Investigadores de Gojelly proponen desarrollar un biofiltro, a partir de medusas, para la eliminación de microplásticos en los entornos marinos.

Chrysaora_hysoscella_Tihomir_Makovec_001
Imagen de Chrysaora hysoscella. Gojelly.

Todos sabemos que la calidad de los océanos se esta viendo afectada drásticamente debido a la contaminación por plásticos, el aumento de las temperaturas, la acidez oceánica y la sobrepesca.

En la siguiente noticia se habla del proyecto Gojelly, que se centra en los problemas de la contaminación por plásticos. Los investigadores de Gojelly proponen utilizar la proliferación de medusa para intentar solucionar este problema. Pretenden crear un biofiltro utilizando la mucosa de las medusas para atrapar los microplásticos.

Enlace de la noticia: http://www.madrimasd.org/notiweb/noticias/limpiar-los-plasticos-agua-filtros-medusas

Enlace a Gojelly: https://gojelly.eu/

Enlace a un articulo relacionado sobre el tema, “Los ecosistemas marinos son atacados por los plásticos”:https://ecotoxsan.blog/2017/03/03/los-ecosistemas-marinos-son-atacados-por-los-plasticos/

Mar de metales pesado con mejillones cada vez más pequeños

Esa enorme piscina de aguas azules que llamamos mar ha sido estudiada desde hace mucho tiempo, por lo que se cuenta con una gran cantidad de datos del pasado que nos sirven para comparar la situación actual con la que teníamos tiempo atrás, y se observa que el número de contaminantes y su concentración está aumentando, por eso debemos empezar a tomar medidas y entender la forma en la que nos afecta.

Desde los primeros estudios han aparecido sustancias que no deberían estar en los mares, sin embargo, en la actualidad estamos en un momento en el que se contaminan las aguas marinas de forma muy agresiva con químicos industriales, todas clase de objetos que se arrojan al mar, elementos químicos que no deberían de ser perceptibles en una masa de agua tan grande. Pero en los análisis de este caldo lleno de vida que se han realizado por todo el mundo, se han encontrado trazas de los mismos contaminantes, entre los que se encuentran los metales pesados, que son en los que nos centraremos en este breve artículo.

Las concentraciones de los metales más frecuentes ordenado de mayor a menor concentración son: cobre, cromo, plomo, níquel, cadmio y mercurio; sin embargo todos pueden ser controladas por cualquier humano sano.

En España se estudió la contaminación de las aguas litorales que bañan nuestras costas en 1979, gracias a un programa internacional contra la contaminación del litoral, patrocinada por la OMS (Organización Mundial de la salud) y tras la cual, se han realizado periódicas revisiones para controlar la calidad de nuestras aguas (Miguel Ibáñez, 1986).

Como ya hemos mencionado; analizaremos las consecuencias de los metales pesados en la biota marina, pues es la que sufre directamente la contaminación; especialmente nos centraremos en los seres marinos de vida sésil (inmóvil) como los mejillones, pues son una forma de vida muy extendida por el mundo por lo que se puede comprar como les afecta los metales pesados en distintas partes del globo, además, al no poder moverse son perfectos organismos de control para cualquier estudio, pues no se verán afectados por otras condiciones que no sean de la zona en la que se encuentran.

Los metales pesados son liberados al mar principalmente por las industrias al deshacerse de sus residuos, pero no se echan en lingotes de macizos plomo o cadmio, sino que van disueltos o en suspensión, siendo esta la forma idónea para que un ser filtrador como el mejillón, que se encuentra tranquilo alimentándose aferrado a su piedra o poste, ingiera sin quererlo ni beberlo partículas de estos elementos que se irán acumulando en él hasta que muera y ya no pueda acumular más. Con esto queremos poner de manifiesto, que los metales pesados se van acumulan en la cadena trófica marina (bioacumulación) y al final acabaran afectando a todo el medio, e incluso a nosotros; pero al ser el mejillón un eslabón bajo en la cadena trófica, no representa riesgo directo para los seres humanos, siempre que no comamos cantidades ingentes a diario durante mucho tiempo.

El mejillón verde nativo del Pacífico, llego a Cuba, concretamente a la Bahía de Cienfuegos, una zona reconocida internacionalmente por estar muy contaminada, por lo que estudiaron estos moluscos bivalvos en las nuevas condiciones para ver si se podía consumir; y tras múltiples estudios, se concluyó que los mejillones de esta zona son aptos para la ingesta humana, cumpliendo las normal internacionales que regulan las cantidades de metales pesados aceptables. También se estudió el Mytilus californianus en las costas de California, y se llegó a la conclusión de que estos mejillones son aptos para el consumo humano.

Otros estudios se han centrado en observar cómo les ha afectado la contaminación a los mejillones y aunque falta tiempo para tener datos contrastados, en las primeras observaciones se notó que las valvas de estos moluscos muestran un grosor menor respecto al que tienen de media.

Con todo esto no pretendemos asustar y que dejen de comer mejillones o cualquier otro ser marino, sino que vean que el mar también se ensucia de forma invisible; que los desastres en el mar afectan sin querer a todos, y que aquella fábrica, que no echa humo por las chimeneas, si está contaminando al verter sus aguas a un pequeño riachuelo, pues como se dice, todos los ríos conducen al mar.

Bibliografía de referencia:

Fumero, Y., Pis , M. A., Aranda, Y. (2016) Metales pesados en el mejillón verde (Perna viridis) de la Bahía de Cienfuegos. REDVET. no. 9, p. 1-12.

