Posidonia oceanica, the jewel of the Mediterranean / Posidonia oceanica, la joya del Mediterráneo

Posidonia oceanica
Posidonia oceanica meadow in Formentera / Pradera de Posidonia oceania de Formentera / CSIC

English Version:

Summer it’s nearly to finish, and surely more than one has gone on holiday to the beach. We all have felt the hot sand between the toes, and trying not to burn we accelerate the passage, until we reach the ideal place to leave the towel and the chair. We look at the sea on the horizon and notice the breeze hitting our face, with that salty flavour. We approach the shore and stop to watch as the small waves reach our feet. What a feeling of peace. The holiday in our beloved Mediterranean Sea are incredible. Many people only know this about the sea. People don’t enter and don’t matter what there is and what is happening in this sea that we all love.

The Mediterranean Sea also suffering the global warming. In fact, it is warming faster than the global ocean. This has great repercussions for organisms and biogeochemical cycles. According to some studies, The Mediterranean Sea is warming at 0.61ºC per decade (Garcias-Bonet et al, 2019). In the Mediterranean Sea, seagrass ecosystems are very common, these ecosystems are very productive, it provides for many species shelter and food, thanks to relatively high rate of primary production (Stramska and Aniskiewicz, 2019). The seagrasses recognized as ecosystem engineers because it makes essential edaphic modifications, such as control of sediment deposition and stabilization of soft bottoms (Toniolo et al, 2018). Also, these meadows reduce the action of the waves, protect the coast, increase water clarity and mitigate the climate change by acting carbon sinks (Garcias-Bonet et al, 2019). It has been estimated that seagrass meadows accumulate up to 18% of total oceanic carbon, despite cover only about 0.2% of the global ocean floor. Unfortunately, it is also among the most endangered ecosystems on Earth. The main causes for this include climate change and negative impacts from human activities (Stramska and Aniskiewicz, 2019).

The most relevant seagrass species in The Mediterranean Sea are Posidonia oceanica, an endemic long-living species, and Cymodocea nodosa, a species found in the eastern Mediterranean Sea and on the northeastern Atlantic coast (Garcias-Bonet et al, 2019). This species develops in shallow waters, from 0 and 40m depth (Toniolo et al, 2018). P. oceanica forms monospecific meadows generally or mixed meadows and it is found in different substrates and habitats, from rocks to sandy bottoms (Bethoux y Copin-Motegut, 1986). P. oceanica is a large, long-living but very slow-growing seagrass and is estimated that cover a surface area between 2.5 and 5 million ha. The basic requirements for P. oceanica survival are similar to requirements of all plants. The main factor that influence growth are water temperature, light for photosynthesis, availability of nutrients and inorganic carbon. Also influence the exposure to mechanical disturbances like waves and currents that can destroy the meadows (Stramska and Aniskiewicz, 2019).

As for the water temperature, it is thought that optimal temperatures for P. oceanica growth are around 15.5 to 18 ◦C. In addition, temperatures above 27ºC have been shown to increase the mortality of the species. Therefore, water temperature can define the geographical limits of growth of oceanic P. oceanica. In aquatic ecosystems, light is a limiting factor. With depth the light is attenuated exponentially, for this reason, the presence of the species is limited to shallow water. However, it has developed growth strategies to acclimatize to the shortage of light, such as a reduced shoot density in deep waters. This species needs lower nutrient requirements than macro algae and phytoplankton. Today there isn´t knowledge about the importance of inorganic carbon limitation for the species. Also require oxygen. Leaves are usually situated in the oxygenated water column, but roots and rhizomes are buried in anoxic sediments. If the water column becomes hypoxic or anoxic, the below ground tissue may experience lack of oxygen, increasing the mortality (Stramska and Aniskiewicz, 2019).

Other thing we don´t know, the Mediterranean Sea consists of species with great importance for the functioning of our planet. Posidonia oceanica is a species with a decreasing population trend and some studies estimate that it will be extinguished between 2049 and 2100 as a result of the increase in mortality caused by global warming. (Garcias-Bonet et al, 2019). We have to be aware of the importance of biodiversity in the seas and oceans and protect it while enjoying it on our vacations.

Versión en español:

El verano esta llegando a su fin, y seguro que más de uno se ha ido de vacaciones a la playa. Todos hemos sentido la sensación de la arena caliente entre los dedos del pie, intentando no abrasarnos aceleramos el paso, hasta llegar al lugar idóneo para dejar la toalla y la silla. Miramos el mar en el horizonte y notamos la brisa golpeando nuestra cara, con ese aroma salado. Nos acercamos a la orilla y nos paramos a observar como las pequeñas olas llegan hasta nuestros pies. Que sensación de paz. Que increíbles son unas vacaciones en nuestro querido Mar Mediterráneo. Mucha gente solo conoce esto del mar. La gente no se adentra y no se preocupa por saber qué hay y qué esta ocurriendo en este mar que a todos nos encanta.

