferrocene tiene propiedades únicas como su aromaticidad, estabilidad en medio acuoso y potencial redox (medida de la actividad de los electrones de las reacciones redox). El medicamento por excelencia es el Tamoxifeno, que se emplea en la reducción del riesgo de cáncer de mama en mujeres.

molecula

Imagen 1: Estructura química de la molécula de ferrocene.
El Tamoxifeno puede reducir el riesgo de recurrencia del cáncer de mama, reduce el riesgo de que se forme un tumor en la otra mama, es capaz de disminuir grandes tumores antes de la cirugía y desacelera o detiene (dependiendo del caso) el crecimiento del cáncer de mama en estado avanzado y en mujeres premenopáusicas y postmenopáusicas. Pero también ofrece otros beneficios que no están relacionados con el cáncer como la reducción de concentración de colesterol y ayuda a detener la pérdida de tejido óseo después de la menopausia. Estos beneficios son posibles gracias a que bloquea la acción de estrógenos en las células de las mamas, pero activa su función en las células del hígado y de los huesos.
El Tamoxifeno es un anti estrógeno no esteroidal, es decir, sin hormonas y ha sido un anticancerígeno muy usado en el cáncer de mama en los últimos 30 años. Su mecanismo de acción es el siguiente. Al ser un anti estrógeno se adhiere a unos estrógenos específicos (busca ciertos receptores en su membrana y se adhiere ellos) y los induce un cambio conformacional. De esta manera, altera o bloquea la expresión de los genes que dependan de estos estrógenos. Sus efectos, entre otros, son: la reducción de niveles de cierto factor de crecimiento que estimula la proliferación de células tumorales (factor de crecimiento insulina simil tipo 1) y el aumento de la secreción de un factor que inhibe el crecimiento de las células tumorales.
Pero no acaba ahí, el tamoxifeno es un medicamento que se transforma en el hígado en varios metabolitos activos, es decir, sustancias que se producen en el organismo debido a un medicamento que posee unas propiedades terapéuticas. Este es el caso del hidroxitamoxifeno, que posee una mayor afinidad por los estrógenos específicos que se nombraron anteriormente. Otro sería el endoxifeno, que tiene mayor concentración, pero tiene las mismas características que el hidroxitamoxifeno. Este último es el metabolito más activo y se ha demostrado en muchos estudios que la respuesta clínica viene ligada muy fuertemente.
En conclusión, no sabemos mucho acerca de los organometales, pero se han descubierto una gran cantidad de aplicaciones; tanto en la industria, en la química, como en la medicina. Este último caso es el del tamoxifeno, un ferroceno que reduce el riesgo de formación de un tumor en el otro pecho, en el caso de mujeres con cáncer de mama.
Referencias:
Gilles Gasser y Nils Metzler-Nolte, 2012, The potential of organometallic complexes in medicinal chemistry. ScienceDirect. Disponible en: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1367593112000051

Malay Patra y Gilles Gasser. 2012. Organometallic Compounds: An Opportunity for Chemical Biology?. NCBI. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22619182

Marvin Rausch, Martin Vogel y Harold Rosenberg. 1957. Ferrocene: A novel organometallic compound. ACS. Disponible en: http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/ed034p268

Pieter CA Bruijnincx y Peter J Sadler. 2008. New trends for metal complexes with anticancer activity. ScienceDirect.Disponible en: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S136759310700169X
Wee Han Ang, Angela Casini, Gianni Sava, Paul J. Dyson. 2011. Organometallic ruthenium-based antitumor compounds with novel modes of action. ScienceDirect. Disponible en:
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0022328X1000700X

Imagen destacada: Hospital de la milagrosa (Unidad de mama), del artículo Cancer de mama:10 factores de riesgo.

