Mar Menor: crónica de una muerte anunciada

En 2017 escribí un artículo en este blog que hablaba sobre el desastre ecológico que se estaba produciendo en el Mar Menor (https://ecotoxsan.blog/2017/03/04/el-desastre-ecologico-del-mar-menor/). Ni imaginaba lo que se nos venía encima tan solo 2 años después. La playa de mi infancia, Villananitos, donde tantas horas he pasado junto a mi familia se convirtió en un cementerio de cientos de animales moribundos. Muchos de ellos jamás llegué a observarlos en su hábitat natural. Antonio Luengo, consejero de Agricultura del Gobierno regional de Murcia, ha indicado a los medios que se ha llevado a cabo la retirada de 3 toneladas de peces muertos en la playa de Villananitos de Lo Pagán que pertenece al municipio de San Pedro del Pinatar (Murcia) y alrededores. En este vídeo podemos ver a los animales muertos en la orilla:

Quiero explicar de forma sencilla y apta para cualquier público lo que está sucediendo a nivel ecológico en el Mar Menor de manera que aquellos que carecen de conocimientos avanzados en química, ecología y demás, puedan entender que está ocurriendo.

Se habla de los nitratos, el nitrógeno, etc. pero, ¿por qué es tan importante este elemento? El nitrógeno es un componente fundamental en los seres vivos ya que forma parte de moléculas tan importantes como los ácidos nucleicos que forman el material genético, las proteínas, etc. Este elemento constituye un 78% de la atmósfera, en forma de una molécula llamada dinitrógeno (N2) la cual no puede ser utilizada directamente por las plantas ya que no puede ser absorbida. Existen bacterias que fijan ese nitrógeno atmosférico y lo convierten en formas nitrogenadas utilizables por las plantas pero el ser humano ha desarrollado métodos de fijación de nitrógeno a nivel industrial para acelerar este proceso y mejorar así la productividad de sus campos. Se generan entonces fertilizantes nitrogenados que contienen nitratos (NO3), compuestos químicos inorgánicos derivados del nitrógeno que sí pueden ser utilizados por las plantas, mejorando su crecimiento. Mediante la escorrentía superficial y la filtración a las aguas subterráneas, estos nitratos llegan a las masas de agua. Cuando llegan al Mar Menor son utilizados por el fitoplancton que crece en la superficie del agua impidiendo la entrada de la luz solar, lo que dificulta la fotosíntesis a las plantas y algas del fondo y provoca que estas acaben muriendo. En la descomposición de los cadáveres se consume el oxígeno del agua, por lo tanto, en las capas inferiores se crea una situación de anoxia (falta de oxígeno) que acaba con la vida de muchos organismos como peces o caballitos de mar. Este proceso se denomina eutrofización y es el que ha causado un descenso en la oxigenación del Mar Menor y ha provocado la muerte de los animales. Además, al ser una laguna, la movilidad del agua es menor que en mar abierto, lo que dificulta aún más la oxigenación de las aguas. En resumen, los animales han muerto asfixiados y el mar se ha convertido en la tristemente famosa  “sopa verde”.

Hemos mencionado que la escorrentía superficial es una de las razones por las que los nitratos llegan al Mar Menor pero, ¿qué es eso de la escorrentía? No es más que el agua que circula libremente por la superficie del suelo. Es lógico pensar que un relieve que dificulte la escorrentía impedirá el transporte de estos nitratos hacia el mar. Los agricultores deberán entonces hacer surcos en paralelo a la costa. Pero esto puede producir la acumulación de agua y el pudrimiento de las raíces en determinadas ocasiones, por lo que en los alrededores del Mar Menor es común ver surcos a favor de pendiente en dirección al mar. Esto provoca que ante unas lluvias, todos los nitratos vayan directos hacia la laguna. Es lo que podemos observar en la imagen siguiente, al fondo se observa el Mar Menor. Los surcos están perpendiculares a la línea de costa por lo que al caer la lluvia, arrastrará sin dificultad los sedimentos cargados de nitratos hacia la laguna.

EG_E7oEX0AEaDdq
Figura 1. Surcos de cultivo perpendiculares a la línea de costa, favoreciendo la escorrentía. Fuente: @MarmenorKO

Otro elemento crucial en esta fatídica historia es el trasvase Tajo-Segura, operativo durante los últimos 40 años. Este trasvase tenía previsto enviar más del doble del agua de la que realmente ha estado llegando a la región. El regadío se expandió conforme a un caudal irreal lo cual provocó que, para saciar las necesidades de agua, se sobreexplotaran los acuíferos subterráneos. Esta sobreexplotación junto con las filtraciones de nitratos han creado una red de aguas subterráneas contaminadas. Pozos  ilegales por todos lados, nulo control sobre el total de agua extraída por ellos, vertidos y filtraciones a los acuíferos y a las ramblas que desembocan en el Mar Menor, desaladoras ilegales que desalan el agua salobre de los acuíferos y luego vierten salmuera cargada de nitratos al Mar Menor… En resumen, cientos de infraestructuras irregulares que han sido ignoradas en favor de la agricultura intensiva y que han acabado envenenando el Mar Menor.