El Mar Mediterráneo también esta sufriendo el calentamiento global. De echo, se esta calentando mas rápido que el océano global. Esto tiene grandes repercusiones para los organismos y los ciclos biogeoquímicos. Según algunos estudios el Mar Mediterráneo se calienta 0,61ºC por década (Garcias-Bonet et al, 2019). En el Mar Mediterráneo, los ecosistemas de pastos marinos son muy comunes, estos ecosistemas son muy productivos y proporcionan refugio y alimento para muchas especies, gracias a una tasa relativamente alta de producción primaria (Stramska y Aniskiewicz, 2019). Incluso se reconoce que los pastos marinos son ingenieros de ecosistemas porque realizan modificaciones edáficas esenciales, como el control de la deposición de sedimentos y mantener estables los suelos blandos (Toniolo et al, 2018). También reducen la acción de las olas, protegen la costa, aumentan la claridad del agua y mitigan el cambio climático actuando como sumideros de carbono (Garcias-Bonet et al, 2019).Se ha estimado que retienen hasta el 18% del carbono total oceánico a pesar de ocupar tan solo el 0,2% del suelo oceánico global. Sin embargo, también están entre los ecosistemas mas amenazados del planeta. Las principales causas son el cambio climático y los impactos negativos de las actividades humanas (Stramska y Aniskiewicz, 2019).

Las especies de hierbas marinas mas importantes en este mar son Posidonia oceanica, una especie endémica de larga vida y Cymodocea nodosa, una especie que se encuentra en el Mediterráneo oriental y en la costa atlántica del noreste. Los prados de Posidonia oceanica se han convertido en Bioindicadores oficiales mundialmente (Garcias-Bonet et al, 2019).Esta especie se desarrolla en aguas poco profundas, entre 0 y 40 m de profundidad (Toniolo et al, 2018). Forma praderas monoespecíficas generalmente, aunque también forma praderas mixtas, y se encuentra en sustratos y hábitats diferentes, desde rocas hasta fondos arenosos (Bethoux y Copin-Motegut, 1986). Es una hierba marina grande, de vida larga pero de crecimiento lento, se estima que cubren un área de superficie entre 2,5 y 5 millones de ha. Los requerimientos básicos para la supervivencia de P. oceanica son análogos a los requerimientos de las plantas. Los factores principales que influyen en el crecimiento son la temperatura del agua, la luz para la fotosíntesis, la disponibilidad de nutrientes y el carbono inorgánico. También influye la exposición a modificaciones mecánicas como las olas y las corrientes que pueden destrozar los prados. (Stramska y Aniskiewicz, 2019).

En cuanto a la temperatura del agua, se piensa que la temperatura optima para el crecimiento de P. oceánica ronda entre los 15,5 y 18ºC. Además, se ha demostrados que temperaturas superiores a 27ºC aumentan la mortalidad de la especie. Por tanto, la temperatura del agua puede definir los limites geográficos de crecimiento de P. oceanica. En los ecosistemas acuáticos, la luz es un factor limitante. Con la profundidad la luz se atenúa exponencialmente, por esta razón, su presencia se limita a aguas poco profundas. No obstante, ha desarrollado estrategias de crecimiento para aclimatarse a la escasez de luz, como por ejemplo una densidad reducida de brotes en aguas profundas. Esta especie necesita menos disponibilidad de nutrientes que las macroalgas y el fitoplancton. Actualmente no hay muchos conocimientos acerca de la importancia que tiene la limitación de carbono inorgánica para la especie. También requieren oxígeno. Las hojas generalmente están situadas en la columna de agua oxigenada, pero las raíces y los rizomas están enterrados en sedimentos anóxicos. Si la columna de agua se vuelve hipóxica o anóxica, el tejido subterráneo puede experimentar falta de oxígeno, aumentando la mortalidad (Stramska y Aniskiewicz, 2019).

Aunque no lo sepamos, el Mar Mediterráneo consta de especies de gran importancia para el funcionamiento de nuestro planeta. Posidonia oceanica es una especie con una tendencia poblacional decreciente y algunos estudios estiman que se extinguirá entre 2049 y 2100 como consecuencia del aumento de mortalidad provocado por el calentamiento global (Garcias-Bonet et al, 2019). Tenemos que ser conscientes de la importancia de la biodiversidad existente en los mares y océanos, y protegerla a la vez que disfrutamos de ella en nuestras vacaciones.

Bibliography

Bethoux, J., Copin-Motegut, G. (1986). Biological fixation of atmospheric nitrogen in the Mediterranean Sea. Limnology and Oceanography 31(6): 1353-1358.

