25 de noviembre Día Internacional contra la Violencia de Género: una cuestión de justicia y salud

Ser mujer en este mundo tiene un impacto significativo en nuestras expectativas de salud. Los informes de la OMS son espeluznantes. Aunque las mujeres tenemos mayor esperanza de vida que los hombres en la mayoría de los países, la salud de la mujer y la niña es especialmente mala por la desigualdad de base sociocultural de muchas sociedades. Las discriminaciones en el acceso a la información, la atención y las prácticas sanitarias básicas aumentan aún más los riesgos para la salud de las mujeres. En el siglo XXI, las tasas de mortalidad durante el embarazo y el parto siguen siendo vergonzosamente elevadas en los países en desarrollo. La mayor parte de los problemas de salud de la mujer no tiene tanto que ver con enfermedades adquiridas sino con la violencia física y sexual, las infecciones de transmisión sexual y el SIDA.

Quizás a muchos no les parezca directamente relacionado, pero la discriminación sexual genera muchos peligros para la salud de las mujeres. Incluso el paludismo o la neumopatía obstructiva crónica tienen que ver con la discriminación. Respirar continuamente los humos de los combustibles utilizados para cocinar envenena los pulmones de las amas de casa (sería mejor decir amas de infravivienda). Y en cuanto a la violencia, los datos son demoledores, entre un 15% y un 71% de las mujeres han sufrido violencia física o sexual infligida por su pareja en algún momento de sus vidas. Me pregunto cómo puede nadie pensar que este es un tema de segundo orden en la política mundial. Estos abusos se dan en todas las clases sociales y en todos los niveles económicos, y tienen graves consecuencias para la salud de la mujer, ya sea en forma de embarazos no deseados o de infecciones de transmisión sexual, depresión o enfermedades crónicas.

Por este motivo he decidido hoy proponer a mis alumnos de primero de Ciencia y Tecnología de los Alimentos reflexionar sobre los derechos sexuales de hombres y mujeres (independientemente del género al que se adscriban o de su identidad sexual). Aunque parezca atípico he preferido empezar por los derechos de los hombres.

Derechos sexuales de los hombres

  1. Tienen derecho a sentirse orgullosos de su propio cuerpo. Sin que nadie pueda criticarles, humillarles o agredirles por mostrarlo.
  2. Tienen derecho a escoger pareja. Sin que nadie tenga derecho a criticarles, humillarles o agredirles por hacerlo.
  3. Tienen derecho a imponer el uso del preservativo durante las relaciones sexuales con el fin de preservar su salud o prevenir la paternidad.
  4. Tienen derecho a expresarse con libertad sobre su sexualidad. Tanto respecto a sus gustos como a los límites que desean.
  5. Tienen derecho a interrumpir el acto sexual en cualquier momento, tanto durante los preliminares como durante el coito.
  6. Es natural que puedan sentirse intimidados ante pretendientes sexuales, si éstos son:
    • 10 cm más altos o simplemente más grandes
    • 10 kg más pesados o simplemente más fuertes
    • 10 años mayores o simplemente de mucha mayor edad
    • Con autoridad (jefe/as, profesores/as, etc.)

Si estos pretendientes sexuales utilizaran alguna de estas características para forzar una relación, podrían estar incurriendo en acoso.

La clase ha considerado que estos derechos eran totalmente razonables. Nada del otro mundo.

Derechos sexuales de las mujeres

  1. Tienen derecho a sentirse orgullosas de su propio cuerpo. Sin que nadie pueda criticarlas, humillarlas o agredirlas por mostrarlo.
  2. Tienen derecho a escoger pareja. Sin que nadie tenga derecho a criticarlas, humillarlas o agredirlas por hacerlo.
  3. Tienen derecho a imponer el uso del preservativo durante las relaciones sexuales con el fin de preservar su salud o prevenir la maternidad.
  4. Tienen derecho a expresarse con libertad sobre su sexualidad. Tanto respecto a sus gustos como a los límites que desean.
  5. Tienen derecho a interrumpir el acto sexual en cualquier momento, tanto durante los preliminares como durante el coito.
  6. Es natural que puedan sentirse intimidadas ante pretendientes sexuales, si éstos son:
    • 10 cm más altos o simplemente más grandes
    • 10 kg más pesados o simplemente más fuertes
    • 10 años mayores o simplemente de mucha mayor edad
    • Con autoridad (jefe/as, profesores/as, etc.)

Si estos pretendientes sexuales utilizaran alguna de estas características para forzar una relación, podrían estar incurriendo en acoso.

Respecto a esto último, he hecho notar a los chicos que, si son heterosexuales, este último punto les atañe en todas las relaciones con mujeres por cuestiones simplemente biológicas. He aclarado que mi intención era llamarles la atención sobre su responsabilidad y no culpabilizarles de ninguna manera. Probablemente nunca se lo hubiesen planteado. Al igual que los profesores somos conscientes de la responsabilidad y el respeto que debemos a nuestros alumnos, y las prevenciones frente a establecer relaciones desiguales.

Como habréis podido observar, los derechos de los que he hablado con mis alumnos son iguales tanto para hombres como para mujeres. Exactamente iguales. Sin embargo, nada más comenzar a enumerar los derechos de las mujeres ya ha habido cierto revuelo en clase. Sorprendentemente, la mayor parte de las dudas, interrogantes y cuestionamientos han sido planteados por las propias alumnas. Los alumnos se han mantenido callados durante toda la clase (no sé si eso es bueno). Me temo que las discrepancias y el revuelo es debido a que las mujeres jóvenes, desgraciadamente, no son conscientes de sus propios derechos aunque aceptan sin rechistar los de sus contrapartes masculinas ¿Será eso?