Gutierrez, E. A., Perez, J. C ,. Muñoz, A. (2014) Cadmio, cobre y zinc en el mejillón Mytilus californianus (Conrad 1837) de la costa oeste de Baja California. Rev. Int. Contam. Ambient [online]. no. 3, p. 285-295. Disponible en:<http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0188-49992014000300005&lng=es&nrm=iso&gt;. ISSN 0188-4999.

Ibañez, M.  (1986) La contaminación marina por metales pesados en la costa de Guipuzcoa. LURRALDE investigación y espacio. p. 105-111.

Los ecosistemas marinos son atacados por los plásticos

Plastico_Oceano
Basura flotando en el Océano Atlantico

Diariamente, en la vida cotidiana, siempre se hace uso de algún que otro objeto de plástico. Un claro ejemplo de ello, es que se suele llevar siempre encima una botella de plástico. No obstante, no somos conscientes de lo que pasa con los plásticos a la hora de deshacernos de ellos. Nuestro consumo innecesario y excesivo provoca su aumento, y uno de los medios que se ve afectado son los ecosistemas marinos.

Es sorprendente que, en las zonas centrales de los océanos, haya más plásticos flotando en superficie que plancton (organismos en suspensión sobre el mar del que se alimentan otros animales como las ballenas). Según un informe publicado por “Ecologistas en Acción” (www.ecologistasenaccion.org) sobre la basura marina, el 80% de los plásticos procede de tierra firme, el alcantarillado, el turismo costero, vertederos, zonas industriales y el otro 20% proviene de actividades marinas (www.lagranepoca.com). Se sabe que 690 especies han interactuado con dichos plásticos. La contaminación marina es global en todo el planeta, no solo perjudica a los animales, sino que afecta a actividades económicas humanas como la pesca, el turismo, etc (www.ecologistasenaccion.org). La vida humana, los seres vivos y los ecosistemas existentes dependen de los océanos (se corresponde con el 71% de la superficie terrestre). Estas grandes masas de agua son los responsables del intercambio atmosférico de toneladas de CO2 y O2, de la formación de la capa de ozono que nos protege de las radiaciones ultravioleta y su capacidad calorífica modera los cambios del planeta, es decir, la temperatura en los mares apenas varía un tercio de lo que cambia la temperatura en los continentes.

Los plásticos y microplásticos (fragmentos de unos 5 mm de tamaño) generan en los animales daños físicos y químicos. Estos polímeros actúan como esponjas de sustancias tóxicas, tienen la propiedad química de atraer y acumular contaminantes hidrofóbicos o bien pueden secretar disruptores endocrinos (www.elplasticomata.com). También, pueden ser ingeridos por la fauna marina afectando considerablemente a su salud de diversas formas, como por ejemplo, pasando a formar parte del sistema digestivo o bien siendo afectados por la liberación de sustancias químicas. De hecho, se ha encontrado un promedio de 2.1 objetos plásticos dentro del organismo de cada pez en el norte del Océano Pacífico (León, 2012).  Además, la ingesta de estos pequeños plásticos por los animales puede perjudicar de forma indirecta a la raza humana ya que pasarían a formar parte de la cadena alimentaria. Se ha analizado la consecuencia de la acumulación, por estos materiales, de sustancias tóxicas y persistentes sobre los animales. Los resultados de estos análisis son cambios hormonales que afectan a la reproducción de las especies, así como la aparición de mutaciones genéticas y cáncer.

Se deben tomar medidas para el mantenimiento de los océanos debido a su importancia para la vida. Al ser tierra firme la principal fuente de plásticos, las economías deberían orientarse a una actividad de reciclaje en vez de la fabricación excesiva de ellos, o bien, la producción y fomentación de materiales degradables como sustituyentes. Además de realizar un consumo razonado de los plásticos en el día a día, depositando los residuos en contenedores de reciclaje, podrían informarnos de las consecuencias que conlleva su uso ya que parecen ser muy útiles, pero bastante perjudiciales.

Referencias bibliográficas:

Fernández Muerza, A. (2016). “El 80% de toda la basura que llega al mar son plásticos”. La Gran Época. Disponible en: http://www.lagranepoca.com/medio-ambiente/81903-bizkaia-azti-ong-contaminacion-reciclaje-plasticos-residuos-80-basura-mar-plasticos.html [Última fecha de acceso: 18 Feb. 2017].

León, E. (2012). “La contaminación marina por fuentes terrestres: un problema global” Revista NEJ – Electrónica, Vol. 17 – n. 1 – p. 113 -124. [Última fecha de acceso: 15 Feb. 2017].

Las basuras marinas son una grave amenaza para los ecosistemas.” Ecologistas en Acción Área de Medio marino (2017). Disponible en: http://www.ecologistasenaccion.org/article33543.html   [Última fecha de acceso: 15 Feb. 2017].

GESAMP (Grupo Mixto de Expertos sobre los Aspectos Científicos de la Protección del Medio Marino), Reports & Studies (2010). “Proceedings of the GESAMP International Workshop on Microplastic particles as a vector in transporting persistent, bioaccumulating and toxic substances in the ocean” UNESCO-IOC, Paris. No. 82. [Última fecha de acceso: 15 Feb. 2017].

“Océanos y playas de plástico” | El Plástico Mata. Disponible en: http://elplasticomata.com/oceanos-y-playas-de-plastico/ [Última fecha de acceso: 15 Feb. 2017].