Lo que las jóvenes de hoy piensan sobre el placer sexual

Actualmente parece que los chicos y chicas jóvenes reciben abundante información sobre sexo y los educadores y padres cada vez están más concienciados sobre la necesidad de dar formación sobre sexualidad. También la sociedad está cada vez más concienciada de que nuestra sociedad será más justa, libre y feliz si existe un equilibrio igualitario entre sexos. A pesar de esto, sigue habiendo ciertos atavismos machistas que son muy difíciles de eliminar. Especialmente si las propias mujeres los perpetuamos sin ser conscientes de que son comportamientos machistas, no realidades naturales. La sexualidad es quizás el ámbito donde este problema se pone de manifiesto con mayor claridad por la aparente contradicción entre diferencia e igualdad.

Peggy Orenstein se ha dedicado a entrevistar a jóvenes estadounidenses de 15 a 20 años y ha descubierto que, si bien las jóvenes se sienten liberadas para tener relaciones sexuales, no creen lo mismo sobre sentir placer sexual. No es la primera autora que pone de manifiesto que quizás no se esté dando educación sexual a nuestros jóvenes, sino una simplista formación sobre fisiología sexual, masculina para más señas. Reflexionad ¿qué os han enseñado sobre la sexualidad femenina? ¿Qué les enseñáis a vuestras hijas e hijos? Los chicos tienen erecciones, eyaculan y tienen orgasmos. Las mujeres tienen la regla, se pueden quedar embarazadas o contagiarse con una enfermedad venérea… ¡ah! y tienen orgasmos ¿o quizás no? Y un aviso a navegantes, esta falta de información puede derivar en la lacra del maltrato machista.

Os recomiendo que veáis este ameno vídeo con datos y cuestiones muy interesantes y esclarecedoras. Se lo recomiendo a mis jóvenes estudiantes que siguen este Blog. No sólo a las chicas, sino también a los chicos que son sus parejas. Si entendéis bien a vuestra pareja la relación será mucho más satisfactoria. Y también a los padres. Porque una buena educación sexual debería garantizar que tanto hombres como mujeres disfruten de relaciones sanas, igualitarias y satisfactoriamente placenteras.

Dietas sin gluten, ¿por qué tanta alarma?

¿Por qué se ha puesto tan de moda alimentarse sin gluten, aunque no padezcas celiaquía?

El motivo principal ha sido la aparición de estudios que demuestran que una dieta sin gluten puede conllevar beneficios incluso sin ser diagnosticado celiaco como tal.

Leer noticia en el siguiente enlace: http://elpais.com/elpais/2017/03/28/ciencia/1490694117_453265.html

 

Mar de metales pesado con mejillones cada vez más pequeños

Esa enorme piscina de aguas azules que llamamos mar ha sido estudiada desde hace mucho tiempo, por lo que se cuenta con una gran cantidad de datos del pasado que nos sirven para comparar la situación actual con la que teníamos tiempo atrás, y se observa que el número de contaminantes y su concentración está aumentando, por eso debemos empezar a tomar medidas y entender la forma en la que nos afecta.

Desde los primeros estudios han aparecido sustancias que no deberían estar en los mares, sin embargo, en la actualidad estamos en un momento en el que se contaminan las aguas marinas de forma muy agresiva con químicos industriales, todas clase de objetos que se arrojan al mar, elementos químicos que no deberían de ser perceptibles en una masa de agua tan grande. Pero en los análisis de este caldo lleno de vida que se han realizado por todo el mundo, se han encontrado trazas de los mismos contaminantes, entre los que se encuentran los metales pesados, que son en los que nos centraremos en este breve artículo.

Las concentraciones de los metales más frecuentes ordenado de mayor a menor concentración son: cobre, cromo, plomo, níquel, cadmio y mercurio; sin embargo todos pueden ser controladas por cualquier humano sano.

En España se estudió la contaminación de las aguas litorales que bañan nuestras costas en 1979, gracias a un programa internacional contra la contaminación del litoral, patrocinada por la OMS (Organización Mundial de la salud) y tras la cual, se han realizado periódicas revisiones para controlar la calidad de nuestras aguas (Miguel Ibáñez, 1986).