El virus que podrías tener y no saberlo

papiloma

 

 

 

 

 

El virus del papiloma humano 

Fuente: https://goo.gl/mjxVnJ

En los últimos tiempos, la mayoría de medios de comunicación nos han bombardeado con noticias sobre qué es y cómo actúa el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), pero tenemos muy poca información sobre qué es y cómo actúa el virus del papiloma humano (VPH). pero algunos tipos (existen alrededor de 100 tipos de este virus) pueden provocar verrugas genitales o cáncer del cuello uterino (Amaya & Roldán, 2011 ).

En la mayoría de casos, los VPH de tipo 6 y 11 causan las verrugas genitales, por lo que se pueden considerar como de bajo riesgo, ya que no provocan cáncer ni otros problemas graves de salud. Sin embargo, los de tipo 16 y 18   son los causantes de la mayoría de casos de cáncer, y se les denominan VPH de alto riesgo. Por tanto, a este virus se le asocia con el cáncer cervical, pero también puede inducir a cáncer de vulva, vagina, pene, ano, boca y garganta (Muñoz & Reina, 2012).

Hoy en día, el VPH no tiene cura, pero sí que hay ciertos métodos para evitar que   afecte a la salud. Las verrugas genitales pueden eliminarse fácilmente. Asimismo, las infecciones causadas por el VPH de alto riesgo pueden tratarse cómodamente antes de que se conviertan en cáncer, por lo que es de vital importancia hacerse las pruebas de Papanicolaou o VPH periódicamente.existen vacunas para protegerse de ciertos tipos de VPH (Muñoz & Reina, 2012).

Una de las vacunas que recientemente se ha comercializado, ha provocado diversos síntomas secundarios como parálisis y desmayos después de que las niñas fueran vacunadas. Varios científicos, entre ellos algunos que participaron , mostraron un claro desconcierto sobre la implementación temprana de la vacuna, ya que su seguimiento no había terminado y no se sabían los efectos a largo plazo. Actualmente, la vacuna tiene tres metas potenciales: la prevención de la infección, la prevención de la enfermedad y la prevención de la transmisión, aunque hoy en día, no se conocen perfectamente todas las fases secuenciales de este complicado proceso (Molina & Chicaíza-Becerra, 2015).

Actualmente, existen 3 vacunas contra el VPH: Gardasil, Gardasil 9 y Cervarix. Estas 3 protegen contra los tipos 16 y 18. Gardasil protege además contra los tipos 6 y 11, mientras que Gardasil 9 también protege contra otros 5 tipos más de VPH (Reina & Muñoz, 2014).

Por último, terminaremos con el debate de si la sociedad debería ponerse esta vacuna o, por el contrario, descartarla de nuestra ficha de vacunas. En primer lugar, deberíamos saber que las vacunas benefician tanto a las personas vacunadas como a las personas no vacunadas y susceptibles que viven en su entorno (inmunidad de grupo), aun en el caso de que haya habido una serie de efectos secundarios en algunas personas, esto no debe llevarnos a conclusiones erróneas, como no vacunar a nuestra sociedad, sino que cada persona debe ser consciente de si quiere tomar una decisión u otra, ya que cada uno es libre de tomar sus propias decisiones en cuanto hablamos de salud.

¿Y vosotros que pensáis? ¿Deberíamos vacunar a nuestros hijos desde pequeños para prevenir el virus del papiloma humano?

 

REFERENCIAS

Amaya, C. B., & Roldán, S. L. (2011). El virus de papiloma humano, la epidemia de la nueva era. Duazary, 8(1-Supplement), 90.

Molina, M. G., & Chicaíza-Becerra, L. A. (2015). Riesgo, incertidumbre y política pública en vacunas. Cuadernos De Economía, 34(65), 229.

Muñoz, N., & Reina, J. C. (2012). La vacuna contra el virus del papiloma humano: Una gran arma para la prevención primaria del cáncer de cuello uterino.

Reina, J. C., & Muñoz, N. (2014). Vacuna contra el virus del papiloma humano. Colombia Medica, 45(3), 94-96.

Una mujer habla con su violador en un escenario: educación sexual para varones

Una charla extraña e impresionante en la que una mujer y la ex-pareja que la violó en la adolescencia hablan sobre ello. A mi me deja una importante reflexión, no sólo hay que hablar a las chicas sobre el riesgo que corren de ser violadas, sino a los chicos de convertirse sin darse cuenta en violadores ¿Qué educadores o padres hacen esto? Esta es una charla para que se la hagáis ver a vuestros hijos varones… también.

https://embed.ted.com/talks/lang/en/thordis_elva_tom_stranger_our_story_of_rape_and_reconciliation

Thordis Elva and Tom Stranger speak during TEDWomen 2016. Photo: Marla Aufmuth / TED When we started TEDWomen in 2010, we felt strongly that we wanted to include a series of talks we called “Duets” in which we would forego the traditional TED Talk model and present pairs of speakers instead of solo ones. There…

a través de TEDWomen update: One year on, an extraordinary story of understanding and forgiveness — TED Blog