ENERGÍA GEOTÉRMICA PARA ACLIMATAR NUESTROS HOGARES, UNA INTERESANTE PROPUESTA VERDE.

¿Energía geotérmica? Es la primera vez que lo escucho; ahora que lo dices, me suena la palabra, pero no sé qué es; si no se conoce mucho…, por algo será, ¿no?; seguro que es caro; nunca me hubiera planteado usar este tipo de energía para la climatización de mi vivienda.

Si te ha surgido alguna de estas cuestiones al leer el titular, te encuentras ante el artículo adecuado.

La energía geotérmica es aquella que se obtiene gracias al calor del interior de la Tierra, por tanto, es prácticamente inagotable, renovable, genera bajos niveles de contaminación y en sus procesos de producción no provoca la emisión de gases de efecto invernadero. En relación a los combustibles fósiles, sus costes de producción son menores, produce un menor impacto ambiental y es mucho más eficiente, ya que es capaz de producir hasta 6 veces más energía de la que se consume.

Aprovechando todos estos beneficios, se está empezando a emplear este recurso para aclimatar viviendas y calentar el agua.

Respecto a su funcionamiento, el circuito de intercambio que se encuentra enterrado extrae calor del terreno y, con una bomba de calor instalada en el interior de la vivienda, lo transmite al edificio en invierno, calentándolo a través de suelo radiante o fan-coil. Por el contrario, en verano la casa se refrigera al cederse calor al terreno a través del mismo circuito de intercambio, aclara el periódico electrónico El País en su artículo “Casas que se calientan con la Tierra.”

Madero, director de Girod Geotermia y propietario de la primera vivienda de la Comunidad de Madrid con instalación geotérmica, sospecha que los propietarios no llegan a dar el salto hacia esta relativamente nueva propuesta por desconocimiento y porque se cree que es un sistema caro.

Por el contrario, si se compara una vivienda de 350 metros con caldera de gas y aire acondicionado con la de Madero, que posee las mismas dimensiones, la primera tendría un coste mensual de unos 375€ (4500 al año), mientras que la de Madero, que apuesta por la geotermia, consigue calentarse y refrigerarse con unos 130€ al mes (1500 al año), por lo que se reducen los gastos de consumo y mantenimiento.

Otra de las cuestiones que nos desaniman cuando nos informamos sobre este método es el coste inicial de la instalación (actualmente ronda, según Ecoforest, los 25.000 o 30.000€ dependiendo de muchos factores) pero, si hacemos cálculos, el gasto no sería muy diferente si optamos por colocar paneles solares, caldera y aire acondicionado.

La buena noticia es que la inversión se amortiza en un periodo que va de cuatro a siete años y, a partir de ese momento…, ¡todo son ventajas!

Bienestar, comodidad, ahorro y respeto a nuestro planeta que, en definitiva, es nuestro verdadero hogar.

 

RECURSOS BIBLIOGRÁFICOS:

Espada, B. (2015) “Ventajas e inconvenientes de la energía geotérmica.” Disponible en  http://erenovable.com/ventajas-e-inconvenientes-de-la-energia-geotermica/ [Último acceso 29 Mar. 2017]

López Letón, S. (2016) “Casas que se calientan con la Tierra.” Periódico electrónico El País. Disponible en http://economia.elpais.com/economia/2016/10/28/actualidad/1477648361_714680.html [Último acceso 29 Mar. 2017]

Maugard, J. (2015) “Conociendo la energía geotérmica”. Disponible en http://www.killmybill.es/energia-geotermica/ [Último acceso 29 Mar. 2017]

¿CONSEGUIRÁ LA NUEVA TECNOLOGÍA LI-FI SUPLANTAR AL WI-FI?

¿Te imaginas poder transmitir datos de forma bidireccional simplemente mediante luz LED? ¡Y de una forma mucho más sostenible!

Li-Fi (light fidelity) es una nueva forma de comunicación inalámbrica que actúa a través de la luz.

Harald Haas, ingeniero de la Universidad de Edimburgo y reconocido inventor de la tecnología Li-Fi, asegura que las ondas electromagnéticas, en concreto las de radio que son las que usamos hoy en día para transmitir datos inalámbricos, tienen un espectro muy limitado, con las consecuencias que conlleva: pueden ser interceptadas, tienen un coste elevado, son escasas y las antenas de transmisión celular consumen una gran cantidad de energía consiguiendo solo un 5% de eficiencia. Por ello, en una de sus charlas TED que ofreció en 2011, explica su nueva propuesta.

