Una bióloga de la URJC protagonista de una novela de denuncia socio-sanitaria y ambiental

La recién publicada novela Pozos de Pasión conjuga una atractiva combinación de denuncia social y ambiental. Aparte de esta interesante peculiaridad, esta historia de ficción está protagonizada por una bióloga de la URJC, vecina del barrio de Usera, Sara Sanz.

Durante la trama, Sara, investigadora biosanitaria en paro, sustituye a una compañera en un proyecto internacional de salud reproductiva y sexual en un inestable país de oriente medio bajo el paraguas de la OMS. Al llegar al pequeño emirato árabe donde desempeñará su labor se encuentra con un fenómeno recurrente de la globalización. La construcción de grandes infraestructuras, que podrían mejorar la calidad de vida de la población y generar riqueza, desplazan ingentes cantidades de mano de obra barata, fundamentalmente inmigrante. Sin estos trabajadores las obras serían frecuentemente irrealizables, especialmente bajo los parámetros de beneficio económico de la empresa privada y, sin embargo, los grandes proyectos estratégicos ignoran esta necesidad en su planificación.

En opinión de Sara, la responsabilidad social empresarial obligaría a los constructores a alojar y abastecer convenientemente a su mano de obra, sin embargo, solo suelen hacerlo con sus altos ejecutivos. Nuestra joven investigadora se siente escandalizada al conocer que la resolución de estos grandes asentamientos de infraviviendas se descarga sobre la iniciativa pública y la cooperación internacional. En la novela Sara describe con palabras directas y sencillas cómo la resolución del saneamiento y abastecimiento de agua potable son elementos críticos para la salud ambiental. En condiciones insalubres, la contaminación de las aguas de boca disponibles puede dar lugar a epidemias incontrolables y mortales, como el cólera, cuya prevención es responsabilidad de toda la sociedad.

Sara trabaja en colaboración con un ingeniero y un geólogo, ambos pertenecientes a los cascos azules de la misión de paz que estabiliza la región y responsables de la construcción de pozos de agua potable y saneamientos. Ellos ayudan a entender al lector neófito que si, además, existe una sobreexplotación de los recursos hidrológicos con fines espúreos (como un jardín de césped o campo de golf en el desierto) y las aguas contaminadas no son depuradas, el desastre ambiental, sanitario y social no tardará en llegar. Sara describe impecablemente cómo estos elementos amenazan las zonas áridas del planeta en una trama que, no por ser ficticia y amena, deja de ser divulgativa.

Esta recomendable obra también hace una denuncia cruda de la agresión a los derechos sanitarios, reproductivos y sexuales de millones de mujeres y niñas. En particular describe el drama de la mutilación genital femenina con un realismo y sensibilidad que emociona. En un gesto solidario, la autora donará las regalías que le correspondan en derechos de autora a un programa contra la mutilación genital de la prestigiosa ONG Médicos del Mundo.

Podrás encontrar el libro en todas las grandes plataformas. El libro electrónico se puede adquirir por la modesta suma de 4,99 € de la que en torno a 1 € serán tu donativo. Si quieres que tu donativo sea más cuantioso puedes adquirir la preciosa edición en papel (impresión bajo demanda) por 17,95€. También puedes conseguir el libro en cualquier plataforma literaria pero la que genera un donativo mayor es la mayorista Libros.cc (donativo de 6€). Si quieres conocer el proyecto en su totalidad y colaborar de otra manera, puedes consultar el sitio de Pozos de Pasión.

Falacias lógicas que pueden hacer que te la cuelen: aprende a identificarlas – Maldita.es

Interesantísimo y breve artículo sobre errores y manipulaciones de la información que, aunque parecen lógicas, no lo son ¡No te lo pierdas!

