Investigadores de Gojelly proponen desarrollar un biofiltro, a partir de medusas, para la eliminación de microplásticos en los entornos marinos.

Chrysaora_hysoscella_Tihomir_Makovec_001
Imagen de Chrysaora hysoscella. Gojelly.

Todos sabemos que la calidad de los océanos se esta viendo afectada drásticamente debido a la contaminación por plásticos, el aumento de las temperaturas, la acidez oceánica y la sobrepesca.

En la siguiente noticia se habla del proyecto Gojelly, que se centra en los problemas de la contaminación por plásticos. Los investigadores de Gojelly proponen utilizar la proliferación de medusa para intentar solucionar este problema. Pretenden crear un biofiltro utilizando la mucosa de las medusas para atrapar los microplásticos.

Enlace de la noticia: http://www.madrimasd.org/notiweb/noticias/limpiar-los-plasticos-agua-filtros-medusas

Enlace a Gojelly: https://gojelly.eu/

Enlace a un articulo relacionado sobre el tema, “Los ecosistemas marinos son atacados por los plásticos”:https://ecotoxsan.blog/2017/03/03/los-ecosistemas-marinos-son-atacados-por-los-plasticos/

El Plástico de los océanos transformado en ladrillos.

ladrillo-plastico-oceanos
Peter Lewis bautizó cómo REPLAST a este ladrillo.

Peter Lewis, fundador y jefe de máquinas de Byfusion, tuvo la idea de un nuevo negocio. Utilizar el plástico de los océanos como materia prima para producir ladrillos resistentes para edificio. De esta forma se consigue reutilizar los residuos, reducir la muerte de animales marinos e incluso transformar los residuos en alternativa de vivienda barata para la gente.

Aquí os dejo el enlace de la noticia: https://ecocosas.com/construccion/empresa-transforma-plastico-los-oceanos-ladrillos/

También os dejo el enlace de un articulo que publiqué a cerca de la contaminación por plásticos en los océanos: https://ecotoxsan.blog/2017/03/03/los-ecosistemas-marinos-son-atacados-por-los-plasticos/

 

Contaminación por plásticos y las poblaciones de albatros de Laysan

 Información preparada por el alumno  JORGE ROMERO GARCIA de la asignatura de Contaminación Ambiental y Biodiversidad del Máster Oficial en Técnicas de Caracterización y Conservación de la Diversidad Biológica

Introducción

Desde mitad del siglo XX en la zona del Pacífico norte se ha venido observando un incremento de la cantidad de contaminación por plásticos, hasta tal punto de formarse lo que actualmente se conocen como “islas de plástico”, que son los lugares donde se concentran los residuos plásticos movidos por las corrientes, estas concentraciones tienen numerosas afecciones al medio ambiente y la biodiversidad (Gregory 1999).

Algunos estudios tratan de localizar el origen de estos plásticos (Nilsen et al. 2014), esta tarea no es fácil pues provienen de prácticamente todos los países y tienen un tiempo de residencia en el medio marino muy largo, esto hace de este problema algo global, con multitud de focos de emisión.

El albatros de Laysan (Phoebastria immutabilis), un ave autóctona de Hawaii se ha visto afectada desde el inicio del incremento de las concentraciones de plásticos en el mar, su forma de alimentarse hace que involuntariamente los plásticos flotantes sean tragados por estas aves. Desde finales del siglo XX se ha observado como las cantidades de individuos fallecidos con plásticos en su interior alcanza el 90%. (Fry et al. 1987; Auman et al. 1997).

Problemática

A los problemas que genera el hecho de la ingesta directa del plástico, como puede ser la asfixia o la formación de úlceras que producen la muerte de los individuos (Fry et al. 1987), hay que añadir problemas de reciente descubrimiento como la intoxicación de individuos por la ingesta de plásticos con metales pesados asociados, por lo que la ingesta de plásticos se ha convertido en una ruta de entrada para los metales traza en el organismo. Esto se ha demostrado en más de 170 especies de aves marinas, por lo que es una vía importante para la entrada de estos metales en la cadena trófica (Lavers & Bond 2016).