Esta permisividad no ha sido exclusiva del ámbito de la agricultura. El desarrollo urbanístico desmesurado y mal planificado también son producto de la pasividad política que ha dominado esta región en las últimas décadas. En definitiva, se ha producido una explotación de un recurso natural como es el Mar Menor que ha sido totalmente insostenible y lo ha llevado al colapso.

En estos últimos días hemos podido ver como varios políticos han depositado la culpa del desastre a la gota fría o DANA. Hay que admitir que la gota fría de este año ha sido muy intensa pero este fenómeno meteorológico se produce de forma anual en la región de Murcia y no se toman las suficientes medidas para evitar tanto los daños personales y materiales como medioambientales. Desgraciadamente este año se ha producido una gran pérdida de vidas y hogares. A nivel medioambiental, si el estado del Mar Menor hubiera sido el adecuado, la DANA habría causado una alteración que probablemente el propio mar hubiera podido subsanar gracias a su autorregulación. Pero si a un enfermo terminal encima le cae el diluvio universal, el asunto tiene difícil arreglo. Además, se avecina otra DANA en los próximos días por lo que el espectáculo va a continuar y podremos ver escenas más dantescas aún. Desde mi punto de vista, echar la culpa a la gota fría es reírse de todos los españoles que sabemos perfectamente que las irregularidades vienen produciéndose desde hace décadas y ningún político ha tenido el valor de ponerles fin de raíz y salvar al Mar Menor.

mar_menor_sentinel_13_09_19.png
Figura 2. Imagen captada por el satélite Sentinel-2 el 13 de septiembre de 2019 que muestra la entrada de sedimentos que se ha producido en el Mar Menor como consecuencia de las fuertes lluvias causadas por la gota fría. Fuente: COPERNICUS

Qué va a ser del Mar Menor está fundamentalmente en manos de la clase política. Deben establecer medidas de acción rápida y contundente para salvar lo poco que queda y hacerlo basándose en la evidencia científica. Nacras, caballitos, anguilas y otros organismos son al final los damnificados en este asunto. Las redes sociales y los medios de comunicación se han poblado estos días de imágenes de animales moribundos que hacen saltar las lágrimas a todos los que llevamos al Mar Menor en el corazón. Quiero recomendarles la cuenta de twitter de @MarmenorKO, un gran amante del Mar Menor que posee cientos de vídeos y fotografías sobre lo que era esta laguna y lo que podíamos ver bajo sus aguas. Espero que se tomen medidas para que en un futuro podamos seguir disfrutando de este ecosistema único.

Fuente de la imagen destacada: @MarmenorKO

Fuentes:

Delgado, A. y Tudela, A. (2019) Mar Menor: historia profunda de un desastre. Datadista. Última consulta el 18 de octubre de 2019 en:  http://bit.ly/32sZy29

La Verdad/Agencia (2019) El bajo nivel de oxígeno del Mar Menor provoca la muerte de miles de peces en playas de San Pedro. La Verdad. Última consulta el 18 de octubre de 2019 en: http://bit.ly/35MWpwo

Ruiz, M. A. y Semitiel, M. (2019) La Fiscalía abre una investigación por la muerte de miles de peces y crustáceos en el Mar Menor. La Verdad. Última consulta el 18 de octubre de 2019 en: http://bit.ly/35Owd4i

Vadillo, V. (2019) Retiradas tres toneladas de peces muertos en el Mar Menor. El País. Última consulta el 18 de octubre de 2019 en: http://bit.ly/2VULQTn

Los delfines del índico-pacífico pueden usar esponjas como herramientas de protección

En este increíble hilo de Twitter, Alex nos cuenta cómo estos delfines son capaces de utilizar esponjas para proteger sus hocicos de las rozaduras y cortes de las rocas y así poder cazar peces en el fondo marino. Además, esta conducta se transmite culturalmente de madres a hijas.