Origen: Falacias lógicas que pueden hacer que te la cuelen: aprende a identificarlas – Maldita.es

Longer Lasting Products

Have you ever heard about “Longer Lasting Products”? Reusing, repairing and remanufacturing products are the key of Circular Economy. This economy aims to radically limit the extraction of raw materials and the production of waste because it recovers and reuses as many of the products and materials as possible over and over again. In a Circular Economy we can reuse, re-manufacture and recycle products (1). In fact, you can repair a product yourself or you can have it repaired. However, refurbishment is an extensive process where products are repaired and components replaced in order to bring it back to a good working condition. Remanufacture is a more extensive process where products are totally disassembled into components for broughting back to at least the original quality. As a result of this, these new products are new original products (2). All of these three activities result in giving products a kind of “second life” (3).

These previous ideas are in other words “rethinking”. A crucial fact is that “the smaller the loop, the greater the profitability of the overall system”(1). If I repaired a product, I would save resources and energy (3). As a result of that, keeping a product at it highest value makes sense, both from an economic and an ecological perspective . The meaning of this is that we need to postpone the moment that a product is recycled as long as possible (4). Making products last longer is extending the life of products thanks to two methods: to keep products in use longer and to give products a second life, third life, fourth life etc. This only can be truth if we design really durable products.

We need to design longer lasting products. Products designers need to balance many different requirements when they are developing a new product. In fact, product design is about functionality, about using efficient materials and about cost among others. As a result of that, there are some design strategies for longer lasting products:

But … is product life extension always a good idea? In general, longer lasting products are a good idea but there are exceptions for this:

1. New market for new efficient products in terms of energy: if new products appeared, people would want to replace their product rather than using it longer.

2. Some kinds of packaging make repairing, manufacturing and refurbishment situation really difficult. In fact, not all products are suited to last a long time and not all products have a permanent function over time (1).

BIBLIOGRAFÍA:

1. Ellen MacArthur Foundation (2013). Towards the Circular Economy.

2. United Nations Environment Programme. International Resource Panel and the Commission for the European Union. (2017). Workshop Report: Promoting Remanufacturing, Refurbishment, Repair, and Direct Reuse.

3. Stahel, W-R. (2016). Circular economy. A new relationship with our goods and materials would save resources and energy and create local jobs. Nature 531: 435-438.

4. Grosse, F., Mainguy, G. (2010). Is recycling “part of the solution”? The role of recycling in an expanding society and a world of finite resources. Surveys and Perspectives Integrating Environment and Society (SAPIENS) 3: 1-17.

SERVICIOS ECOSISTÉMICOS (I): ¿Por qué conservar la naturaleza?

¿Por qué debemos conservar la naturaleza? Dependiendo de a quién se le formule esta pregunta, la respuesta será muy diferente. Aunque ciertas personas consideren como un deber ético la conservación de la naturaleza, los gustos e intereses de cada persona pueden hacer que ni siquiera demos con una respuesta a esta pregunta o, incluso, que lleguemos a la conclusión de que no hay motivos de peso para conservar la naturaleza. Pero, ¿cómo podemos hacer que todos, independientemente de nuestros valores morales, encontremos motivos para conservar la naturaleza? En primer lugar, debemos entender qué nos provee la naturaleza para comprender por qué debemos conservarla.

La naturaleza nos reporta multitud de bienes y servicios, tal es su magnitud y diversidad que puede resultar complejo de entender en su totalidad. Para comprenderlo mejor se acuñó el término servicios ecosistémicos, que refiere a aquellos beneficios que los ecosistemas nos reportan a los humanos ya sea de forma directa o indirecta (Comisión Europea, 2009). Existen distintos tipos de servicios ecosistémicos. Los servicios de aprovisionamiento son aquellos que nos reportan directamente bienes como alimentos, agua, madera y combustibles, entre otros (Comisión Europea, 2009). Los servicios de regulación del clima y las precipitaciones consisten en la contribución de los ecosistemas a amortiguar las variaciones en el clima propias de fenómenos físicos que ocurren en la Tierra, por ejemplo: los manglares actúan como una barrera natural frente a ciclones, huracanes y tsunamis (Convención de Ramsar sobre los Humedales, 2016). Pero, sin referirnos a la protección frente a eventos climáticos extremos, los ecosistemas más cercanos a nuestros hogares también amortiguan los cambios de temperatura, depuran el aire (consumiendo CO2 y produciendo O2, además de otros compuestos), favorecen la retención de agua en el suelo (evitando, al mismo tiempo, inundaciones y sequías), degradan nuestros residuos y frenan la propagación de enfermedades (Comisión Europea, 2009). Además, también proveen servicios culturales como la belleza, la inspiración y otros valores recreativos que contribuyen a nuestro bienestar espiritual (Comisión Europea, 2009). Y, por último, pero no por ello menos importante: los servicios esenciales. Los ecosistemas son capaces de generar suelo fértil (Comisión Europea, 2009), ya que la vida no se genera en cualquier sustrato, ¿cuánta vida vemos brotar en nuestros asfaltos más allá de pequeños resquicios de suelo fértil? Además, los ecosistemas regulan el ciclo de nutrientes (Comisión Europea, 2009), manteniendo en niveles adecuados las concentraciones de componentes esenciales para la vida, como el carbono y el nitrógeno, entre otros.