“Lo único que tenemos que hacer es sustituir las bombillas incandescentes y fluorescentes por focos LED”, afirma el experto. Una de sus principales propiedades es que es capaz de modificar su intensidad y ser encendida y apagada de forma muy rápida, lo que genera un flujo de datos sencillos cada vez que presionamos el interruptor. Esta propiedad básica va a ser la base de su tecnología, denominada SIM OFDM.

Dicha técnica se fundamenta en la idea de no solo generar un flujo de datos, sino transmitir miles de flujos de datos en paralelo a velocidades aún más altas. De esta manera, el foco LED estaría parpadeando de una manera continua, pero imperceptible para el ojo humano.

Para poner en marcha este sistema, se necesita instalar un transceptor, dispositivo que realiza funciones tanto de envío como de recepción de señales, en nuestro aparato (ordenador portátil, tablet…), debiendo quedar dentro del campo de cobertura del foco led, al que se le conecta esta nueva tecnología de procesamiento de señales.

En cuanto a las desventajas que ofrece el Li-Fi respecto al Wi-Fi, cabe destacar: no funciona bajo luz solar directa, el alcance es más limitado y no atraviesa paredes, no funciona con la luz apagada (aunque se puede disminuir a una intensidad en la que simule estar apagada y aun así transmite datos) y solo funciona con aquellos dispositivos que posean un receptor capaz de descodificar la señal luminosa.

Por el contrario, las ventajas que propone en relación al Wi-Fi son: la capacidad, pues contamos con 10.000 veces más de led instalados en infraestructuras y, como ya sabemos, cualquier bombilla puede convertirse en un punto de acceso a internet con un simple emisor Li-Fi; la eficiencia, ya que son datos emitidos por iluminación y, además, los focos LED se caracterizan por tener una larga duración y un bajo consumo de energía, lo que significa una mejora en el impacto medioambiental; la disponibilidad, ¡fijaos, por todos lados hay luces!; y luego está la seguridad, puesto que solo hay datos donde hay luz, la luz no atraviesa paredes y nosotros mismos podemos controlar hacia donde queremos que vayan nuestros datos. A todo esto, cabe añadir que el Li-Fi es mucho más económico y rápido, carece de cables y no produce interferencias con otros sistemas.

Para terminar, muchos expertos desechan el planteamiento de que el Li-Fi sustituya al Wi-Fi, ya que defienden la idea de que coexistan ambas tecnologías, consiguiendo así conexiones más eficientes y seguras.

Quién sabe, concluye Harald Haas en su charla TED, “en el futuro, quizás no tengamos 14.000 millones de focos incandescentes, sino que quizás sean 14.000 millones de Li-Fis instalados en todo el mundo; por un futuro más limpio, más ecológico e incluso más brillante”.

 

Referencias bibliográficas:

Haas, H (2011): “Harald Hass: Datos inalámbricos en cada foco incandescente” TEDGlobal . Disponible en  http://www.ted.com/talks/harald_haas_wireless_data_from_every_light_bulb?language=es

Reina, E (2016): “La conexión 100 veces más rápida que el WiFi, disponible en México”. Periódico electrónico El País. Disponible en: http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2016/01/22/actualidad/1453477634_490431.html

Tejo, M (2016): “LIFI: un avance significativo en la transmisión de datos”. Disponible en http://powernet.es/web/blog/lifi-un-avance-significativo-en-la-transmision-de-datos/

Valera, Y (2015): “Ventajas y desventajas de la nueva la conexión inalámbrica a internet Li-Fi (+Video)”. Disponible en http://www.radiomundial.com.ve/article/ventajas-y-desventajas-de-la-nueva-la-conexi%C3%B3n-inal%C3%A1mbrica-internet-li-fi-video

Velasco, J.J (2014): “Li-Fi: cuando las luces LED se convierten en banda ancha de datos”. Disponible en http://www.eldiario.es/turing/Li-Fi-velocidades-Gigabit-luminarias-LED_0_324068179.html