Garcias-Bonet, N., Vaquer-Sunyer, R., Duarte, C., Núria Marbà, N. (2019). Warming effect on nitrogen fixation in Mediterranean macrophyte sediments. Biogeosciences 16(1): 167–175.

Stramska, M., Aniskiewicz , P. (2019). Recent Large Scale Environmental Changes in the Mediterranean Sea and Their Potential Impacts on Posidonia Oceanica. Remote Sens 11(1): 110.

Toniolo, C., Di Sotto, A., Di Giacomo, S., Ventura, D., Casoli, E., Belluscio, A., Nicoletti, M., Ardizzone, G. (2018). Seagrass Posidonia oceanica (L.) Delile as a marine biomarker: a metabolomic and toxicological analysis. Ecosphere 9(3).

Cangrejos herradura, ¿arácnidos, xifosuros o crustáceos?

Hace unos días se ha publicado un artículo en Systematic Biology que cambia de posición filogenética a los cangrejos herradura (género Limulus): estos organismos se clasificaban como xifosuros pero estos autores proponen su inclusión en el grupo de los arácnidos. Estos peculiares organismos estarían muy emparentados con los ricinúlidos. 

Cryptocellus_goodnighti.jpg

Fotografía de un ricinúlido de la especie Cryptocellus goodnighti.

A pesar de ser conocidos como cangrejos herradura o cangrejos cacerola, no son crustáceos, están emparentados con las arañas. Los cangrejos herradura están catalogados como “vulnerables” en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la IUCN y sus poblaciones están decreciendo.

Su sangre posee unas células llamadas amebocitos de Limulus que provocan la coagulación sobre cualquier bacteria con endotoxinas por lo que es usado en medicina para detectar contaminación bacteriana incluso a concentraciones extremadamente bajas. Su sangre se vuelve azul en contacto con el oxígeno, como podemos ver en la imagen:

sangrado_cangrejo_americanot

Fuente: Andrew Tingle

En este enlace hay un vídeo en inglés sobre el uso de la sangre de estos animales en ciencia https://youtu.be/VgEbcQxFUu8. Actualmente, se están buscando alternativas sintéticas para evitar dañar a estos animales.

En este artículo en inglés hay más información sobre estos animales (dieta, distribución, depredadores…) y su importancia socioeconómica: https://bit.ly/2tueBXp

Por último, podéis leer el artículo científico original que reestructura la filogenia aquí: https://bit.ly/2SWaYKD

Declaran extinto al Puma del este de Norteamérica

Sin avistamientos de ningún ejemplar de esta subespecie de puma desde 1938.

Declarado en peligro de extinción en 1973.

Finalmente, hoy te decimos adiós.

El puma del este de América del Norte o Puma de Wisconsin, un felino que habitaba gran parte del oriente estadounidense y Canadá, será eliminado del Registro Federal de Especies en Peligro de Extinción el 22 de febrero de este año.

Primero fue perseguido por ser una “amenaza para el ganado” para los colonizadores (y por lo bien que quedaba su piel y cabeza en una alfombra). Posteriormente, el aumento de la población humana llevó al declive del hábitat de esta especie, la cual necesita una zona bastante amplia para vivir.

Una subespecie menos, una más sobre nuestras conciencias.

También tenéis más información en:

https://news.nationalgeographic.com/2018/01/north-american-eastern-cougar-mountain-lion-extinct-spd/.

 

Origen: Declaran extinto al Puma del este de Norteamérica

Última esperanza para los rinocerontes

dd
Cría de 3 semanas de rinoceronte negro en la reserva privada de las Cataratas Victoria en Zimbabue. Fuente: Brent Stirton para National Geographic. Recuperado de: http://bit.ly/2rAAqa4

El rinoceronte es un mamífero cuyo nombre deriva del griego rhino (nariz) y kera (cuerno). Su cuerno se ha convertido en un codiciado tesoro en el mercado negro asiático debido al falso mito acerca de sus propiedades medicinales. La composición del cuerno es la misma que la de tus uñas o pelo: queratina, sustancia que carece de cualquiera de las propiedades que se le atribuyen.

Este mito ha provocado que, aunque el uso del cuerno haya sido prohibido en China y Yemen, los furtivos se ceben con las poblaciones de rinocerontes para vender los cuernos que se pagan más caros que el oro. Acaban con la vida de estos animales y sus crías, cortándoles el cuerno en cuestión de minutos. Abandonan el cadáver, que luego es encontrado por los guardas que los protegen. Una estampa desoladora que se repite día tras día.

Las imágenes de los animales recién descornados son demoledoras. (AVISO: ESTE CONTENIDO PUEDE HERIR LA SENSIBILIDAD DEL ESPECTADOR. Puedes ver las imágenes aquí: http://bit.ly/2sSmINi)

Hay 5 especies de rinocerontes: blanco, negro, de Java, indio y de Sumatra.

