“Un estudio de 64.000 enfermos de covid en España ilumina los síntomas más extraños” | madrimasd

Investigadores de medio centenar de hospitales se unen para cuantificar la frecuencia real de fenómenos inusuales vinculados al coronavirus

El médico Òscar Miró recuerda los días “terribles” de la peste de la covid a finales de marzo, cuando las personas se amontonaban en la puerta de Urgencias de su hospital con un mismo patrón: la fiebre disparada, estertores en los pulmones y asfixia. Escaseaban las mascarillas y los trabajadores sanitarios también caían enfermos. “Había miedo”, reconoce Miró. En medio del caos, el médico y otros compañeros empezaron a ver “cosas inusuales”: pacientes con síntomas tan extraños que solo aparecía un caso similar por cada millar, como mucho. “¿Será casualidad?”, se preguntaron.

Se han visto casos de miopericarditis, neumotórax espontáneos, síndromes de Guillain-Barré, etc.

Lee el artículo completo aquí: https://cutt.ly/mfWnYnc

Fuente de la imagen: https://cutt.ly/4fWmeal

COVID-19: Cómo influye la pandemia en la calidad y gestión del agua | The Conversation

COVID-19: Cómo influye la pandemia en la calidad y gestión del agua

The conversation

EL virus también esta presente en las aguas residuales de forma importante. No obstante, la concentraciones son bajas para poder contagiar. También se ha observado que existe una correlación positiva con la presencia e intensidad de la pandemia. Esto quiere decir que hay más concentración del virus en las aguas residuales en aquellas zonas donde la pandemia ha sido más fuerte.

De esta manera, los científicos están usando las aguas residuales como indicadores globales de la enfermedad e incluso para saber en qué zonas de una población hay más casos. También puede detectarse cuándo se inició un brote con aguas residuales congeladas.

Sin embargo esta pandemia y la “nueva normalidad” esta perjudicando al medio ambiente de diversas maneras, como por ejemplo con un aumento considerables de los residuos plásticos y también un aumento en la contaminación de las aguas. La desinfección con lejía y otros desinfectantes podría ser un problema para la la fauna y la flora de los cuerpos de agua. Aunque durante el confinamiento se ha observado una mejora considerable en los ríos, las aguas limpias de Venecia, etc, a este paso, estas mejorar no van a durar mucho.

La nueva normalidad no contempla de una forma clara una economía más verde, una mayor conservación de la naturaleza u otras medidas dirigidas a la mejor gestión ecosistémica del agua.

Podeis leer la noticia entera en el siguiente enlace: https://cutt.ly/GfjyUBP

Fuente de la imagen: https://cutt.ly/tfjukLf

“La COVID-19 nos revela una nueva inmunodeficiencia” | The Conversation

Jorge Laborda Fernández, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular, nos explica en este artículo por qué la COVID-19 afecta a los hermanos de forma similar debido a las mutaciones en los genes TLR. Esta familia de genes produce proteínas especializadas en la detección de componentes moleculares de los microorganismos.

Puedes leer el artículo completo aquí: https://cutt.ly/gfdisVG

Fuente de la imagen: https://cutt.ly/lfdi8Pl

¿Cuándo se acaba una pandemia?

En esta Ted Talk se habla de las estrategias de gestión que pueden llevarse a cabo durante una pandemia.

La OMS probablemente declarará el fin de la pandemia una vez que la infección esté mayormente contenida y las tasas de transmisión disminuyan considerablemente en el mundo. Esto puede llevar desde meses hasta años en función de las estrategias que se sigan. En la charla se habla de 3 estrategias para acabar con una pandemia:

  • Exposición llana: los gobiernos no toman medidas y dejan que la población se infecte rápidamente. Los hospitales se saturan, los médicos tienen poca información sobre cómo tratar a los pacientes y se producen miles de muertes. Se va adquiriendo una inmunidad colectiva y cuando el virus se queda sin gente a la que poder infectar (hospedadores), la pandemia termina.
  • Retardar y Vacunar: la estrategia consiste en crear inmunidad colectiva de una forma más lenta, adoptando medidas de distanciamiento social, pruebas de detección, aislamiento de positivos… Todo esto da tiempo a los científicos a desarrollar una vacuna y la propagación del virus se ralentiza. Las vacunas tardan tiempo en desarrollarse por lo que con estas medidas se controla la pandemia en algunos lugares pero al relajar las medidas de aislamiento, vuelve a rebrotar. Cuando una parte considerable de la población esté vacunada o haya adquirido inmunidad tras pasar el virus, la pandemia llegará a su fin. 
  • Coordinar y contener: la idea es privar al virus de huéspedes en todo el planeta mediante acciones coordinadas de aislamiento, restricción de viajes… Se debe tratar el asunto de forma coordinada entre países actuando como una sola entidad y no como naciones separadas e independientes. Si esto ocurriese, la pandemia se acabaría rápidamente pero el virus podría atacar de nuevo porque no se ha desarrollado apenas inmunidad. Es una solución complicada ya que requiere una coordinación global.

Actualmente la vía de Retardar y Vacunar es la que la mayoría de los países está adoptando. Aunque las vacunas pueden tardar años en desarrollarse, durante ese tiempo los médicos aprenden sobre el virus y los efectos que tiene en el cuerpo. De esa manera se reducen las muertes gracias a los tratamientos y métodos de prevención. 

Debemos ser pacientes, sabemos que la pandemia acabará y durante ese tiempo habremos desarrollado sistemas de prevención de futuras pandemias. 

Puedes ver la charla completa aquí (en inglés, subtítulos en español):

Fuente de la imagen: https://cutt.ly/UfquxoI