Si quieres saber más, lee el hilo completo aquí:

Contaminación electromagnética en aves

 Información preparada por el alumno  ALEJANDRO HIROSHI MONTERO MARTIN de la asignatura de Contaminación Ambiental y Biodiversidad del Máster Oficial en Técnicas de Caracterización y Conservación de la Diversidad Biológica
  

Los seres vivos suelen ser buenos conductores de la electricidad gracias a que en los  fluidos internos y externos a la célula hay corrientes iónicas, las cuales provocan campos magnéticos de muy baja intensidad, siendo un ejemplo las células neuronales.  Además, en los sistemas biológicos existen estructuras magnéticamente influenciables como los radicales libres que presentan propiedades paramagnéticas (1). Todas estas estructuras pueden ser afectadas por diferentes campos magnéticos. Muchos trabajos muestran que los campos magnéticos de 60 Hz provocan efectos sobre los sistemas biológicos  y que afectan a una gran variedad de procesos bioquímicos. Algunos de estos efectos son cambios en la síntesis de ADN, ARN y proteínas (2), alteraciones en la producción de hormonas y modificaciones de la respuesta inmune y en el grado de crecimiento y diferenciación celular (3).

Sin embargo, la contaminación electromagnética no solo afecta a escala celular, sino que también puede afectar a escalas más grandes. Un ejemplo de esto son la alteración en los mecanismos de orientación y de detección de presas de los tiburones y rayas (1, 4). Aun así, los animales más afectados por este tipo de contaminación son las aves, cuyos efectos son conocidos desde hace muchos años (5). Algunos autores demuestran que la exposición a los campos magnéticos reducen el crecimiento del plumaje,  aparición de tumores en el sistema nervioso, reducción de la natalidad, aumento de la mortalidad en las crías y aumento en la debilidad en el cascarón de los huevos (4). Por el contrario, hay casos en los que aumenta la natalidad pero las crías son más pequeñas y tienen menos peso (6), lo cual no se puede asegurar si el efecto es beneficioso o perjudicial, solo se puede afirmar que existe un efecto.

En España, un gran ejemplo es la cigüeña blanca (Ciconia ciconia), que construye sus nidos en núcleos urbanos en lugares muy elevados y muy expuestos a los campos electromagnéticos provocados por las antenas de telefonía movil. Para medir el efecto de esta contaminación se utilizó la natalidad como bioindicador. Los resultados obtenidos en trabajos como (4) muestran una reducción significativa de la natalidad en las cigüeñas que tenían los nidos cerca de uno o más focos de contaminación electromagnética, junto a un aumento de la mortalidad de las crías en las primeras fases del crecimiento, encontrandose un 40% de los nidos sin ninguna cría en ellos, mientras que las cigüeñas que tenían sus nidos alejados de dichos focos de contaminación solo se encontraron un 3,3% de nidos vacíos.

Para terminar, estos son algunos ejemplos de los efectos producidos por la contaminación electromagnética en las aves. Por lo tanto, no se han incluido los estudios que sugieren que este tipo de contaminación tiene efectos en la salud humana. Sin embargo solo se han descrito efectos directos, es decir, todavía nos faltan por documentar y estudiar todo tipo de efectos indirectos en la biodiversidad que pueden terminar en problemas de salud pública.

Bibliografía
1- Lin J.C. 1994. Advances in electromagnetic fields in living systems. Volume 1. First Edition. Plenum Press. N.Y. pp. 18-20.

2- Trosko J.E. 2000. Human health consequences of enviromentally-modulated gene expresion: potential rules of ELF-EMF induced epigenetic versus mutagenic mechanisms of disease. Bioelectromagnetics. 21: 402-406.

3- Tenforde T.S. 1991. ELF field interactions at the animal, tissue, and cellular levels. Electromagnetics in biology and medicine. 39: 225-245.

4-Balmori A. 2005. Possible Effects of Electromagnetic Fields from Phone Masts on a Population of White Stork (Ciconia ciconia). Electromagnetic Biology and Medicine, 24: 109–119.

5-Tanner, J.A. 1966. Effect of microwave radiation on birds. Nature, 210, 636.

6-Kondra, P.A.; Smith, W.K.; Hodgson, G.C.; Brag, D.B.; Gavora, J.; Hamid, M.A.; Boulanger, R.J. 1970. Growth and reproduction of chickens subjected to microwave radiation. Can. J. Anim. Sci. 50, 639–644.

El pez araña con sus espinas venenosas sigue picando en el litoral balear

El pez araña que se conocía desde el siglo II antes de Cristo, sigue amenazando nuestros pies con su veneno, el cual se aisló por primera vez en 1992 y que contiene una proteína tóxica denominada dracotoxina. El veneno es termolábil, así que ante una picadura, pon la zona afectada en agua caliente con sal y acude al médico.

Puedes leer la noticia entera aquí:

http://www.diariodeibiza.es/pitiuses-balears/2017/03/17/veneno-espinas/903284.html [rev: 17/03/2017]