Como ya hemos mencionado; analizaremos las consecuencias de los metales pesados en la biota marina, pues es la que sufre directamente la contaminación; especialmente nos centraremos en los seres marinos de vida sésil (inmóvil) como los mejillones, pues son una forma de vida muy extendida por el mundo por lo que se puede comprar como les afecta los metales pesados en distintas partes del globo, además, al no poder moverse son perfectos organismos de control para cualquier estudio, pues no se verán afectados por otras condiciones que no sean de la zona en la que se encuentran.

Los metales pesados son liberados al mar principalmente por las industrias al deshacerse de sus residuos, pero no se echan en lingotes de macizos plomo o cadmio, sino que van disueltos o en suspensión, siendo esta la forma idónea para que un ser filtrador como el mejillón, que se encuentra tranquilo alimentándose aferrado a su piedra o poste, ingiera sin quererlo ni beberlo partículas de estos elementos que se irán acumulando en él hasta que muera y ya no pueda acumular más. Con esto queremos poner de manifiesto, que los metales pesados se van acumulan en la cadena trófica marina (bioacumulación) y al final acabaran afectando a todo el medio, e incluso a nosotros; pero al ser el mejillón un eslabón bajo en la cadena trófica, no representa riesgo directo para los seres humanos, siempre que no comamos cantidades ingentes a diario durante mucho tiempo.

El mejillón verde nativo del Pacífico, llego a Cuba, concretamente a la Bahía de Cienfuegos, una zona reconocida internacionalmente por estar muy contaminada, por lo que estudiaron estos moluscos bivalvos en las nuevas condiciones para ver si se podía consumir; y tras múltiples estudios, se concluyó que los mejillones de esta zona son aptos para la ingesta humana, cumpliendo las normal internacionales que regulan las cantidades de metales pesados aceptables. También se estudió el Mytilus californianus en las costas de California, y se llegó a la conclusión de que estos mejillones son aptos para el consumo humano.

Otros estudios se han centrado en observar cómo les ha afectado la contaminación a los mejillones y aunque falta tiempo para tener datos contrastados, en las primeras observaciones se notó que las valvas de estos moluscos muestran un grosor menor respecto al que tienen de media.

Con todo esto no pretendemos asustar y que dejen de comer mejillones o cualquier otro ser marino, sino que vean que el mar también se ensucia de forma invisible; que los desastres en el mar afectan sin querer a todos, y que aquella fábrica, que no echa humo por las chimeneas, si está contaminando al verter sus aguas a un pequeño riachuelo, pues como se dice, todos los ríos conducen al mar.

Bibliografía de referencia:

Fumero, Y., Pis , M. A., Aranda, Y. (2016) Metales pesados en el mejillón verde (Perna viridis) de la Bahía de Cienfuegos. REDVET. no. 9, p. 1-12.

Gutierrez, E. A., Perez, J. C ,. Muñoz, A. (2014) Cadmio, cobre y zinc en el mejillón Mytilus californianus (Conrad 1837) de la costa oeste de Baja California. Rev. Int. Contam. Ambient [online]. no. 3, p. 285-295. Disponible en:<http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0188-49992014000300005&lng=es&nrm=iso&gt;. ISSN 0188-4999.

Ibañez, M.  (1986) La contaminación marina por metales pesados en la costa de Guipuzcoa. LURRALDE investigación y espacio. p. 105-111.

La salmonela sigue resistiendo a los antibióticos

Los microbios siguen resistiendo a los antibióticos. La Unión Europea avisa sobre nuevas formas de resistencia a estas sustancias de ciertos microorganismos como la salmonela, la causante de la segunda enfermedad alimenticia más frecuente.

Puedes leer la noticia entera aquí:

http://www.larazon.es/atusalud/salud/los-antibioticos-ya-no-pueden-con-la-salmonela-AH14571526