En el caso concreto del albatros de Laysan el hecho de que sea una especie autóctona de Hawaii y cuya población principal se encuentra en la isla de Laysan hacen que si este problema se agudiza la especie pueda tener problemas de conservación, pues actualmente un alto porcentaje (más del 25%) de los individuos jóvenes de esta especie ya superan las tasas de ingestas de plásticos que permiten una vida saludable para las aves (Lavers & Blond 2016).

Este problema en lugar de reducirse, como cabría de esperar tras el descubrimiento del problema el siglo pasado, se va aumentando, pues los residuos y la consecuente ingesta siguen subiendo también. Además aunque los datos existentes para el albatros de Laysan no son representativos de otras especies pues no existe una tasa fija de ingesta de plásticos, es lógico pensar que otras especies podrían llegar a verse amenazadas también si no se le pone solución al problema, por lo que podría suponer un riesgo para la biodiversidad.

Referencias

Gregory, M. R. (1999). Plastics and South Pacific Island shores: environmental implications. Ocean & Coastal Management, 42(6), 603-615.

Fry, D. M., Fefer, S. I., & Sileo, L. (1987). Ingestion of plastic debris by Laysan albatrosses and wedge-tailed shearwaters in the Hawaiian Islands. Marine Pollution Bulletin, 18(6), 339-343.

Auman, H. J., Ludwig, J. P., Giesy, J. P., & Colborn, T. H. E. O. (1997). Plastic ingestion by Laysan albatross chicks on Sand Island, Midway Atoll, in 1994 and 1995. Albatross biology and conservation, 239244.

Nilsen, F., Hyrenbach, K. D., Fang, J., & Jensen, B. (2014). Use of indicator chemicals to characterize the plastic fragments ingested by Laysan albatross. Marine pollution bulletin, 87(1), 230-236.

Lavers, J. L., & Bond, A. L. (2016). Ingested plastic as a route for trace metals in Laysan Albatross (Phoebastria immutabilis) and Bonin Petrel (Pterodroma hypoleuca) from Midway Atoll. Marine pollution bulletin, 110(1), 493-500.

La marea de plásticos que contamina los océanos se cuela en la sal de mesa

Todos conocemos los preocupantes índices de contaminación por plásticos que asolan nuestros mares y océanos. Reducir el uso de envases, bolsas y demás productos plásticos puede ayudar pero, ¿qué pasa cuando los que están en el mar se degradan? ¿O con los microplásticos presentes en los cosméticos?

Un estudio reciente ha demostrado que estos microplásticos se cuelan en nuestra mesa cuando usamos el salero y otros muchos han confirmado su presencia en el agua que bebemos.

Puedes leer la noticia completa aquí: http://bit.ly/2fU3Adk

Si quieres ampliar información sobre el tema, te recomiendo este artículo de mi compañera Mónica: https://ecotoxsan.blog/2017/03/03/los-ecosistemas-marinos-son-atacados-por-los-plasticos/

Los ecosistemas marinos son atacados por los plásticos

Plastico_Oceano
Basura flotando en el Océano Atlantico

Diariamente, en la vida cotidiana, siempre se hace uso de algún que otro objeto de plástico. Un claro ejemplo de ello, es que se suele llevar siempre encima una botella de plástico. No obstante, no somos conscientes de lo que pasa con los plásticos a la hora de deshacernos de ellos. Nuestro consumo innecesario y excesivo provoca su aumento, y uno de los medios que se ve afectado son los ecosistemas marinos.