Aunque esta clasificación nos permite reconocer la multitud de beneficios que nos reporta la naturaleza y nos da motivos para conservarla, sigue siendo complicado poner en una balanza los beneficios de los ecosistemas en contraposición con los beneficios que nos da destruir la naturaleza para nuestros propios fines (extracción minera, generación de energía, fabricación de materiales, transporte de personas y mercancía…). Nuestra actividad genera un impacto sobre el planeta y, a veces, tenemos que decidir si conservar un ecosistema o degradarlo para conseguir algo a cambio. Para evitar destruir ecosistemas que nos reportan beneficios mucho más valiosos en tiempos recientes se ha propuesto valorar económicamente nuestros ecosistemas. Valorar los ecosistemas no consiste en darle “un precio” a los ecosistemas para mercantilizarlo, sino en reconocer de forma cuantitativa la relación coste-beneficio entre la naturaleza y nosotros (Sukhdev, Wittmer, & Miller, 2015). De esa manera, podemos transmitir en un lenguaje común a toda la sociedad las virtudes de conservar la naturaleza y los costes de degradarla. En próximas publicaciones se explorará en qué consiste la valoración económica de los bienes y servicios ambientales.

BIBLIOGRAFÍA

Comisión Europea. (2009). Bienes y servicios ecosistémicos. Oficina de Publicaciones de la Unión Europea.

Convención de Ramsar sobre los Humedales. (2016). Humedales: una protección natural frente a los desastres. Secretaría de la Convención de Ramsar.

Sukhdev, P., Wittmer, H., & Miller, D. (2015). Economía de los ecosistemas y la biodiversidad: desafíos y respuestas. Oxford University Press.

¿Qué efectos tienen las vacunas de RNA anti-COVID sobre las enfermedades autoinmunes, la fertilidad y el riesgo de aborto?

Recientemente me ha llegado un vídeo de una bióloga con una serie de explicaciones técnicas de cómo las vacunas de RNA anti-COVID podrían causar graves enfermedades autoinmunes, especialmente sobre los órganos reproductivos y la placenta del embrión. Según parece, las responsables de estos nefastos efectos para la biología son unas proteínas denominadas sincitinas. El vídeo se titula “El ARN mensajero y las sincitinas, proteínas retrovirales humanas.” Voy a omitir el enlace para evitar darle publicidad, pero podéis buscarlo en Internet si queréis verlo.

Lo vi con atención porque me lo enviaba un antiguo alumno del grado de Biología y parecía bastante preocupado por la verosimilitud de una narración con tantos detalles técnicos, muchos reservados para iniciados en técnicas de biología celular y molecular.

En cuanto empecé a ver el vídeo me di cuenta de que esta persona, a pesar de estar familiarizada con cierto lenguaje técnico, cometía errores garrafales. Los profesores, de corregir un examen tras otro, tenemos cierta facilidad (o el colmillo retorcido), para detectar cuándo un lenguaje rimbombante esconde ignorancia. Sin embargo, día a día, me doy cuenta de que mis propios alumnos tienen dificultades para discriminar un uso correcto de la terminología, de un uso fraudulento. Probablemente porque los errores están en pequeños detalles de concepto que, aunque aparentemente minúsculos, cambian radicalmente las implicaciones lógicas.