El rinoceronte blanco se ha recuperado en los últimos años pero algunas de sus subespecies se encuentran en grave peligro. La subespecie de rinoceronte blanco del norte cuenta con tan solo 3 especímenes vivos en la reserva keniata de Ol Pejeta (un macho y dos hembras), estando por lo tanto en peligro crítico de extinción. Sudán es el único macho existente. Es un rinoceronte de edad avanzada, 43 años, que equivale a unos 90 años humanos. Vive con dos hembras Najin y Fatu (hija de ambos). Sudán no produce suficiente esperma y le cuesta montar a las hembras por lo que la reproducción es complicada. Además, Najin no tiene suficiente fuerza en las patas para resistir la monta y Fatu sufre lesiones degenerativas en el útero. Todas estas dificultades han impedido la reproducción natural, por lo que se están investigando métodos de reproducción asistida para salvar a la subespecie de la extinción.

En contraposición, la subespecie del rinoceronte blanco del sur es la más abundante entre todos los rinocerontes conocidos.

El rinoceronte negro se encuentra en peligro crítico de extinción. Cuenta con 4 subespecies, una de las cuales, el rinoceronte negro de África occidental, se considera extinta desde 2011. El rinoceronte de Java también está en peligro crítico de extinción. Se conocen dos poblaciones en Indonesia y Vietnam en las cuales no ha habido nuevos nacimientos en los últimos años. El rinoceronte indio está en un estado vulnerable, con individuos en India y Nepal. Por último, el rinoceronte de Sumatra se encuentra en peligro crítico de extinción, con menos de 300 individuos en poblaciones muy fragmentadas en Indonesia y Malasia (iucnredlist.org).

ddd
Tres hombres armados protegen a los rinocerontes blancos en la reserva de Ol Pejeta. Fuente: Brent Stirton para National Geographic. Recuperado de: http://bit.ly/2sf5FIK

Los animales son protegidos por personal armado, que se enfrenta cuerpo a cuerpo contra los furtivos. Estos defensores ponen en peligro su vida para salvar a la especie. Otras medidas tomadas son la reubicación y descornación. En el primer caso, los animales son trasladados a lugares de difícil acceso, para dificultar el paso de los furtivos. Esto requiere la sedación del animal, lo que supone un altísimo riesgo pues hay alta probabilidad de que muera dado su gran tamaño. La descornación también implica la sedación del animal, por lo que este riesgo también está presente. Además, los cuernos recrecen con el tiempo, por lo que esta operación ha de realizarse varias veces a lo largo de la vida del animal. También se ha intentado envenenar el cuerno para inutilizarlo. Este nuevo método no tuvo el éxito esperado ya que Spencer, el primer rinoceronte en recibir el tratamiento, no sobrevivió a la anestesia debido a problemas cardiacos no detectados. Algunas reservas ya están utilizando este método que es inocuo para el animal y, gracias a una tinta indeleble, marca los cuernos de color rosa, haciendo saber a los furtivos que sus cuernos son peligrosos para el consumo humano.

También son llevados a reservas o santuarios protegidos, geolocalizados… Se intenta dar trabajo a la población local protegiendo a estos animales, constituyendo una forma efectiva de reducir la caza furtiva. Además, se dificulta conocer con exactitud la localización de las poblaciones, ya que esta información puede serle útil a los furtivos para llevar a cabo sus atrocidades.

Los caprichos humanos no deberían suponer el declive de una especie hasta llevarla a la extinción. Debemos proteger la fauna y flora de nuestro planeta pues es única e irrepetible. Si quieres ayudar a salvar a los rinocerontes blancos del norte, puedes hacerlo aquí: http://www.olpejetaconservancy.org/most-eligible-bachelor/

 

Bibliografía:

Infobae (2016). Rinoceronte blanco: desesperado trabajo por evitar su extinción. Recuperado el 29 de septiembre de 2017 de: http://bit.ly/2s2fx5k

Infobae (2017). El último ejemplar macho del rinoceronte blanco en el mundo está viejo y no puede procrear. Recuperado el 29 de septiembre de 2017 de: http://bit.ly/2tpmvFD

National geographic (2012). La guerra del rinoceronte: combatiendo la caza furtiva. National geographic. Recuperado el 29 de septiembre de 2017 de: http://bit.ly/2si6cua

ABC (2013). Una reserva sudafricana «envenena» los cuernos de sus rinocerontes para combatir el furtivismo. ABC natural. Recuperado el 29 de septiembre de 2017 de: http://bit.ly/2tYqR3A

El mundo (2017). Reproducción asistida para salvar al rinoceronte blanco del norte. El mundo digital. Recuperado el 29 de septiembre de 2017 de: http://bit.ly/2monJKt

Información sobre las poblaciones de rinocerontes obtenida de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza. Recuperado el 29 de septiembre de 2017 de: http://www.iucnredlist.org/