Es sorprendente que, en las zonas centrales de los océanos, haya más plásticos flotando en superficie que plancton (organismos en suspensión sobre el mar del que se alimentan otros animales como las ballenas). Según un informe publicado por “Ecologistas en Acción” (www.ecologistasenaccion.org) sobre la basura marina, el 80% de los plásticos procede de tierra firme, el alcantarillado, el turismo costero, vertederos, zonas industriales y el otro 20% proviene de actividades marinas (www.lagranepoca.com). Se sabe que 690 especies han interactuado con dichos plásticos. La contaminación marina es global en todo el planeta, no solo perjudica a los animales, sino que afecta a actividades económicas humanas como la pesca, el turismo, etc (www.ecologistasenaccion.org). La vida humana, los seres vivos y los ecosistemas existentes dependen de los océanos (se corresponde con el 71% de la superficie terrestre). Estas grandes masas de agua son los responsables del intercambio atmosférico de toneladas de CO2 y O2, de la formación de la capa de ozono que nos protege de las radiaciones ultravioleta y su capacidad calorífica modera los cambios del planeta, es decir, la temperatura en los mares apenas varía un tercio de lo que cambia la temperatura en los continentes.

Los plásticos y microplásticos (fragmentos de unos 5 mm de tamaño) generan en los animales daños físicos y químicos. Estos polímeros actúan como esponjas de sustancias tóxicas, tienen la propiedad química de atraer y acumular contaminantes hidrofóbicos o bien pueden secretar disruptores endocrinos (www.elplasticomata.com). También, pueden ser ingeridos por la fauna marina afectando considerablemente a su salud de diversas formas, como por ejemplo, pasando a formar parte del sistema digestivo o bien siendo afectados por la liberación de sustancias químicas. De hecho, se ha encontrado un promedio de 2.1 objetos plásticos dentro del organismo de cada pez en el norte del Océano Pacífico (León, 2012).  Además, la ingesta de estos pequeños plásticos por los animales puede perjudicar de forma indirecta a la raza humana ya que pasarían a formar parte de la cadena alimentaria. Se ha analizado la consecuencia de la acumulación, por estos materiales, de sustancias tóxicas y persistentes sobre los animales. Los resultados de estos análisis son cambios hormonales que afectan a la reproducción de las especies, así como la aparición de mutaciones genéticas y cáncer.

Se deben tomar medidas para el mantenimiento de los océanos debido a su importancia para la vida. Al ser tierra firme la principal fuente de plásticos, las economías deberían orientarse a una actividad de reciclaje en vez de la fabricación excesiva de ellos, o bien, la producción y fomentación de materiales degradables como sustituyentes. Además de realizar un consumo razonado de los plásticos en el día a día, depositando los residuos en contenedores de reciclaje, podrían informarnos de las consecuencias que conlleva su uso ya que parecen ser muy útiles, pero bastante perjudiciales.

Referencias bibliográficas:

Fernández Muerza, A. (2016). “El 80% de toda la basura que llega al mar son plásticos”. La Gran Época. Disponible en: http://www.lagranepoca.com/medio-ambiente/81903-bizkaia-azti-ong-contaminacion-reciclaje-plasticos-residuos-80-basura-mar-plasticos.html [Última fecha de acceso: 18 Feb. 2017].

León, E. (2012). “La contaminación marina por fuentes terrestres: un problema global” Revista NEJ – Electrónica, Vol. 17 – n. 1 – p. 113 -124. [Última fecha de acceso: 15 Feb. 2017].

Las basuras marinas son una grave amenaza para los ecosistemas.” Ecologistas en Acción Área de Medio marino (2017). Disponible en: http://www.ecologistasenaccion.org/article33543.html   [Última fecha de acceso: 15 Feb. 2017].

GESAMP (Grupo Mixto de Expertos sobre los Aspectos Científicos de la Protección del Medio Marino), Reports & Studies (2010). “Proceedings of the GESAMP International Workshop on Microplastic particles as a vector in transporting persistent, bioaccumulating and toxic substances in the ocean” UNESCO-IOC, Paris. No. 82. [Última fecha de acceso: 15 Feb. 2017].

“Océanos y playas de plástico” | El Plástico Mata. Disponible en: http://elplasticomata.com/oceanos-y-playas-de-plastico/ [Última fecha de acceso: 15 Feb. 2017].