Así que, en este artículo, voy a poner algunos ejemplos que evidencian que la persona que ha elaborado ese vídeo no aprobaría mi asignatura de Biología de primero de carrera, y probablemente tampoco una Biología de Bachillerato (Tabla 1).

Tabla 1: Algunos errores que indican que la información es un fraude pseudocientífico en el vídeo “El ARN mensajero y las sincitinas, proteínas retrovirales humanas.”

ErrorRazón
Primera diapositiva
Las moléculas de ARN son fragmentos de código genético en los que hay escritos mensajesLas moléculas de ARN son transcritos (un tipo de copia) de fragmentos de la secuencia genética con diversas funciones.

El código genético es el “lenguaje” (idioma) de la información genética, no debe confundirse con la “secuencia” genética que contiene la información en nuestras células.
(Esto se enseña en la ESO)
El transcriptoma humano es un sistema de señalizaciónEl trasncriptoma humano es el conjunto de moléculas de RNA y su función principal es la síntesis de proteínas, no la señalización.

Como sistemas de señalización biológica se entienden los segundos mensajeros intracelulares y los mediadores autocrinos, paracrinos y endocrinos, no el transcriptoma.
(Esto se enseña en Biología de Bachillerato)
“presunta enfermedad COVID”La COVID-19 es una enfermedad con una clínica, etiología y epidemiología constatada por cientos de miles de médicos y científicos y así reconocida por las instituciones sanitarias nacionales e internacionales. Tildarla de “presunta” demuestra desconocimiento de la realidad científica y médica.
(Esto lo saben los médicos de cualquier Centro de Salud u Hospital, así como los ciudadanos que escuchan a los sanitarios a los que confían su salud)
“proteína S de la espícula del virus SARS Cov 2”No tiene lógica poner en duda la enfermedad COVID-19 y darle credibilidad a la existencia del virus que la causa y le da nombre. Es incoherente, irracional.
Diapositiva 2
La proteína S de SARS es una proteína de fusiónEl SARS es otra enfermedad diferente causada por el coronavirus SARS-Cov-1, mucho más mortal que la COVID-19.
La proteína S de la espícula del virus SARS-Cov-2 no es una proteína de fusión, ya que es natural. Las proteínas de fusión son las que se generan en el laboratorio al juntar dos genes que en la naturaleza están separados.
“La teoría oficial es que…”No hay ninguna “teoría oficial”, sino evidencias empíricas contrastadas y públicas a partir de decenas de miles de animales y personas de que la vacuna previene la COVID-19, sus perjuicios y secuelas, manteniendo la salud.
“Este argumento ha convencido a mucha gente”Proponer que un argumento extraordinariamente técnico-científico de gran profundidad ha sido validado por “gente” en vez de “científicos expertos” es una manipulación sutil, casi subliminal, para decirle al espectador que la medicina “oficial” está liderada por gente común inexperta. Nos denigra a los científicos profesionales para generar credibilidad sobre la autora como “experta escéptica”.
Diapositiva 3
“Lo que no te cuentan es que nuestro genoma está compuesto por virus”Sería deshonesto contarte eso porque es mentira.

En el genoma de los seres vivos se encuentran secuencias de antiguos virus en pequeñas cantidades estimadas en menos del 10% de todo el material genético. En algunos casos estas secuencias han sido “domesticadas”, es decir, cambiadas para desempeñar algunas funciones importantes en la defensa contra nuevos virus.

No voy a seguir aburriéndote porque el resto del vídeo es similar. Se mencionan estudios científicos reales a los que se les da credibilidad para después sacar conclusiones aberrantes e ilógicas. Si la comunidad médico-científica, compuesta por cientos de miles de expertos que han elaborado esos estudios, no solo no está preocupada por los efectos adversos de la vacuna, sino que estaremos los primeros en la cola cuando nos toque vacunarnos ¿Por qué creer a una “bióloga” que no entiende lo que aprendió en la secundaria y la Universidad?

En fin, lo que yo os recomiendo es que, ante este tipo de informaciones preguntéis a vuestros profesores de la escuela, el instituto o la universidad. Y si no, a vuestros médicos o a las instituciones sanitarias oficiales. Aquellos que estamos vinculados a una entidad pública estamos obligados a ser honestos porque estamos sometidos continuamente a supervisión y evaluación dado que cobramos sueldos financiados con vuestros impuestos. Desconfiad de los “expertos independientes” porque suelen esconder intereses ocultos muy poco filantrópicos.

También podéis recurrir a ciertas iniciativas periodísticas que se han especializado en denunciar los bulos y explicar cuáles son los intereses poco éticos que hay detrás. Es el caso de Newtral o Maldita Ciencia. A continuación os dejo un enlace donde se explica un poco más de este bulo en concreto.

Origen: No hay evidencias de que la vacuna de Pfizer provoque infertilidad

La OMS lidera el uso de ciencia sólida para elaborar la política con respecto a la COVID-19: Estudio | The Scientist Magazine®

Los gobiernos se apoyan de manera desigual en investigaciones muy citadas, mientras que las organizaciones intergubernamentales internacionales, como la Organización Mundial de la Salud, vinculan de manera fiable la política y la ciencia, según un análisis de miles de documentos de política del primer semestre de 2020.

Origen: WHO Leads in Using Solid Science to Draft COVID-19 Policy: Study | The Scientist Magazine®

Las vacunas españolas, más necesarias que nunca | madrimasd

Impulsar las vacunas españolas es una cuestión estratégica nacional. Sería excesivamente optimista creer que la COVID-19 dejará de provocar contagios y muertes por la aplicación de las pocas vacunas existentes actualmente. En verano gran parte de la población estará vacunada, otra parte ya estará inmunizada tras pasar la enfermedad lo que conjuntamente con la biología de la infección, que se atenúa en verano, nos permitirá una tregua. Al menos en el hemisferio norte.

Sin embargo desconocemos qué ocurrirá en otoño del 2021 cuando bajen las temperaturas y el riesgo de una enésima ola pandémica crezca ¿La inmunidad será duradera? ¿Las mutaciones permitirán al virus escapar? Ya estemos inmunizados por haber pasado la enfermedad, o por estar vacunados, estas dos cuestiones no se resolverán sino con el paso del tiempo. Debemos tener más herramientas, más variadas, más novedosas si queremos evitar un colapso de la sanidad, la muerte y las secuelas que deja en tantas personas.

Y los científicos avisamos, los desequilibrios ecológicos, la pobreza, la hiperpoblación y la contaminación son un caldo de cultivo muy fértil para las enfermedades emergentes. La siguiente pandemia puede estar a la vuelta de la esquina ¿5, 10, 20 años? Quizás solo 2… Debemos “armarnos” con nuevas tecnologías vacunales, pero si no restauramos los grandes ecosistemas, reducimos la pobreza, la fertilidad humana y la contaminación, ningún arma podrá protegernos de un cambio global que podría terminar con nuestra propia extinción.

El director del Centro Nacional de Biotecnología, Mario Mellado, considera que la vacuna de la covid-19 que desarrolla el equipo de Luis Enjuanes “tiene una tecnología única que puede dar una respuesta duradera”, mientras la de Mariano Esteban genera un cien por cien de protección en modelos de ratón

Origen: La vacuna para la covid-19 que investiga el equipo de Enjuanes puede dar una “respuesta duradera” | madrimasd

Más de un millón de barreras cortan el paso a los ríos de Europa | madrimasd

Carlos García de Leániz, de la Universidad de Swansea (Reino Unido) ha coordinado, junto a su colega del Politénico de Milán Barbara Belletti, un descomunal estudio que ha encontrado más de 1,2 millones de barreras que cortan el paso a los ríos de Europa. Lo peor es que muchas de estos muros del agua llevan décadas abandonados.

Puedes leer la noticia en: Más de un millón de barreras cortan el paso a los ríos de Europa | madrimasd